edición: 2495 , Lunes, 25 junio 2018
30/07/2015

Los reguladores ven limitada a las advertencias su batalla contra el fraude en el trading online de divisas

Las investigaciones penales no suelen dar resultados por los recaudos que toman los operadores
Carlos Schwartz
Hace escasamente dos semanas, el trader de divisas Forex World, con sede en Londres, sustituyó la información en su página web por un anuncio de liquidación de la sociedad. A diferencia de la mayoría de los casos en los que se desarrolla una investigación sobre este tipo de brokers, esta empresa si contaba con una autorización del regulador, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, unas semanas antes del cierre de la página web la policía inició una investigación por fraude. Fuentes del mercado señalan que de acuerdo con algunos clientes la empresa argumentó pérdidas severas para no devolver dinero invertido por los clientes. Las fuentes hablan de varios millones de dólares.
“En este caso es probable que el broker de divisas que operaba por cuenta propia y de terceros haya sufrido fuertes pérdidas y se haya visto incapacitado de devolver recursos de clientes”, señala una fuente del mercado consultada.

La fuente señala que desde el reajuste repentino e imprevisto de la paridad cambiaria del franco suizo el 15 de enero este año han sido muchos los brokers que han entrado en liquidación por pérdidas operativas, pero en general no han supuesto fraude y han liquidado de forma ordenada las posiciones de clientes. El problema en este caso es que la sociedad ocultó sus pérdidas y las tapó con depósitos de clientes.

“Este caso es distinto de lo que tradicionalmente constituye el fraude de los brokers on line del mercado de divisas. Estos en general son sociedades mercantiles establecidas en diversos lugares del mundo que mantienen páginas web, domiciliadas en general en sitios distintos del domicilio social de la empresa, en las que ofrecen sus servicios y a través de las que captan a clientes incautos. En general no tienen licencia para operar. No son asesores de inversión autorizados, aunque otras veces si son asesores de inversión autorizados pero irrumpen en un terreno que tienen vedado: toman depósitos de clientes”, señala una fuente del mercado.

Su operativa consiste en orientar las inversiones de los clientes que comienzan ganando cantidades significativas de dinero que quedan en sus cuentas como un apunte contable. Llega siempre un momento en que los clientes reciben la solicitud de hacer inversiones especiales y autorizar para ello a que sean los propios brokers de la empresa los que operen en su nombre. “Ese es el momento el que comienzan las pérdidas y las cuentas quedan limpias de dinero”, afirma una fuente del mercado de divisas. En noviembre de 2014 uno de los más conocidos brokers on line, Secure Investment con una página web con el dominio securinvestment.com, dejó montado el escaparate de Internet pero desapareció del mapa se presume que con 1.000 millones de dólares en dinero de clientes. La empresa afirmaba que garantizaba el principal que se le entregaba para operar...

Puede haber sido el caso más grande detectado por el cierre repentino y no por el goteo de pérdidas de clientes. Secure Investment decía tener operaciones diarias por un nominal de más de 4.000 millones de dólares, y más de 100.000 clientes en 140 países. Lo cierto es que la empresa comenzó a retener las devoluciones a los clientes un par de meses antes de levantar el vuelo. “La persecución judicial de estas empresas es muy difícil por la diversidad de jurisdicciones en las que operan, la falta de uniformidad jurídica entre ellas, y el hecho que normalmente los brokers fantasmas toman recaudos y hacen firmar a los clientes documentos en los que les advierten que pueden perder su dinero por el riesgo de las operaciones. Es virtualmente imposible demostrar que el dinero se pierde en operaciones que nunca se llevaron a cabo”, afirma una fuente próxima a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los reguladores nacionales mantienen un sistema de alertas a los inversores en los que denuncian a las empresas que operan en ese mercado turbio y carecen de licencia. En la CNMV hay actualmente una lista de 17 entidades sin licencia que operan en el mercado español entre personas físicas y jurídicas. Esta información es compartida por todos los miembros de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés) con sede en Madrid. IOSCO a su turno mantiene una base de datos de acceso público con los nombres de las empresas que operan sin licencia y de las que han sido sancionadas.

Hay un ejemplo que pone de relieve las dificultades en la persecución de estos brokers. En 2000 la CNMV advirtió al público que la entidad Global Currencies SL carecía de autorización de la CNMV para operar y no estaba autorizada a tomar depósitos de clientes. En 2001 la empresa, junto con otras varias, fue sancionada al igual que sus responsables con multas por importe de 1,59 millones de euros. Dos de los ejecutivos clave de esa empresa eran Ricardo Coronel Castro y Oscar García Osorio.

De acuerdo con fuentes del mercado dejaron de operar en España a raíz de ese hecho, sin embargo no hubo ningún procesamiento y hay quien sostiene que al menos uno de los socios logró mediante recurso administrativo la eliminación de su multa. En 2010 Ricardo Coronel Castro, que mantuvo una intensa actividad internacional en diversos lugares -entre ellos Panamá y Belize- reapareció como socio y administrador de la sociedad Helios Investment Consultants domiciliada en Uruguay. El Banco Central de Uruguay (BCU) tomó la determinación de cerrar las operaciones de la sociedad pero no por “las denuncias presentadas por particulares contra Helius Investments Consultants S.A debido a pérdidas inesperadas en operaciones efectuadas, posible fraude, e influencia de parte de los traders para el aumento de inversiones”.

Lo hizo porque la entidad no estaba autorizada a tomar depósitos y transgredía las normas vigentes. El BCU es el único regulador en Uruguay. De acuerdo con la circular del BCU SSF-208-2011 “los saldos de los fondos de los clientes denunciantes al momento de la Intervención por parte del BCU fueron devueltos. Los clientes tenían acceso on line a la plataforma para consultar sus posiciones, pudiendo monitorizar sus inversiones. Los clientes de Helius Investments Consultants S.A se encontraban debidamente informados de los riesgos de esta operativa, situación advertida en los contratos que firma el cliente con el agente así como en la página web de la entidad. Que una vez analizada la documentación y grabaciones correspondientes no se pudo comprobar conductas improcedentes por parte de los traders de Helios Investments Consultants S.A. en las operaciones denunciadas”.

Mientras tanto en la vertiente judicial: “El Banco Central del Uruguay está en conocimiento de la existencia de denuncias oportunamente promovidas por terceros (clientes de Helius Investments Consultants) ante la Justicia Letrada de Primera Instancia en lo Penal con sede en Montevideo, la cual formulara requerimientos de información a nuestra Institución, los que fueron respondidos. Hasta el momento, el Banco Central no conoce que de las referidas denuncias haya resultado un auto de procesamiento que impute la comisión de un delito a alguna persona”, de acuerdo con la respuesta dada a ICNreport por el BCU a través de su departamento de comunicación institucional. Las diligencias judiciales fueron en 2013.

Por su parte, fuentes del mercado dicen que las empresas de Coronel Castro operan “en todo el mundo y entre ellas se cuentan iForex, Analix, International Gestion, GT Markets, Global Markets, Bforex, Helius Invesments, Bs stocks, Formula Investments House, Eurasian BanCorp, Euro trading”. La Superintendencia de Valores de Panamá actuó por su parte contra una sociedad de Coronel Castro, Single Trade Limited registrada en Belize porque este último país le retiró la licencia. El ejemplo pinta de cuerpo entero la dimensión del negocio de los brokers de divisas que operan fuera del marco de la regulación. Lo incomprensible es que haya inversores que caigan en sus redes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...