edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
06/11/2012
El 17 de octubre el Gobierno aun confiaba en recibir un anticipo para sanear la banca

Los `prime brokers´ se saltan la prohibición apostando a la baja del Euro Stoxx alemán

La extensión del veto a los cortos, consecuencia de la negativa de Merkel a la ayuda a España
Carlos Schwartz

El fracaso del Gobierno en obtener un anticipo de la Unión Europea (UE) para el saneamiento de la banca en la cumbre del Consejo Europeo del 18 y 19 de octubre llevó a los grandes bancos españoles a ejercer una fuerte presión sobre el Ejecutivo para que se extendiera la prohibición de las operaciones a la baja -posiciones cortas- que debía ser levantada el 19 de octubre. Ese día la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prorrogó la medida hasta el 1 de noviembre. Sin embargo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, comunicó el 17 de octubre a algunas personalidades financieras que la prohibición se levantaría. De acuerdo con fuentes de ese sector una de las personas a quien el ministro advirtió de que la medida sería levantada fue al presidente del banco de negocios N+1, Santiago Eguidazu.

Mientras De Guindos difundía la buena nueva del fin de los “cortos”, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendía ante Angela Merkel en la cumbre del Partido Popular Europeo en Bucarest que los acuerdos adoptados se deben cumplir. Rajoy calentaba motores ante la cumbre de los días siguientes en Bruselas en previsión de que su enroque no saliese como estaba previsto. Alemania por su parte ya había cerrado su pacto en contra de una bula para España que permitiera recapitalizar a la banca en crisis de forma directa desde el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) sin pasar por el Estado.

La determinación germana por el contrario fue y es que si España necesita los recursos los deberá pedir a la UE, quien se los concederá al Gobierno bajo estricta condicionalidad y llegarán a la banca vía FROB. El Gobierno, que confiaba en una salida honrosa que implicara además obtener en Bruselas un anticipo a cuenta de los 40.000 millones de financiación para la banca, quedó sujeto a la presión inmediata de los grandes bancos que debían anunciar resultados trimestrales antes de fin de mes. BBVA y Santander encendieron las alarmas, pero no hablaron por ellos solos, sino también en representación de todo el club. El temor a un verdadero colapso de las cotizaciones de los valores de los bancos dio como resultado una extensión provisional anunciada por la CNMV el 19 de octubre hasta el 1 de noviembre.

Finalmente, y a la vista de que la determinación de Alemania era y es irreversible, el 1 de noviembre se procedió a una extensión de tres meses de la prohibición. Pero, algo se torció en el camino. El mismo uno de noviembre entró en vigor el Reglamento 236/2012 del “Parlamento Europeo y el Consejo sobre las ventas en corto y permutas por cobertura de impagos” que impide a un regulador nacional imponer o prorrogar una medida “en virtud de los artículos 18,19, 20 o 21” para un instrumento financiero para el que no sea la autoridad pertinente sin autorización expresa de dicha autoridad competente. Por eso la extensión del veto a las ventas en corto no menciona índices o mercados no españoles.

La consecuencia de esta situación ha sido que los grandes operadores de los mercados, los denominados prime brokers, se lanzaron a explotar el hueco jurídico creado de hecho por la normativa. El índice alemán Euro Stoxx 50 pondera los seis principales valores españoles que representan un 12,13% del índice. Si se hace un paquete de inversión en el que se vende a la baja el índice a plazo, y sólo se compran como cobertura los valores no españoles, estos últimos quedan en la zanja. He ahí la forma de saltarse la prohibición sin consecuencias.

Pero si esto es posible se debe a que, al menos hasta ayer, el regulador alemán de los mercados, el Bafin, no había dado su consentimiento a la CNMV para la inclusión en su prohibición de los índices alemanes. De acuerdo con fuentes financieras en Londres tampoco hay consentimiento del regulador británico, la FSA. A la pregunta de si la extensión de la prohibición de las posiciones cortas incluía a los índices, derivados en mercados organizados o derivados OTC como en el pasado, y entre ellos a los no españoles, una fuente de la CNMV afirmó que “seguía todo igual”. Sin embargo mientras que en anteriores comunicados se hacía explícita esa prohibición esta vez se ha omitido en el texto.

Las fuentes financieras consultadas en Londres y en Fráncfort puntualizan que “la estratagema para sortear las prohibiciones de la CNMV está en marcha” y que “Ni la FSA ni el Bafin han consentido la exclusión de sus índices o han aceptado limitaciones a sus mercados”. Lo cierto es que la debilidad de los valores bancarios españoles parece más vinculada a los problemas del saneamiento de las entidades y sus necesidades de capital que con las posiciones cortas. Estas últimas si acaso vienen a agudizar el problema, pero lo cierto es que las dotaciones y saneamientos a los que se ven abocados los bancos suponen por fuerza una fuerte reducción de los beneficios de las entidades. Esa situación no ayuda a la cotización.

“El regulador español debería tener en cuenta las necesidades de liquidez y volumen de los mercados de acciones y razonar en términos de que lo se debe zanjar es la cuestión de fondo que afecta a los bancos”, señala una fuente de medios financieros. Mientras, las suspicacias en torno a las cifras del informe de la consultora Oliver Wyman sobre las necesidades de capital de los bancos españoles crece a diario. La rampante falta de credibilidad, la ausencia de progreso real en los procedimientos de recapitalización, la indefinición de los mecanismos de capitalización de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), es decir el “banco malo”, son hechos que están en la base de la mala capitalización de los títulos de la banca.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...