edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
04/04/2013

Los países más ricos se aseguran puestos en el consejo del BCE tras la ampliación de la Eurozona

Javier Ardalán
El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) ha publicado una medida que establece que tras la ampliación del número de los Estados miembros pertenecientes a la Zona Euro, se mantendrá el número de consejeros actuales, que son quince, y seguirá vigente el sistema de rotación con la creación de dos grupos, pero los gobernadores tendrán el derecho de voto con distinta frecuencia, dependiendo del tamaño relativo, dentro de la zona del euro, de la economía del Estado miembro al que representen.

La ampliación de la zona del euro provocará el aumento del número de miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE).  Por ello, la Unión Europea considera que es preciso que el Consejo de Gobierno siga siendo capaz de adoptar decisiones con eficacia y rapidez en una zona del euro ampliada, independientemente del número de Estados miembros que adopten el euro. Para ello, el número de gobernadores con derecho de voto habrá de ser inferior al número total de gobernadores en el Consejo de Gobierno.

El Banco Central Europeo es la entidad responsable de la política monetaria de los 17 estados que forman la zona del euro. Estos son: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal. Y tienen previsto entrar en la zona euro: República Checa (a partir de 2013), Letonia (2014), Lituania (2013), Polonia (2014), Hungría (2014),  Rumania (2015) y Bulgaria (2015).

Los gobernadores se distribuyen en grupos en función de la clasificación de los Estados miembros correspondientes a sus BCN, clasificación que se basa en un índice con dos componentes: la participación del Estado miembro respectivo en el producto interior bruto total a precio de mercado de los Estados miembros no acogidos a una excepción y, por otra parte, en el balance agregado total de las instituciones financieras monetarias de los Estados miembros no acogidos a una excepción.

El peso económico de un Estado miembro, reflejado en su producto interior bruto a precio de mercado, es un componente adecuado porque las repercusiones de las decisiones de banca central son mayores en los Estados miembros con economías de mayor tamaño que en aquellos con economías de menor tamaño. Asimismo, el tamaño del sector financiero de un Estado miembro es muy importante en relación con las decisiones de banca central, pues las entidades de contrapartida en las operaciones de banca central pertenecen a ese sector.
 
Al producto interior bruto a precio de mercado se asigna un peso de 5/6, y al balance agregado total de las instituciones financieras monetarias se asigna un peso de 1/6. La elección del peso relativo de esos dos componentes es considerada  la adecuada, pues se considera que permite una representación suficiente y significativa del sector financiero.

Para facilitar su introducción, el sistema de rotación se establece en dos fases. En la primera, los gobernadores se distribuirán en dos grupos tan pronto como su número exceda de 15. La frecuencia del derecho de voto de los gobernadores del primer grupo no será inferior a la del derecho de voto de los del segundo grupo.

Cuando un número considerable de Estados miembros se incorporen a la zona del euro, es decir, cuando el número de gobernadores exceda de 21, éstos se distribuirán en tres grupos. En cada grupo, los gobernadores tienen el derecho de voto por igual plazo.

Las disposiciones pormenorizadas para la aplicación de estos dos principios, y toda posible decisión de aplazar la introducción del sistema de rotación para evitar que los gobernadores de un grupo tengan una frecuencia de derecho de voto del 100%, las adoptará el Consejo de Gobierno por mayoría de dos tercios de todos sus miembros, tengan o no el derecho de voto.

Las participaciones de cada Estado miembro correspondiente a un BCN en el producto interior bruto total a precio de mercado y en el balance agregado total de las instituciones financieras monetarias de los Estados miembros no acogidos a una excepción, deben revisarse siempre que el producto interior bruto total a precio de mercado se ajuste de conformidad con el artículo 29.3 de los Estatutos o siempre que aumente el número de gobernadores en el Consejo de Gobierno. Las nuevas participaciones que resulten de las revisiones periódicas se tendrán en cuenta desde el primer día del año siguiente.

Cuando uno o varios gobernadores se incorporen al Consejo de Gobierno, los períodos de referencia utilizados para calcular las participaciones de los Estados miembros de sus respectivos BCN en el producto interior bruto total a precio de mercado y en el balance agregado total de las instituciones financieras monetarias de los Estados miembros no acogidos a una excepción, deberían ser iguales a los utilizados para la última revisión quinquenal de las participaciones. Las nuevas participaciones que resulten de estas revisiones no periódicas se tendrán en cuenta desde el día en que el gobernador o los gobernadores se incorporen al Consejo de Gobierno.

Esta Decisión del BCE entrará en vigor el primer día del segundo mes siguiente la ratificación del último Estado signatario.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...