edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
18/07/2012
La sombra de un `profit warning´ en 2012

Los vencimientos de la banca, la soga que asfixia los resultados

La banca considera posible un escenario de rescate soberano en el segundo semestre
Juan José González

Dos de los grandes bancos españoles, Banco Santander y BBVA, se esfuerzan estos días previos a la presentación de resultados trimestrales, en filtrar mensajes “contenidos” sobre el futuro inmediato. Por “contenido” quieren dar a entender que todo va bien, aunque relativamente mal, y que se espera mejora pero no a la vuelta de la esquina. El mensaje es deliberadamente abstracto: no se deberían exhibir crecimientos espectaculares del beneficio, cuyo contraste resultaría pernicioso en una sociedad castigada por impuestos y recortes, como tampoco debe el sector dejar al descubierto las debilidades consecuencia de la coyuntura adversa. No son estos trimestrales unos resultados cualquiera. Se trata de la mitad del ejercicio, seis meses en los que ha habido de (casi) todo, con nuevas medidas de un nuevo Gobierno, es decir, dos decretos que han tocado la fibra sensible de los balances bancarios. Primera mitad del año que servirá para hacerse una idea de la segunda.

Ni la mora ni la quiebra ni un ERE son tan temidos por una compañía como el anuncio de que no se van a poder cumplir la resultados previstos, en inglés profit warning. El escenario es contemplado en algunas entidades financieras españolas, de la misma forma que cualquier otro escenario. Pero sucede que las probabilidades de verosimilitud del primero, así como la certeza de que se cumplan y se convierta en realidad, han aumento considerablemente en las últimas seis semanas. En el mercado financiero, un profit warning en alguna de las entidades que en breve darán a conocer a los resultados de la primera mitad del año, es tan conjeturable como un escenario de rescate y/o intervención del Estado español por parte de la Unión Europea.

Los tres más grandes (Caixabank, BBVA y Santander) se espera que recojan con reducción del beneficio las novedades normativas y problemas de la crisis económica. Los medianos pueden dar alguna sorpresa en el segundo semestre, de ahí que no se deba descartar un escenario de profit warning para alguno de ellos.

El Tesoro debe encontrar al mejor precio 130.000 millones de euros para hacer frente a los vencimientos de 2012. Algo menos y no de menor importancia, son los vencimientos que afrontan las entidades financieras en 2012, y que los cálculos más precisos sitúan en los 120.000 millones de euros. Aquí no cabe aventurar escenarios, puesto que son los que son, es decir; acceso complicado y caro a los mercados mayoristas de financiación que, seguramente, lanzarán el coste del pasivo hasta cotas que obligarán a buscar otro tipo de financiación. En esta batalla andan las entidades financieras españolas, las grandes y las medianas, todas ellas volcadas en la comercialización de ofertas para la captación de pasivo minorista. Eso sí, también a precios elevados.

El coste del pasivo se mantendrá alto, muy alto, a lo largo del año. Parece que sea esta la única o la mejor forma de competir con las elevadas remuneraciones de los instrumentos del Tesoro Público, auténtico y creciente competidor de la banca privada, como se puede comprobar en los últimos meses. Letras y bonos del Estado obligan al sector bancario a ofrecer productos con remuneraciones en el 4%, lo que provoca un aumento del traspaso de depósitos desde la banca privada hacia la deuda pública, asunto que genera mayores costes y cargas a las cuentas bancarias.

La situación marco en la que se producirá esa presentación de resultados, es en realidad un proceso de saneamiento en marcha desde hace dos años, y que al igual que en los últimos cinco ejercicios se va a mantener con reducción de márgenes. Quizás BBVA y Santander consigan que el impacto en los márgenes sea menor al contar con los mercados latinoamericanos, donde los modelos de banca universal son negocios que mantendrán su recorrido unos cuantos años más, aunque que deban convivir con una etapa de enfriamiento económico.

Sin embargo, el principal motivo de preocupación del sector, y en particular de los internacionalizados, es la obligación de financiarse en los mercados mayoristas con la carga de ser catalogados con el mismo riesgo soberano del Estado. Y por esta vía es difícil que la coyuntura sea más favorable en el segundo semestre ya iniciado, lo que implica que los costes para hacer frente a los vencimientos de la banca privada pueden llegar a asfixiar a alguna cuenta de resultados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...