edición: 2556 , Martes, 18 septiembre 2018
11/06/2018

Los analistas temen que las convulsiones en los mercados emergentes se extiendan a otras economías

Un dólar más fuerte y el rendimiento de los bonos de EEUU provocan inestabilidad y fuga de capitales
Carlos Schwartz
Los mercados emergentes han sufrido en semanas recientes un fuerte castigo de los inversores. Las monedas de ese grupo de países han soportado fuertes presiones y sufrieron devaluaciones. Argentina se ha convertido en una ejemplo controvertido con un dólar que pasó de los 17,25 pesos hace once meses a los 25 pesos por dólar en semanas recientes. La concesión del Fondo Monetario Internacional (FMI) de una línea especial de crédito que multiplica por 15 los recursos a los que tenía derecho por un acuerdo stand-by y el compromiso tomado por las autoridades del país de reducir el déficit fiscal en tres años en 19.300 millones de dólares va a colocar al país al borde del abismo en medio de la crisis social por la que ya transita. Sin dudas esta ayuda financiera ha evitado la caída del Gobierno que se dirigía a una inevitable control de cambios. Sin embargo, los tipos de interés del 40% aplicados para limitar la masiva fuga de capitales no son sostenibles. Pero Argentina no es una excepción en materia de emergentes, la presión sobre las monedas locales se ha reflejado con fuerza en la lira turca, o el peso mexicano.
Los países excesivamente endeudados han sido los más castigados por los inversores internacionales que mantienen activos en esos mercados para sacar provecho de los tipos de interés excepcionalmente altos con los que sus autoridades pretenden retener la inversión especulativa. La devaluación de las monedas se ha reflejado también en la pérdida de valor de los activos locales y las bolsas en la mayoría de esos países se han hundido. “Con un bono del tesoro de Estados Unidos a dos años en el 2,5% los inversores institucionales prefieren comprar seguridad y mantener sus inversiones en dólares con un activo muy líquido. 

En el horizonte está además la posibilidad de la que la Reserva Federal (Fed) y  el Banco Central Europeo (BCE) aumenten lo tipos de interés y aceleren la salida de dinero de los mercados emergentes”, señaló un operador del mercado de divisas a ICNreport. La caída del real en Brasil la semana pasada que tocó su cotización mínima ante el dólar en dos años desplazó el foco de atención de Buenos Aires a Brasilia con una moneda que ha caído el 14% ante el dólar en lo que va de año. La inestabilidad se ha visto reforzada por la crisis social en el país, unas elecciones generales en octubre sin un claro ganador, el volumen de la deuda externa denominada en dólares y el encarecimiento de la financiación. La onda expansiva alcanzó hasta África del Sur, y algunos analistas se preguntaban si la inestabilidad en los precios de la deuda soberana de Italia no enlazaba con estas incertidumbres por el saldo de deuda y la inestabilidad política en el país.

Los analistas están divididos sobre la posibilidad de que haya un contagio de esa inestabilidad a los mercados de las economías desarrolladas. “Los mercados de Estados Unidos llevan nueve años consecutivos al alza y los inversores no parece que vean a la situación de los mercados emergentes como un riesgo inminente. Pero sí se puede detectar una creciente cautela por ejemplo de cara a semanas como la próxima en la que tanto la Fed como el BCE deben anunciar el mantenimiento de sus políticas monetarias o no, algo que puede determinar nuevas turbulencias en el corto plazo”, señala la fuente consultada. “Los tipos de interés al alza son el principal elemento de predicción de problemas financieros en las economías más vulnerables”, de acuerdo con el ex economista jefe del FMI y profesor de la Universidad de Harvard Kenneth Rogoff quien concluye “Los riesgos son mayores que lo que la gente cree”. 

El aumento del precio del dólar frente a las monedas locales y el incremento de los tipos de interés hacen más cara la amortización de la deuda de un lado y hacen más gravoso cualquier nuevo endeudamiento, es decir dificultan la refinanciación de la deuda. La consecuencia colateral es una pérdida del valor de los activos locales lo que acelera la salida de la inversión extranjera lo que puede desembocar en crisis fiscales severas en las economías emergentes. Este proceso tarde o temprano si es muy inteso se traslada a las economías avanzadas. “Existe una concentración muy alta de vencimientos de deuda soberana y privada en lo que resta de 2018 y en 2019. Estamos hablando de 1,6 y 1,7 billones de dólares respectivamente de acxuerdo con los datos del Instituto Internacional de Finanzas. En las últimas seis semanas abandonaron los fondos de inversión en mercados emergentes 10.000 millones de dólares”, de acuerdo con fuentes en el sector de la inversión institucional. Es esta fuga de divisas lo que ha provocado la caída de los mercados de acciones y de las monedas locales.

Las bolsas de Brasil, Indonesia y Turquía han sufrido batacazos de dos dígitos desde mediados de febrero. Datos de esta naturaleza alarman a otros analistas que consideran que hemos asistido a un breve periodo de crecimiento coordinado a escala internacional por una sumatoria de factores que dieron por resultado la recuperación transitoria de unas tasas de crecimiento aceleradas. “El mundo confundió una afortunada confluencia de factores de crecimiento con una recuperación sostenida auto alimentada y sincronizada”, afirma el ex consejero delegado y analista jefe de PIMCO actual asesor de inversiones de la aseguradora Allianz. 

Lo que se está haciendo cada vez más evidente hoy en día es que con la excepción de los Estados Unidos donde la política está arrastrando el crecimiento los otros factores parecen ser menos duraderos”, añadió en un comentario sobre la situación actual de los mercados. Para los analistas y asesores de los fondos de inversión y compañías que como las aseguradoras invierten en activos de largo plazo y bajo riesgo, como la deuda soberana y de grandes empresas han saltado las alarmas y los países con gran carga de deuda pública y privada en divisas y corporaciones que tienen ingresos en su moneda local y deuda en divisas están bajo la lupa por ser un factor de riesgo en las condiciones actuales de los mercados internacionales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...