edición: 2741 , Martes, 18 junio 2019
12/05/2015

Los técnicos de la OPEP preparan alternativas al acuerdo actual sobre el régimen de producción

La aparente unidad de los países miembros del cartel petrolero oculta serias divergencias
Carlos Schwartz
Los técnicos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estudian escenarios en los que se modifique el presente régimen de producción libre introduciendo nuevamente el sistema de producción por asignación de cuotas a través del cartel. Pero el problema de fondo es que el escenario en que se mueve el equipo de asesores de la asociación de los exportadores es de un precio del crudo por debajo de los 100 dólares el barril en una proyección a muy largo plazo. La filtración de un documento destinado a servir de base de discusión en la reunión semestral de la OPEP prevista para el 5 de junio en Viena ha dejado a la luz la existencia de tensiones dentro del grupo a causa del bajo precio del petróleo que genera problemas de balanza de pagos a casi todos los miembros que necesitan un barril por encima de los 100 dólares para poder mantener el nivel de gasto fiscal en niveles adecuados a las necesidades sociales de esos países.
El borrador del documento fue objeto de debate la semana pasada en una reunión del equipo técnico de la OPEP en Viena. De acuerdo con ese borrador el precio del barril de crudo podría mantenerse por debajo de los 100 dólares hasta 2025. El sistema de cuotas que se vuelve a proponer fue abandonado en 2011 por el cartel ante la imposibilidad de mantener una disciplina entre los países miembros respecto de los objetivos de producción establecidos.

El sistema de cuota toma en cuenta las necesidades de cada país y beneficia en niveles de producción a los países más pobres de la asociación. Sin embargo la experiencia del pasado fue un fracaso que llevó a abandonar ese régimen. La decisión de no limitar la producción tomada por la OPEP en su última reunión semestral en noviembre a pesar de la caída de precios iniciada en junio de 2014 provocó un verdadero desplome de precios que llevó a los dos crudos de referencia, el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos y al Brent del Mar del Norte por debajo de los 50 dólares por barril. En las últimas semanas se ha registrado un incremento de los precios. El último día de la semana pasada la cesta de crudos de la OPEP se fijó a 62,44 dólares el barril con un incremento considerable sobre los mínimos de enero pasado pero a una distancia sideral de los 140 dólares que se tocaron el año pasado a mediados de la primavera.

Arabia Saudita fue la promotora de la política de mantener los niveles de producción sin recortes con el objetivo de permitir que haya un ajuste de producción sobre la base de los costes. La idea central era que una caída de precios dejaría fuera del mercado a los productores más caros que no podrían soportar la caída de precios. En parte ese objetivo se ha cumplido con una creciente reducción de producción de crudo y gas no convencional en Estados Unidos. Pero aun queda mucho recorrido para que el ajuste saque del mercado a los productores menos eficientes y con mayores costes.
Entretanto, de acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) hay sólo dos países de la OPEP que pueden hacer frente a sus necesidades fiscales con el crudo a 75 dólares por barril:
Qatar y Kuwait. El resto los necesita por encima de los 100 dólares y en algunos casos muy por encima de esa barrera. Venezuela necesita un barril a 140 dólares y Argelia a 130. Mientras, con la caída de precios los productores han apelado a un incremento del bombeo para compensar precios por cantidad lo que ha supuesto aun más presión sobe el nivel de precios. Arabia Saudita ha reducido precios de forma selectiva y ha mantenido la producción con el objetivo de ganar cuota de mercado en particular en Asia.

El borrador propone un umbral para poner en funcionamiento el régimen de cuotas. El detonador del régimen sería la participación de la OPEP en la producción mundial de crudo. Si esa participación cae al 32% o por debajo de ese nivel el sistema de cuotas se pondría en marcha. Hasta hace poco años la producción de crudo de la OPEP representaba el 50% de la oferta total mundial de petróleo. En la actualidad no llega al 40%.

De todas formas, este objetivo indica que el régimen de cuotas, si se llegara a aprobar, puede no entrar en funcionamiento si cae la producción no convencional. Mientras, la realidad es que los actuales niveles de precios pueden no sostenerse. Fuentes de la industria de crudo no convencional señalan que hay petroleras estadounidenses que reanudarán los trabajos de perforación si el precio del barril se estabiliza en los 65 dólares. Es el caso de Pioneer Natural Resources y de EOG Resources, dos importantes empresas dedicadas a la perforación.

Tanto la Agencia Internacional de la Energía como la OPEP señalan que la producción mundial sigue en torno a los 1,5 millones de barriles diarios lo que excede a la demanda internacional. Este simple hecho hace improbable que el precio del crudo continúe su carrera ascendente iniciada durante el primer trimestre de este año. Los analistas esperan una corrección a la baja en el mercado en un plazo breve de tiempo si se mantiene la presente escalada.

Se trata de una situación de difícil salida mientras no se registre un incremento real del consumo de petróleo a nivel mundial. Los aumentos en el precio del barril van a convocar a la producción a cada vez más petroleras no convencionales que abandonaron la producción porque no les resultaba rentable lo cual va a generar una vez más una corrección precipitada del precio, afirma un analista del mercado en su sede de Londres. Hasta ahora el aparente triunfo de las posiciones de Arabia Saudita había dejado en un cono de sombra los conflictos internos en la OPEP alentados por los exportadores más necesitados de un tirón en los precios. La filtración del documento de trabajo que debería debatirse el 5 de junio ha dejado a la luz los conflictos que pueden conducir a la adopción del régimen de cuotas... o a su rechazo si el bloque liderado por Arabia Saudita mantiene sin fisuras la política del cartel contra la que ya se ha pronunciado entre otros Nigeria.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...