edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
18/10/2011
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

Los promotores a lo suyo: si no nos dan crédito las entidades españolas, que lo hagan las extranjeras

Algunos empresarios inmobiliarios, en lugar de pedir crédito sin más, reconocen la necesidad de financiarse con recursos propios
Los expertos financieros creen que el crédito no va a fluir hasta conocer el alcance de las condonaciones de deuda, y, sólo entonces, se otorgará de forma muy exigente
Juan Carlos Martínez

Con la que se está cayendo sobre los mercados financieros internacionales, en los que los temidos ‘haircuts’ o quitas de deuda empiezan a barajarse ya sin ningún recato –y no solo para Grecia–, algunas de las consideraciones que ayer se escucharon en el Salón Albéniz del madrileño Hotel Intercontinental dejaban entrever una cierta elusión de la realidad por parte de quienes las pronunciaban, por su lejanía con la incierta realidad en la que ahora mismo están inmersas las entidades financieras de medio mundo. En ese ámbito celebraba la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) su XXX Coloquio Nacional, y su presidente, José Manuel Galindo, como ya había adelantado unos días antes, volvió a poner a las entidades financieras ante un escenario apocalíptico de no facilitar nuevos créditos para la construcción de viviendas. “De no hacerlo se podrían convertir en fallidos los 156.000 millones en activos problemáticos que tienen los bancos”, concluía su intervención.

Un empecinamiento que no parece coincidir a pies juntillas con la posición de todos los asociados, quienes introducen algún matiz. “A partir de ahora nos tenemos que financiar con recursos propios, y seguramente muchísimos de nosotros nos vamos a ver en grandes problemas, pero es la única solución. Respecto al crédito, no debemos ofuscarnos. Si no nos los dan los bancos españoles, habrá que hacer lo posible para que lo hagan entidades de fuera de España con excedentes de capital”, señalaba José Luis Roca Castillo, uno de los hijos del fundador del Grupo Inmobiliario Roca, presidente de los promotores de Zaragoza y tesorero de APCE.
 
Entre las consideraciones de ambos representantes de los promotores, algunos de los invitados no se mostraron precisamente muy optimistas acerca de que vaya a llegar ese crédito que anhelan los promotores. Todo lo contrario. “Ni hay crédito ni se le espera”, afirmaba categórico David Taguas, presidente de Seopan. “La recuperación no puede depender de la expansión del crédito porque el GAP de liquidez es incompatible con el desapalancamiento y el problema de la financiación exterior, porque hay una escasa demanda solvente y porque existe una voluntad de asunción de riesgo muy baja por parte de las entidades financieras”, añadía el ex director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
 
En esa línea de pesimismo acerca de la actual retracción del mercado crediticio se situaba también Ángel Berges, consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI), para quien el crédito, tanto para el sector inmobiliario como para el resto de los ámbitos productivos, no va a fluir “hasta saber si las deudas públicas, además de la griega, van a ser recortadas o no. Solo en ese contexto se recuperará la confianza, aunque de manera muy exigente en cuanto a las condiciones de concesión de  créditos se refiere”.
 
Una quita o condonación de la deuda griega de la que Berges no tiene duda alguna. “Nadie cuestiona ya que se va a perder la mitad de lo que debe Grecia”, apunta, para añadir a continuación que esa medida, tomada “para que nadie caiga después”, se relaciona con la hipótesis más verosímil que se baraja en los mercados de capital. La de que a la quita del 60% de la deuda griega, se sumará el 40% de la de Irlanda y Portugal, y el 20% de la de Italia y España, de manera que para un ‘core capital’ del 7% (Basilea III) o del 9%, con las nuevas exigencias, harían falta entre 123.700 y 318.300 millones de euros, respectivamente, para recapitalizar el sistema financiero europeo.
 
No tan pesimista se mostraba Rafael Domenech, economista jefe para Economías Desarrolladas del Servicio de Estudios del BBVA, quien, tras reconocer que se habían construido más viviendas “de las que necesitábamos”, confiaba en que entre 2012 y 2015 exista margen para la formación de 200.000 hogares más otras 100.000 viviendas necesarias para cubrir la demanda de segunda residencia por parte de extranjeros, en línea con los datos que barajan los promotores en su Plan de Reconversión del Sector Inmobiliario Residencial. De esta manera, el ratio de inversión en vivienda, que llegó a ser del 7,5% en los tiempos álgidos del 'boom' inmobiliario, y que cayó a tasas negativas del 4,75% el pasado año, vuelva retomar el vuelo hasta el 5,5% a finales de 2015.
 
Siempre, eso sí, que no se cumplan, matizaba Domenech, las últimas proyecciones de población realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que apuntan a una caída de la población “que daría al traste con estas estimaciones”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...