edición: 2515 , Lunes, 23 julio 2018
10/10/2013
Optimistas para terminar el año

Los resultados empresariales cotizan al alza en bolsa

Recuperación de precios y beneficios en 2014, atraen el dinero hacia los mercados europeos
Juan José González

El Ibex anda desbocado estas últimas semanas, en máximos de 2011, con Inditex y Santander recuperando los 70.000 millones de euros de valor bursátil. No extraña que en un escenario tan favorable aparezcan expertos como Nouriel Roubini, o el reciente informe del FMI, para sumarse a la euforia oficial del Gobierno. Sucede todo esto a las puertas del otoño climatológico, cuando también se dan cita los resultados empresariales. Es costumbre que rompa el fuego Alcoa, en Estados Unidos, cuyos resultados -beneficios- se conocieron el martes. En breve, le seguirán los de las cotizadas españolas. Son unos resultados, los del tercer trimestre, que sirven para marcar el camino -previsible- del cierre anual, pues el ejercicio, según las estimaciones de los analistas, se puede dar por cerrado a estos efectos. Los inversores esperan ahora anuncios de privatizaciones para el próximo año, lo que aseguraría el mantenimiento del actual estado de gracia bursátil. Pero el peligro y la incertidumbre se sitúan en sus fundamentos, en la valoración acertada o no de los resultados empresariales y de la reacción de las locomotoras de la economía mundial: Europa, EE UU, Japón y China.

El escenario parece inmejorable si se atiende al ritmo que se mueve el mercado bursátil. Porque la sensación general es que los precios de las acciones de renta variable están baratos, con niveles de valoración medio de años atrás. Por tanto, se puede afirmar que allí donde sucede esto, hay y habrá, margen de mejora suficiente como para recuperar cotas de valor de antaño. En términos de beneficio, las empresas norteamericanas y las españolas pueden llegar a obtener retornos que en los últimos cinco años se les han resistido debido a la crisis y, por tanto, a que los beneficios empresariales no mantenían un ritmo creciente de aumento, algo que ahora parece que sí va a suceder, según las proyecciones de un buen grupo de empresas para 2014.

Por tanto, si acompañan los beneficios empresariales, las empresas españolas podrán seguir la senda de revalorización de los mercados europeos, pero no así el ritmo de ganancias, debido al impacto causado por la crisis de la deuda en el mercado español. Las empresas españolas, al igual que las del entorno europeo, cuentan con unos márgenes de beneficios muy deteriorados, lo que explica que autoridades y expertos se inclinen por la recuperación y por la posibilidad de una fuerte mejora de los beneficios.

Contrasta esta situación con la que se vive en EE UU, donde el potencial de revalorización de indicadores como el S&P 500 se reducen a diario, consecuencia de haber alcanzado los máximos históricos. En el mismo caso se encuentran los márgenes y los beneficios empresariales, actualmente muy elevados y con escaso recorrido para el avance. Los beneficios de las empresas en este final de año pueden ser la mejor señal para comprobar si los precios de las acciones, los mercados y la bolsa en concreto, están o no baratos. Pero no cabe duda de que el margen para la mejora de las valoraciones en 2014 -caso de Inditex o de Santander- puede ser mayor que el previsto para el final de este ejercicio.

De todas formas, queda pendiente la fecha del 17 de octubre como límite para desbloquear la Administración norteamericana, evento del que parecen estar más pendientes los inversores europeos que los norteamericanos. Los europeos se mantienen en posiciones prudentes, nada llamativos, sin forzar la liquidez, lo que llevaría a estar registrando ventas y, por tanto, caídas de los precios. Los norteamericanos no parecen sufrir mucho este tipo de coyunturas, tomándose los riesgos de quiebra que se perciben desde Europa con una tranquilidad sorprendente, quizás al entender que son aquellos, por proximidad, quienes mejor pueden comprenden la situación. En cualquier caso, el Dow Jones viene tomando sus precauciones, como se puede ver en las últimas diez sesiones, a la baja para hacer liquidez.

En el mercado español, con problemas singulares, los acontecimientos de Norteamérica se analizan de otra forma. La distancia geográfica no evita que los inversores tomen precauciones. Aquí, en el mercado bursátil, los precios de la mayoría de las cotizadas del Ibex ofrecen unos porcentajes de descuento nunca vistos, aunque siempre hay excepciones. Pero en términos generales, las principales compañías tienen aún camino por recorrer en su valoración. Es probable que los inversores nacionales y extranjeros contemplen tal posibilidad en función del retraso del mercado. Pero también es posible que la bolsa española asista en los próximos meses a la llegada de inversores extranjeros que hoy esperan el anuncio de tres o cuatro privatizaciones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...