edición: 2703 , Miércoles, 24 abril 2019
27/11/2009
Atlas de los países más atractivos para el capital riesgo

Los “paraísos” del capital riesgo de antaño pierden fuelle en favor de los emergentes

Estados Unidos es ahora el país más atractivo para invertir
En España ha caído, sobre todo el relacionado con la industria tecnológica
Beatriz Lorenzo

No es la panacea o fórmula mágica para salir de la crisis económica, pero los expertos coinciden en que debe formar parte de las medidas a adoptar en momentos de recesión, por su utilidad para fortalecer las empresas, mejorar la competitividad y ayudar a la generación de empleo. El capital riesgo produce importantes beneficios para el sistema productivo de un país, y las compañías por él respaldadas crean empleo a un ritmo mucho más veloz que las demás. En los últimos tiempos los inversores dirigen sus pasos cada vez con mayor precisión hacia los fondos de capital riesgo, conscientes de que ésta puede ser una de las vías de salida al estancamiento económico, a través de la aportación de aquellos dos activos de que más adolece en la actualidad el escenario económico mundial: know-how y financiación. El modo en que los inversores eligen los fondos de capital riesgo como su mejor opción, ha sido el punto de salida de un reciente estudio que, en su elaboración, contó con la colaboración de Ernst&Young, DLA Piper Weiss-Tessbach y el Centro Internacional del IESE de Investigación Financiera (CIIF), y que nace con vocación de componer un Índice de los países más atractivos para el capital riesgo y privado durante el periodo 2009-2010. Para la realización del documento, los expertos han valorado los distintos niveles de "atractivo" de 66 países a nivel global para los capitalistas de riesgo y los inversores de capital privado.

Según el Indice, el más atractivo de los 66 países analizados es Estados Unidos, seguido por Canadá y el Reino Unido. La protección del consumidor y el buen gobierno corporativo se perfilan como el principal atractivo de estos tres países en su faceta de “paraísos del capital riesgo”. Otros criterios tales como la apertura empresarial o nivel cultural del país en cuestión, inciden también favorablemente a la hora de invertir en capital riesgo, mientras que un mercado laboral rígido, proclive al soborno o a la corrupción, produce el efecto contrario. Países como Polonia, China o la India han dado una vuelta de tuerca en los últimos años, escalando posiciones a buen ritmo para afianzarse como destinos gratos para invertir en capital riesgo ( China en el puesto 28, Polonia en el 31 y la India en el 38). En contraste, Kuwait, Omán y Letonia han caído sustancialmente, por motivos tan dispares como el aumento del Impuesto de Sociedades, el declive de las políticas de protección al consumidor y las fuertes presiones inflacionistas. A su vez, la caída libre y sin paracaídas que está experimentando la economía de Dubai a juzgar por las últimas noticias, supondrá también un fuerte varapalo para los inversores en capital riesgo que dirigían su mirada al hasta ahora principal centro neurálgico del ocio y turismo de gran lujo.

ÁFRICA Y ASIA, LOS NUEVOS “CARAMELOS” DEL CAPITAL RIESGO

A su vez el continente negro se desbanca como uno de los destinos que más adeptos gana a la hora de invertir en capital riesgo, concretamente el África Subsahariana, que ha quintuplicado su atractivo desde el año 2000. El estímulo de los gobiernos africanos a la participación extranjera en sectores recientemente liberalizados, como la banca o las telecomunicaciones, son los principales motivos de este nuevo 'boom'. Sin embargo, estos países no están exentos de obstáculos, incluida la necesidad de desarrollo de la infraestructura para apoyar el crecimiento, las mejoras industriales y la reducción de la pobreza.  Asia se perfila también como otro de los destinos favoritos para los inversores ocupando, como continente, el cuarto lugar tras Norteamérica, Oceanía y Europa Occidental, con Singapur y Hong Kong llegando incluso a derrotar al imbatible Japón en términos de atractivo general.

En cuanto al papel que podría desempeñar la crisis económica en el vasto mapamundi de la inversión en capital riesgo, todas las predicciones apuntan a que las puntuaciones de los índices de los países “de alto rango”, particularmente fuertes con respecto a sus mercados de capital, serán –algunos ya lo están siendo- los más afectados por la crisis económica, por el hecho de perder de forma desproporcionada su ventaja competitiva por causa del deterioro de las condiciones de mercado. La caída de estos paraísos de antaño dejará libre el trono para nuevos países emergentes con sólidas oportunidades de crecimiento.

En España el capital riesgo no ha conseguido librarse de los efectos de la crisis económica, sobre todo el vinculado a la industria tecnológica. Según datos recopilados por Dow Jones Venture Source, entre julio y septiembre sólo hubo cuatro operaciones por un importe conjunto de nueve millones de euros, una cifra muy inferior a las que se registraron durante el primer y segundo trimestre.  En relación con el periodo anterior, España ha sufrido una dramática caída del 86%, debido a que la razón de ser de las inversiones de capital riesgo- impulsar el crecimiento económico, mejorar la competitividad-dejan de tener razón de ser en una economía en declive como la española.

Las cifras del capital riesgo en España contrastan con las del conjunto de Europa, que durante el tercer trimestre comenzaron la recuperación, al crecer un 23% con respecto al periodo entre abril y junio hasta llegar a 730 millones de euros. De ellos, 310 millones correspondieron a las tecnologías de la información. Entre las operaciones más destacadas figuran las realizadas por la firma irlandesa de redes Intune Networks, o la entrada del estado francés en DailyMotion, considerado el Youtube galo, a través del fondo FSI.

DERRUMBE DEL CAPITAL RIESGO, DESCENSO DE LAS RETRIBUCIONES

A un nivel más global, la caída del volumen de inversiones en el sector del capital riesgo ha provocado un descenso generalizado de las retribuciones a los diferentes cargos profesionales de hasta un máximo del 38,1% en 2009 respecto a 2008, según el 'Análisis Comparativo de las Retribuciones en Banca de Inversión y Private Equity', elaborado por Bao&Partners/Signium International.

A la hora de analizar las retribuciones fijas de unas cuarenta instituciones, se revela que en el sector de endeudamientos y compras el sueldo de los directores generales cayó un 25% respecto a 2008. Por su parte, los directores generales del sector de fusiones y adquisiciones percibieron un 25,1% menos en sus retribuciones, los directores un 7,9% menos, los asociados un 11,4% menos, mientras que los vicepresidentes de estas entidades fueron los únicos empleados del sector que aumentaron sus sueldos, con un 16,3% más.

De las firmas de capital riesgo analizadas por Bao&Partners, un 100% conceden 'carried interest' a sus directores de inversiones, un 65% se los ofrece a sus  ejecutivos, mientras que un 20% de los analistas financieros los recibió en 2009 frente a al 17% de 2008.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...