edición: 2745 , Lunes, 24 junio 2019
07/09/2011
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

Los rescates de la zona del euro

Servicio de Estudios de CaixaBank

Grecia, Irlanda y Portugal han obtenido apoyo financiero del resto de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, ante la imposibilidad de acceder a la financiación privada en condiciones razonables. La contrapartida es aplicar unos planes de ajuste que permitan sanear las finanzas públicas y volver a una senda de crecimiento. Al frenar y revertir el deterioro económico y financiero de estos países se debería contener el contagio de la crisis a otros miembros de la eurozona y evitar que se convierta en un riesgo para la supervivencia del euro.

El punto de partida se remonta al otoño de 2009, cuando se supo que las cifras presupuestarias del Estado griego no respondían a la realidad. La situación insostenible en las finanzas públicas fue ocultada mediante irregularidades contables. Cuando afloró la realidad, las dudas sobre la capacidad de la economía helena de hacer frente al pago de la deuda pública se dispararon. Ante el callejón sin salida en el que se encontraba Grecia, a principios de mayo de 2010 se instrumentó un rescate de 110.000 millones de euros. A cambio, Grecia se comprometía a ajustar su economía y sus finanzas públicas: subida de impuestos, reducción del sueldo y de las plantillas de los funcionarios públicos, reducción de las pensiones y lucha contra el fraude fiscal. Numerosas huelgas generales han acompañado la implementación de dichas medidas.

Pese al esfuerzo por atajar la crisis, el caso griego desencadenó una corriente de desconfianza en los mercados financieros hacia las economías de la zona del euro en peor situación. La víctima siguiente fue Irlanda, que en noviembre de 2010 tuvo que ser rescatada. A diferencia del caso de Grecia, los problemas irlandeses venían del desajuste de su sector inmobiliario y de la sobredimensión de su sector bancario. Los 85.000 millones de la ayuda financiera se dirigen fundamentalmente a recapitalizar, reestructurar y reducir el tamaño del sector bancario. La contrapartida: subida de impuestos, reducción de la nómina del sector público, recorte del gasto social, etc. La siguiente ficha en caer fue Portugal, cuando a principios de abril de 2011 solicitó la activación del mecanismo de apoyo financiero: 78.000 millones de euros. El deterioro de sus finanzas públicas, la paulatina pérdida de competitividad a lo largo de los últimos años y el creciente desequilibrio exterior convirtieron a la economía lusa en otra víctima propiciatoria de las turbulencias financieras.

Los resultados de los planes de saneamiento y rescate son dispares. En el caso de Portugal, es todavía pronto para el juicio, ya que no se puso en marcha hasta mayo de 2011. Irlanda evoluciona favorablemente, al haber estabilizado su sistema financiero y al realizar avances en el ámbito macroeconómico. Grecia es el caso más problemático, puesto que la economía apenas mejora y el acceso al mercado de capitales sigue cerrado, por lo que ha habido que instrumentar un nuevo programa de ayuda, esta vez por importe de 109.000 millones de euros.

Muchos se preguntan si las duras condiciones de ajuste exigidas por los planes de rescate no consiguen otra cosa que deteriorar aún más la economía, complicando así el ajuste de las finanzas públicas. Lo cierto es que los miembros de la zona del euro, privados de los instrumentos monetario y cambiario, ineludiblemente deben cargar el ajuste sobre la economía real. Pero incluso disponiendo de autonomía monetaria y cambiaria, en las condiciones actuales el ajuste real es inevitable, como lo demuestra el caso británico e incluso el estadounidense. Un plan de ajuste y reformas razonable, realista, equilibrado y que ponga énfasis en la recuperación de la competitividad es la mejor fórmula para recobrar la confianza de los inversores y restaurar los desequilibrios que nunca debían haberse producido.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...