edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
01/12/2010

Los titulares de vehículos financiados y en leasing ahorrarán un total de 2 millones de euros al año en burocracia al venderlos

Javier Ardalán
Las empresas que cuentan con vehículos en leasing o financiados con reserva de dominio están de enhorabuena porque una proposición de ley evitará los problemas burocráticos que actualmente se da a la hora de venderlos, gracias a una modificación de la Ley de Tráfico del Grupo Socialista, que acaba de admitirse a trámite con el consenso de todos los grupos parlamentarios. Con esta medida se trata de ahorrar a los titulares de automóviles unos dos millones de euros en costes de desplazamiento para eliminar estos problemas.

El problema se da actualmente, cuando el titular del automóvil compra un vehículo con financiación externa. Para garantizar este pago, las entidades anotan sobre el Registro de Vehículos, que gestiona la Dirección General de Tráfico (DGT), a través del Registro Mercantil, una limitación de disposición sobre ese vehículo, como una reserva de dominio, una hipoteca mobiliaria, un leasing, entre otras anotaciones, y que impide que el coche se venda en tanto no se abonen todas las cuotas.

Una vez admitida la inscripción ‘online’, esto permite hacer coincidir la inscripción en el Registro Mercantil con la anotación en el Registro de Vehículos. No obstante, en relación con la cancelación no se produce esta simultaneidad de inscripciones lo que causa no pocas disfuncionalidades, dado que el cambio de titularidad del vehículo no se produce hasta que la cancelación se realiza en el Registro de Vehículos.

Aunque el coche ya pertenece al nuevo comprador, al no haberse modificado esta anotación registral, las multas siguen llegando al vendedor, con las consecuencias que ello supone en dinero, puntos de carné de conducir y enfados sin consuelo.

Para evitarlo, además de seguir potenciando junto con los registradores las inscripciones y cancelaciones ‘online’, se busca,  que una vez finalizado el pago de la deuda que motivó la inscripción de la carga, sea la propia financiera la que, de oficio, inste al Registro Mercantil a llevar a cabo la cancelación de dicha carga en un plazo no superior a 60 días, desde que se haya producido el completo pago de lo debido por todos los conceptos.

Para ello es preciso introducir la correspondiente modificación normativa en la Ley sobre Tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobada por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

Esta medida llegará después de la entrada en vigor de la nueva obligación para las empresas de mantener sus relaciones con la Dirección General de Tráfico a través de de Internet.  Se trata de una de las principales novedades de la reforma de la Ley de Seguridad Vial es la sustitución del domicilio físico de notificaciones por el domicilio electrónico (Dirección Electrónica Vial DEV) con efectos legales.

La obtención de esta nueva Dirección Electrónica es obligatoria para todas aquellas personas jurídicas, empresas, que matriculen vehículos a su nombre, de modo que las sanciones dejan de notificarse en formato papel para hacerlo en formato electrónico.

Es una web donde las diferentes administraciones con competencia sancionadora en materia de tráfico depositan ya las notificaciones del procedimiento sancionador y desde donde se generarán avisos al correo electrónico personal y/o teléfono móvil. A dicha dirección electrónica se accede a través de la web de la DGT.

Tener una Dirección Electrónica Vial facilitará al ciudadano su comunicación con la administración, de forma que inmediatamente pueda conocer la existencia de un procedimiento de sanción, lo que posibilitará ejercer las acciones que estime oportunas vía Internet, tales como el pago de la sanción o la identificación del conductor.

En la actualidad se trabaja para habilitar otras opciones como presentación de alegaciones por Internet o el acceso electrónico al expediente sancionador.

En el caso de las administraciones locales con competencia en materia de tráfico, la ley establece que disponen de un plazo de dos años (hasta 25 de mayo de 2012) para adaptar sus procedimientos y realizar las notificaciones por medios telemáticos, de ahí, que durante ese tiempo, los titulares de vehículos, aunque tengan asignada una Dirección Electrónica Vial podrán seguir recibiendo en su domicilio las notificaciones practicadas por las administraciones locales con competencia en materia de tráfico.

En el caso de las personas físicas, la obtención de la DEV es voluntaria, por lo que aquellos conductores que no deseen tenerla, seguirán recibiendo las notificaciones en su domicilio postal.  Para obtener la Dirección Electrónica Vial es necesario disponer del DNI electrónico o del certificado digital.

Tráfico le ha ganado esta vez la partida a la Agencia Tributaria, que no pondrá en marcha su sistema de notificaciones obligatorias hasta el próximo año y lo hará en oleadas, enviando una comunicación a las grandes empresas, empresas y profesionales acogidos a la devolución mensual y exportadores. En total, habrá 400.000 empresas obligadas en 2011 y serán dos millones en 2012.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...