edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
25/10/2017

Los propietarios estadounidenses de infraestructuras de mercado toman más posiciones en Europa

El regulador estadounidense opina en el debate sobre la localización de la compensación en euros
Carlos Schwartz
La negociación de las condiciones que deben regir la separación del Reino Unido de la Unión Europea (UE) tiene incorporado un elemento sensible: la localización de las entidades centrales de contrapartida que compensan y liquidan operaciones denominadas en euros. La City de Londres hace la compensación del 90% de los contratos de derivados de tipos de interés denominados en euros. Un negocio con poco glamour pero buenos márgenes que la legislación acordada por las organizaciones multilaterales tras la crisis financiera internacional ha convertido en esencial a los mercados. La teoría detrás de esta legislación es que el escaso desarrollo de las ECC durante la crisis financiera internacional amenazó a los mercados financieros con un verdadero colapso porque los contratos de derivados se hacían de forma bilateral y no había una entidad central que garantizara el buen fin de esas operaciones. Esto llevó a que las ECC se convirtieran en piezas imprescindibles en los mercados financieros en la medida que los contratos de derivados deben ser compensados y liquidados a través de estas instituciones.
En junio la UE hizo pública una posición respecto de las ECC que compensan operaciones en euros fuera de la eurozona que ha supuesto menos dureza que la esperada por los gestores de los mercados. Ha abandonado la exigencia de que esas ECC se muden a países miembro de la unión monetaria del euro para proponer que las ECC fuera del territorio del euro queden sometidas al control de los supervisores de la eurozona: El Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Europea de Mercados y Valores (ESMA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, las suspicacias se mantienen en torno al domicilio de las ECC en caso de que el proceso del Brexit descarrile y la UE exija que entidades como London Clearing House cambien su sede a un país dentro de la zona del euro.

Entretanto Intercontinental Exchange (ICE), el propietario de la Bolsa de Nueva York (NYSE) anunció el martes que había adquirido un 4,7% del capital de Euroclear, una sociedad dueña de entidades centrales de contrapartida con sede en Bruselas que tiene ECC en Bélgica, Francia y Holanda. Euroclear es propiedad de un centenar de bancos que son sus principales clientes. Es llamativo que esta operación se haya anunciado después de que el presidente de la Comisión Supervisora de los Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés), Christopher Giancarlo, expresara su “preocupación” por la posibilidad de que los mercados financieros y de derivados se “fragmenten”. Es una realidad que los mercados de derivados entre los países de la UE, Reino Unido y Estados Unidos mantienen un alto nivel de fluidez.

Por otra parte las ECC en Estados Unidos también compensan derivados denominados en euros. Lo cual indica que las necesidades del mercado parecen estar por encima de los intereses particulares de los actores de este pequeño drama. El problema central detrás de los temores de fragmentación están relacionados con la capacidad de inspección de la Esma y el BCE.
Giancarlo rechazó la posibilidad de que las ECC estadounidenses queden en la órbita de supervisión de la Esma o el BCE. Pero mientras el presidente de la CFTC hace esas valoraciones ICE avanza sobre el mercado europeo tomando posiciones en una ECC en territorio del euro. El tercero en discordia en esta batalla es Deutsche Börse propietaria de su propia ECC, Eurex. La sociedad propietaria del mercado organizado alemán  ya intentó una fusión con el London Stock Exchange (LSE) pero la operación fue rechazada por el regulador europeo. La sociedad propietaria de DB interviene en esta batalla con el abierto interés de capturar parte del mercado que se hace en Reino Unido como forma de rentabilizar sus propias estructuras.

La reacción de Giancarlo ha convertido a este asunto en una partida a tres bandas donde tanto el BCE como la Esma saben que están obligados a escuchar a los intereses estadounidenses. “Me siento como si a los Estados Unidos se la estuviese tratando como al hijo de una pareja que se está divorciando” dijo ante el Comité Agrario del Congreso. De acuerdo con su interpretación de las posiciones de la UE y del BCE y la Esma se pretende establecer que la ley y la supervisión de la UE pueda ejercerse en Estados Unidos ya que en ese país se liquidan y compensan operaciones en contratos denominados en euros. Respecto de esto último señaló que “no tiene precedentes”. Nuestra Reserva Federal “no tiene atribuciones que le permitan supervisar ECC fuera del territorio estadounidense. Cuando se fragmentan los ecosistemas se los debilita y se los daña”, añadió. Esto indica una alianza tácita, que no explícita, entre los intereses de Reino Unido y Estados Unidos en torno a la liquidación y compensación de operaciones, en particular las de derivados denominados en euros.

Por su parte Eurex, la ECC de Deutsche Börse, ha ofrecido a cinco de sus grandes usuarios integrarse en su capital. De estos tres son estadounidenses: Citi, JPMorgan Chase, y Morgan Stanley. El profundo entrelazamiento de los mercados financieros sugiere que lo que se denomina globalización hará muy difícil colocar barreras reguladoras a los movimientos de capitales y ejercer supervisiones supranacionales que afecten a la soberanía de naciones que no forman parte dela UE. Esto es lo que ha determinado que la UE abandonara la exigencia de que las ECC que hagan mercado en euros tengan que mudar su sede a países miembro de la zona del euro. No está de más recordar que el principal impulsor de este objetivo ha sido el negociador del Brexit por parte de la UE, el francés Michel Barnier y que el asunto fue introducido incluso con una circular por el anterior presidente del BCE, el también francés Jean-Claude Trichet.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...