edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
09/05/2017

Los reguladores consideran posible una escasez de dólares exteriores si la Fed reduce su balance

La expectativa de que se registre un cambio de política monetaria en EEUU enciende el debate
Carlos Schwartz
Los dos principales reguladores y prestamistas multilaterales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco de Pagos Internacionales, han llamado la atención sobre la posibilidad de que un cambio en la política monetaria de la Reserva Federal tenga efectos a distancia sobre la disponibilidad de dólares fuera de los Estados Unidos. El prolongado periodo de la política del emisor estadounidense bautizada como 'Quantitative Easing' ha tenido como efecto colateral un flujo incesante de dólares a mercados fuera del territorio propio de la divisa. El balance de la Fed ha crecido hasta los 4,5 billones de dólares, una dimensión sin precedentes. Este desarrollo se ha basado en la adquisición de activos en manos de corporaciones y bancos con un grado de liberalidad en la adjudicación de liquidez que no tiene precedente en la historia de los bancos centrales. Es la primera vez en la historia de la economía internacional que este tipo de medidas se explora y ejecuta. Es por ello que los reguladores comienzan a preguntarse por el efecto que puede tener una reversión de la política monetaria sobre los mercados en los que se hacen transacciones sobre el dólar.
En marzo pasado la Reserva Federal incrementó el tipo de interés sobre los fondos federales hasta una banda de entre el 0,75% y el 1% en lo que refleja un cuarto de punto pero al mismo tiempo sugirió que sus intervenciones en el mercado este año podían limitarse a tres lo cual quitó presión a su medida que adquirió el sentido de una tendencia futura más que reflejar un endurecimiento inmediato. La política de la Fed ha tenido el efecto de deprimir los tipos de interés de mercado en Estados Unidos, Europa y muchos otros países, como Japón, que debieron acomodar su política monetaria a las decisiones que afectan al dólar.

El efecto a distancia de esa política ha incluido el desarrollo de un mercado de bonos denominados en dólares en Asia. El bajo precio de la divisa y su disponibilidad han fomentado el desarrollo de este tipo de demanda de dólares. El diferencial entre el mercado de Estados Unidos y los mercados exteriores empujó a los bancos y corporaciones a dirigir sus recursos disponibles para la inversión a esos mercados inundándolos con la divisa. Pero tanto el BIS como el FMI puntualizan que un cambio en la rentabilidad del dólar en el mercado estadounidense va a provocar un retorno de dólares a su mercado natural reduciendo su disponibilidad lo que se va a añadir al incremento del tipo de cambio previsible por los aumentos de los tipos de interés.

La Fed no ha dado ningún indicio de cuando puede comenzar la escalada de los tipos de interés en la medida que este año los incrementos no serán significativos si se cumplen las sugerencias que solo habría tres aumentos a lo largo del año.

El proceso de incremento de los tipos de interés escalonado se espera para más adelante este año y se mantendría a lo largo de 2018 apuntan los analistas. Antes del desarrollo del QE los bancos y corporaciones de Asia, como los de Japón, con necesidad de tener parte de su balance en dólar debían tratar con los fondos de dinero estadounidenses y pagar una prima por la obtención de las divisas. En los últimos seis años los fondos estadounidenses cuando se quedaban cortos de dólares debían comprarlos mayormente en Asia. A raíz de esta política los fondos de dinero estadounidenses abrieron oficinas en Asia para asegurarse el acceso a los dólares que circulan en el exterior. Las estimaciones de fuente privada sobre la circulación de dólares en Asia dan el contexto del fenómeno.

Los analistas consideran que 15 de cada 100 dólares generados por la política monetaria de la Fed van a parar a mercados de Asia lo que ha acumulado en esa región en torno a los 550.000 millones de dólares desde 2008. Cada vez que la Fed insinúa la posibilidad de que haya una reversión de política monetaria hay un cambio en la dirección del flujo de recursos que hasta ahora ha acabado normalizándose. Se registró un fuerte drenaje de dólares de los mercados emergentes a finales de 2015 cuando se insinuó que el cambio estaba ya decidido. Estos movimientos dejaron secos los mercados de Brasil por ejemplo, pero la realidad se impuso en la medida que la falta de determinación de la Fed dejaba a los inversores enfrentados con la realidad de que los tipos de interés en los mercados emergentes se mantienen mucho más altos que en los mercados de los países avanzados.

A resultas de ello las divisas regresaron a los mercados emergentes a pesar del fuerte riesgo que los mismos implican. Mientras, los analistas consideran que puede haber factores que actuarían acentuando o aliviando un cambio en la corriente de inversión, como una prometida reducción de los tipos fiscales en los Estados Unidos. Si la administración de Donald Trump logra que su reforma fiscal se apruebe en el Congreso puede haber un retorno masivo de dólares retenidos en el exterior.

Las grandes multinacionales estadounidenses mantiene en el extranjero sus beneficios retenidos que ascienden a cifras siderales. Apple por ejemplo mantiene una liquidez de 260.000 millones de dólares y un 95% de esta cifra está en los mercados exteriores. Esta es una política generalizada en la medida que el mundo corporativo estadounidense se mantenía a la espera de una rebaja fiscal. “Pero al mismo tiempo una rebaja fiscal y una liberalización de la regulación bancaria pueden generar más liquidez dentro de los bancos que orienten parte de sus recursos para inversión hacia el exterior”, señala un analista de Deutsche Bank.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...