edición: 2391 , Miércoles, 24 enero 2018
08/03/2016

Los precios del crudo y el hierro se recuperan de sus mínimos sin evidencia de una mayor demanda

Algunos analistas de materias primas se muestran escépticos y apuntan a la cobertura de cortos
Carlos Schwartz
El mineral de hierro inició la semana con una subida del 19% en una sola jornada sumando un incremento de más del 60% desde los mínimos de enero cuando el mercado parecía no tener fondo. Quizá porque el fin de semana la reunión anual de la Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo chino, fue utilizada por los miembros del ejecutivo del país para fijar objetivos de crecimiento económico -6,5/7% para este año- e intentar alejar de la mente de los analistas occidentales la posibilidad de que en el país se puede registrar un aterrizaje duro. Por su parte los analistas de la economía del país ven indicios de que se están relajando los objetivos fiscales para permitir la expansión del crédito y del gasto público como forma de sostener la actividad económica que se ha desacelerado de forma notoria. “Pero las autoridades además han señalado que se proponen reducir los excedentes de acero y carbón, lo que inevitablemente implica una reducción del consumo de mineral de hierro”, señaló un operador del mercado de materias primas a ICNreport.
“No hay ningún indicio de que la demanda de acero haya aumentado a nivel mundial”, señaló por su parte una fuente de la industria siderúrgica europea consultada por ICNreport. “La fuerte subida al comienzo de esta semana está relacionada con la cobertura de posiciones cortas en el mineral de hierro”, de acuerdo con otro operador del mercado de materias primas. La ausencia de un aumento de la demanda y los excedentes que hay en el mercado sugieren que el aumento de los precios del mineral de hierro al tiempo que indican la búsqueda de un nivel más equilibrado como soporte no están anunciando una carrera al alza.

Por su parte, el petróleo abrió la semana colocándose por encima de los 40 dólares por barril. El crudo lleva dos semanas de aumento de su cotización desde los mínimos de enero pasado sin que se registre un incremento de la demanda por encima de las previsiones. El precio del Brent rebotó casi un 50% desde entonces. Es cierto que el anuncio por parte de Arabia Saudí, Rusia y otros grandes productores de un acuerdo para mantener la producción de crudo en los niveles de enero está actuando como un soporte al menos psicológico para los operadores del mercado. Sin embargo la producción de enero fue un récord para la OPEP.

A este hecho se añade que el almacenaje de crudo en Estados Unidos ha roto todos los registros históricos y se encuentra a niveles sin precedentes. Si es cierto que la producción de crudo no convencional se ha reducido en el país, y que en el largo plazo esa caída de producción se debería reflejar en lo niveles de stocks. Pero tampoco en el mercado del crudo hay un aumento notorio de la demanda ni una caída significativa de la producción que permitan pensar que se logrará un equilibrio entre oferta y demanda en un plazo corto de tiempo. “Lo deseable es que haya un soporte en torno a los 50 dólares por barril y que en todo caso la sensación de que no hay límite para una caída de precios se deje de lado”, señaló a INCreport un ejecutivo de una petrolera europea que señaló que “el sector padece uno de los periodos más difíciles de su historia”. Las petroleras han sufrido el efecto de la caída de los precios en sus balances de forma dramática.

Los metales industriales como el cobre, el aluminio y el zinc suben en los mercados desde mediados de enero. No hay motivos claros para este aumento de precios. No hay un incremento consistente de la actividad industrial. En todo caso lo que se ha roto es el pánico vendedor que ha caracterizado a los mercados de materias primas cuando la ola de pesimismo sobre el futuro económico de China invadió los mercados a mediados del pasado año. La caída del precio del crudo ha gravitado también sobre el resto de las materias primas.

En ausencia de indicios claros de que el ciclo económico haya cambiado la lectura de la mejora en los precios de los metales industriales debería estar más del lado de un mercado que ha vendido más allá de lo razonable que de un mercado en tensión por la demanda. Lo que no es nada despreciable es el efecto de los aumentos de precios de las materias primas sobre el balance de las compañías mineras. De acuerdo con BHP Billiton por cada dólar que sube el precio del mineral de hierro los ingresos de la compañía para 2016 suben 150 millones de dólares, es decir que un aumento de 10 dólares supone 1.500 millones más de ingresos anuales. No se trata de una diferencia despreciable. A resultas de esta situación las acciones de las grandes mineras han subido desde enero de forma significativa. Empresas como Vale, Rio Tinto y BHP Biliton ganan dinero con el precio del mineral de hierro a 50 dólares la tonelada. El precio esta semana estaba en los 62,60 dólares. El aumento de precio desde enero ha sido de 15 dólares la tonelada.

Sin embargo el hecho que suban los precios de materias primas cuya demanda no ha crecido y de las que hay fuertes excedentes en el mercado nos remiten también al factor especulativo. El Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) ya advirtió hace poco menos de dos años que el comportamiento de los precios del petróleo se asemejaba más a una clase de activos que al precio de una materia prima.

Pero la realidad es que el conjunto de las materias primas se han comportado en años recientes como activos de inversión en materia de precios. Algunos analistas de inversión señalan que el aumento de los precios de las materias primas desde enero están motivados sobre todo por un menor temor a asumir riesgos por parte de los fondos de inversión e inversores institucionales que estarían acumulando posiciones en materias primas tras la precipitada caída de los precios de las mismas.

Los datos acumulados por los reguladores de los fondos de inversión demuestran que los fondos de alto riesgo han dejado de apostar en contra del petróleo para tomar posiciones a la espera de mayores ganancias. “No se puede esperar que los precios mantengan un curso alcista en las presentes condiciones del mercado y las cotizaciones con toda seguirán siendo erráticas, es un mercado para expertos y con riesgos muy altos”, afirmó a ICNreport un operador del mercado de productos del petróleo que intermedia entre las petroleras y las grandes industrias. El riesgo está servido en un mercado inestable que vuelve a tomar como modelo a la inversión financiera con apalancamiento incluido.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...