edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
03/12/2010
A las cajas no les salen las cuentas, y al 7,75% de interés, ni el beneficio

Los SIP quieren pagar menos intereses al FROB

El tiempo juega a favor de las cajas; esperan un cambio en las condiciones del crédito
Juan José González

No avanzan, tampoco emiten señales de que estén en ello. En Bruselas, en el Banco de España, en Economía… no hay plaza donde no se exude desesperación por la lentitud de las cajas de ahorros que se encuentran en proceso de SIP y de fusión, en especial los primeros. El gobernador apremia por carta, email, burofax y verbalmente a las entidades implicadas para que formalicen sus alianzas, envíen los acuerdos de consejo donde se recogen los acuerdos que prueben que se avanza. Pero nada. Pasan las fechas, llega la Navidad, punto crítico para las operaciones en marcha, y ni se reúnen los consejos ni responden a las demandas de burofax, email o cartas, nada. El gobernador tiene prisa, y con razón, porque poner en marcha un banco no se hace en dos tardes, como tampoco se hace una reestructuración de las cuentas tras recibir las ayudas públicas del FROB. Pero no todo el mundo esta contento, de ahí que en los últimos días hayan trascendido, a modo de filtración, movimientos particulares –más propio del género de lo anecdótico- como el propuesto por uno de estos SIP, que pretende la creación de dos consejos de administración; uno ejecutivo, que estaría integrado por los nuevos consejeros, nombrados al efecto para la nueva etapa, y otro consejo más formado por los actuales vocales, representantes políticos incluidos.

Un despropósito que ya cuenta con la contestación del supervisor, que no entiende muy bien a cuento de qué viene ahora una táctica dilatoria. Una situación peculiar en la relación supervisor-cajas que, al margen de la anécdota de los dos consejos, parece responder a otra postura, más o menos coordinada entre, al menos, cuatro SIP de los que están en marcha, en desacuerdo con algunos aspectos del FROB. El propósito de los SIP que se muestran díscolos con el supervisor, es renegociar los plazos de las ayudas y, en especial, el precio de los créditos del fondo en los años siguientes a 2011, año a partir del cual los intereses pueden superar el 7,75%.

El asunto suele ocupar más tiempo del debido en los consejos de administración, que es donde se hacen las grandes cuentas. Y concretamente, en el caso de las cajas gallegas (Caixa Galicia y Caixanova) las cuentas no salen, a pesar de que se esté avanzando en el proceso. La fusión de ambas entidades se realizará con la ayuda –apelación concertada al Banco de España- de unos 1.170 millones de euros –el 2% de los activos ponderados por riesgo- que se devolverán en el plazo de cinco años y con posibilidad de dos más de prórroga si fuera necesario. Las dudas de las cajas surgen desde el momento que se dan cuenta que, entre el crédito principal de esos 1.170 millones de euros y los elevados intereses del Fondo, unos 280 millones en cinco años, dejará el beneficio esperado en situación comprometida.

Todas las cajas que han solicitado ayuda al Fondo conocían la carestía de sus créditos y lo va a suponer en el futuro devolver principal e intereses en una coyuntura complicada, con estrechamiento de márgenes y una morosidad que en el peor de los casos se pude estabilizar. Pero el tiempo avanza y las prisas del Ejecutivo y del Banco de España en su compromiso con las autoridades de Bruselas de llevar a término las operaciones en marcha, antes de que termine el año, se ha convertido en una baza en manos de los SIP que quieren renegociar el fondo y conseguir mayor flexibilidad en precio y en plazos de devolución.

Los pagos de las cajas deudoras del Fondo se enfrentarán a pagos diferentes a lo largo de los próximos ejercicios. En el primer año el interés asciende a 7,75%, cifra que aumenta cada año en 0,15%, siempre que las entidades cumplan sus devoluciones en plazo, y se ira reduciendo si los resultados –positivos- acompañan. Esta última es una premisa que algunos de esos SIP ponen en duda, pues si el primer año tienen que soportar el precio más alto –el 7,75%- no será posible mantener los resultados el segundo ni el tercer año.

La situación creada por los SIP que ahora cuestionan el precio del crédito acordado con el Fondo, no parece que vaya a truncar ninguno de los procesos en marcha, pero puede dar lugar a una mayor resistencia en caso de que se unan el resto de los SIP. Y en este  supuesto, el Banco de España y el ministerio de Economía tendrían dos problemas, uno con las cajas díscolas y el otro con Bruselas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...