edición: 3054 , Viernes, 25 septiembre 2020
15/01/2014

Los precios mayoristas de la electricidad en Alemania caen por la debilidad de la demanda y la generación por carbón

Las grandes empresas del sector muestran una caída del beneficio mientras el recibo del consumidor sube
Carlos Schwartz

Los precios mayoristas de la energía eléctrica en el mercado más grande de Europa han caído un 32% desde 2010, y los analistas esperan que los contratos a un año en los mercados de futuros caigan un 6% respecto de los precios actuales. Pero mientras esto es así en precios mayoristas el recibo de la luz para el consumidor minorista sigue subiendo desde su punto de inflexión en el año 2000. De acuerdo con las estadísticas alemanas el incremento del precio de la electricidad ha sido de un 30% en los últimos 10 años. La contradicción entre los precios mayoristas y el precio al consumidor se “resuelve de una forma muy simple. El cambio del modelo energético alemán, es decir el incremento de las fuentes renovables de energía -eólica y solar mayormente- se logra sobre la base de subsidiar a las industrias que optan por esa energía, más cara al consumidor industrial.

Es decir que el famoso Energiewende (cambio de modelo) se financia con la menos famosa EEG Umlage, es decir el recargo fiscal correspondiente”, afirma una fuente dedicada al trading de energía en Alemania. Entretanto, la bajada de precios en los contratos de futuros y mercados a plazo ha reducido el beneficio de los generadores alemanes. RWE, la segunda compañía eléctrica del país, declaró en noviembre pasado que sus beneficios caerían a la mitad este año ya que los precios no se recuperarían.

“La situación del mercado es peculiar, pero no muy distinta a la de otros países europeos. De un lado ha caído la demanda, como en España aunque menos, del otro se ha incrementado la oferta por la entrada en producción de las renovables. Pero la clave del precio no está necesariamente en este aumento del volumen de oferta sino en el hecho que se ha incrementado de forma sensible -y se sigue incrementando- una de las formas baratas pero más contaminantes de la generación eléctrica: las térmicas que queman carbón”, señala otra fuente del mercado que hace un seguimiento de precios de la energía en Europa. El precio del carbón ha caído en picado en el mercado internacional desde 2009. Este hecho sumado a la reducción del precio de los derechos de emisión ha llevado a los grandes generadores de ese país a cerrar usinas accionadas a gas y ampliar la base de generación que quema carbón. Los analistas del mercado consideran que este año la capacidad de generación de electricidad en Alemania va a crecer en 9,4 Gigawatts lo que representa el 5,3% de la oferta actual del sistema. De acuerdo con las estimaciones del sector la mitad de ese incremento será de renovables y la otra mitad lo aportarán nuevas centrales de carbón.

Ocurre sin embargo que el precio del carbón puede romper su persistente tendencia a bajar sobre finales de año. Mientras, la decisión de la Comisión Europea de limitar los derechos de emisión acordada en noviembre ha hecho que este componente del precio de la energía subiera en el mercado de derechos de 2,44 euros la tonelada en abril pasado a 4,80 euros actualmente. El encarecimiento de los derechos puede hacer menos rentable generar con carbón. Entretanto los grandes grupos eléctricos de Europa del norte, EON, RWE y la sueca Vattenfal tienen previsto continuar con el cierre de centrales poco rentables hasta sacar de la producción 16 Gigawatios entre 2011 y 2015. Como parte de este cuadro, Bank of America anunció en Londres la semana pasada que abandonaba el mercado europeo del gas y la energía. El motivo aducido ha sido una reducción de las oportunidades comerciales y la presión de los reguladores. La decisión de BOFA sigue a una similar adoptada por Deutsche Bank y Morgan Stanley recientemente. Pese a que el cierre de estas operaciones de trading responde a diversos motivos, todos ellos citan a la caída de los precios mayoristas en Alemania como uno de los elementos.

De acuerdo con fuentes de los mercados de futuros, la menor presencia de bancos en los mercados de energía supone una reducción de la “volatilidad, que a su turno lleva a otros bancos a dejar el mercado... habrá que observar el efecto estabilizador de los precios si pasan a subasta mensuales y si se establecen precios medios para la TUR en España”, señala una fuente del mercado que considera que el efecto de la intervención oficial en los precios puede reducir drásticamente su liquidez. “No cabe la menor duda que estamos ante un problema que no es sólo español y ante el cual la Comisión Europea no sabe qué hacer”, señala una fuente del sector en referencia al debate que divide a los países en torno a los objetivos de la energía en Europa para 2030.

Mientras, los traders de energía y los bancos piensan mantenerse en el mercado de los derechos de emisión porque “en la medida que se lo ha limitado habrá cierto movimiento y un margen para hacer beneficios”, señala una fuente del sector.

EON, la mayor eléctrica de Alemania, anunció antes de finales de año que la transición hacia las energías renovables y la caída de los precios mayoristas habían ocasionado una caída de los ingresos netos de la compañía del 53% en los primeros nueve meses de 2013. La empresa advirtió que los ingresos antes de impuestos, intereses, amortizaciones, y depreciaciones estaría en la banda de los 9.200 a 9.300 millones de euros para 2013, en la banda baja de las previsiones de la empresa. El consejero delegado de EON, Johannes Teyssen, señaló que las cifras reflejan que la transición hacia las energías renovables “tienen un efecto adverso tangible” en las cuentas de la empresa.

El dato aportado por Teyssen es que el precio mayorista de la electricidad en 2008 era superior a 80 euros por Mwh en horarios punta, mientras que en la actualidad el precio ronda los 38 euros por Mwh. Mientras, el coste global de las cargas que sostienen la modificación del sistema eléctrico alemán incorporados a la factura de todos los consumidores fue en 2013 de 14.100 millones de euros y se espera que en 2014 alcance a los 20.400 millones de euros. La cuestión de fondo es si esto será políticamente sostenible ya que los costes serán crecientes de acuerdo con los analistas del sector.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...