edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
15/10/2015
LA OREJA DE LARRAZ

Los procesos judiciales para cobrar deudas pierden eficacia por el aumento de oposiciones y maniobras elusivas de los deudores

Javier Ardalán
El 35 por ciento de los procesos monitorios consiguen concluir sin oposición, aunque se detecta una merma creciente en su eficacia por las oposiciones o maniobras elusivas de los deudores, lo que implica la continuación a través del juicio declarativo, lo que supone una pérdida de tiempo y un riesgo para el acreedor. El Observatorio Jurídico de Legálitas ha publicado un informe en el que explica que la primera opción de cualquier acreedor es alcanzar un acuerdo extrajudicial con su deudor que evite acudir a un Juzgado, algo que se consigue en el 39,86 por ciento de los casos registrados y que supone en los meses transcurridos de 2015 un incremento de más de 10 puntos sobre el ejercicio precedente - un 26,20 por ciento-.
El informe detecta un cambio en la tendencia en cuanto a la opción elegida por los acreedores en cuanto a iniciar o no la vía judicial, registrando en 2015 un aumento muy importante de clientes que han optado por el cauce de iniciar la vía judicial, pasando del 30,03 por ciento en el 2014 a un 71,96 por ciento en lo que va de año 2015.

También, los autores han detectado un aumento del ejercicio de acciones de responsabilidad contra los administradores de empresas cuando el deudor es insolvente. Cada vez son más los casos, frente a empresas inactivas e insolventes, en los que el ejercicio de este tipo de acciones judiciales se convierte en el único medio posible para hacer valer nuestro derecho de crédito. Se trata de reclamar el pago a los administradores de la empresa, que deberán hacer frente al mismo con su propio patrimonio.

El porcentaje de monitorios que terminan en pago, el 7,3 por ciento, es igual al del año anterior. Han acabado en ejecución 252.574, transformándose en juicios verbales 44.196 y en ordinarios 12.371. Por “otras causas”, que incluye supuestos de inadmisión de la petición y los de falta de competencia del juzgado ante el que se solicitó, ha terminado un 46,9 por ciento.

El número de monitorios europeos ingresado ha tenido un incremento en 2014 del 36 por ciento, habiendo aumentado en todos los TSJ con la excepción de los de Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y País Vasco.

Sin embargo y según datos de la Comisión Europea, en el año 2012, que es el último publicado con datos oficiales completos, tan solo se presentaron 63 demandas en España, frente a Alemania, donde se efectuaron 4.130 demandas, en Portugal 485 o en Francia 335.

Los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros reciben al año entre 12.000 y 13.000 demandas de requerimientos de pago europeos. El mayor número de demandas de procesos monitorios (más de 4.000 al año) se presentan en Austria y Alemania, donde también se expide la mayoría de los requerimientos europeos de pago. El procedimiento lo utilizan principalmente empresas y los abogados.

Entre 300 y 700 demandas se presentan anualmente en Bélgica, República Checa, Francia, Hungría, Holanda, Portugal y Finlandia. En los demás Estados miembros, el procedimiento se utiliza en menor medida.

El proceso monitorio europeo permite a los acreedores satisfacer demandas pecuniarias civiles y mercantiles no impugnadas con arreglo a un procedimiento uniforme disponible en 27 Estados miembros (Dinamarca se queda fuera de este procedimiento como de otros tantos asuntos comunitarios). Se trata de un procedimiento escrito que no exige la comparecencia ante el órgano jurisdiccional ni asistencia letrada.

El demandante solo tiene que presentar su demanda, sin necesidad de pruebas documentales en apoyo de la misma, ni de acciones ulteriores en el curso del procedimiento. El requerimiento de pago europeo es expedido por un órgano jurisdiccional u otra autoridad judicial. Puede circular libremente en todos los Estados miembros, sin necesidad de procedimientos intermedios de reconocimiento y ejecución (exequátur) en el Estado miembro donde se solicite la ejecución.

Esto significa que un requerimiento de pago europeo puede ejecutarse en otros Estados miembros igual que cualquier requerimiento de pago nacional, es decir, sin necesidad de una declaración de fuerza ejecutiva.

Al contrario que en la vía Civil, en la jurisdicción Social se registraron 3.398 procedimientos monitorios por reclamación de cantidad en los juzgados de lo social, lo que representa un 28,9 por ciento menos que en 2013, según los datos de la Cúpula Judicial-.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...