edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
03/06/2019
Estrategias empresariales

Los argumentos que conducen a la fusión entre Renault y Fiat sirven para otros sectores

Las inversiones en tecnología que necesita el sector bancario, el aeronáutico, el energético o el logístico obligan a considerar la solución de los constructores del motor
Juan José González
Liderazgo, competitividad, guerra comercial, inversiones, competencia, nueva tecnología... son algunas de las claves que pueden explicar las razones que movieron a pensar a los directivos de estas dos marcas que la posibilidad de una unión entre ambas permitiría avances, mejoras y ganancias en esos seis aspectos que se enumeran al principio. Las mismas razones pueden servir, y de hecho así se lo plantean algunos sectores industriales y de servicios, para concluir que sería posible una gran concentración en el sector financiero, en infraestructuras, en energía, petróleo, aviación u otros. Motivos políticos, económicos, estratégicos, legales o normativos, comerciales... están en la base de esta tentativa de fusión (tentativa por cuanto se desarrollan las primeras conversaciones) entre dos importantes colosos del motor como Renault y Fiat (sin olvidar que Nissan está en la operación). La iniciativa, hoy por hoy compleja desde distintos aspectos, como puede ser, sin ir muy lejos el relativo a la posición de una nueva y quizá primer fabricante mundial del sector, de dominio en el sector automovilístico respecto a la que, seguramente, el organismo encargado de la vigilancia de la competencia se pronunciará en algún momento. Por el momento, los inversores parecen haber otorgado el visto bueno al movimiento, como lo ponen de manifiesto los avances en bolsa. Inversores que ahora ya hacen cuentas y extrapolan la operación en el automóvil a otros sectores, el financiero entre ellos.
Los analistas se vienen prodigando en los últimos días sobre los pros y contras de la unión empresarial (fusión o alianza o su resultante final) entre las automovilísticas Renault y Nissan con Fiat Chrysler y las cifras de vértigo resultantes de la monumental suma. La verdad es que pensar en un mastodonte con ingresos de 172.000 millones de euros anuales puede dar para mucho, pero en primer lugar para imaginarse ahorros de duplicidades, compras y demás, y que en el caso de la fusión del motor se estiman en unos 5.000 millones al año. Aplicar criterios similares a una fusión entre BBVA y BNP, por poner un ejemplo, resolvería todos los problemas del banco español de un plumazo, quizá en la primera reunión plenaria dedicada a las sinergias, la entidad española daría beneficios sin abrir una oficina.

El asunto de las sinergias es, sin embargo, un tanto engañoso por cuanto supone ignorar el capítulo de las amenazas, los riesgos inminentes que acechan a todos los sectores pero que el automovilístico parece exhibir en toda su dimensión. El primero de ellos, es el relativo a la competitividad, una batalla que se desarrolla en múltiples terrenos: locales, provinciales, nacionales e internacionales o global.

Es la batalla de la globalización donde se identifican las principales barreras empresariales, sea del automóvil, sea del sector bancario, debido a la diversidad de las normativas, legislaciones laborales, distribución de bienes y servicios que obligan a modificar y diversificar estructuras laborales, logísticas, comerciales, etc. A esta realidad, np hay sector que se escape.

Por si no fueran suficientes los problemas que plantea la globalización respecto a la exigencia de competitividad, el nuevo fenómeno de la guerra comercial, originado por las decisiones del presidente norteamericano, está obligando a repensar las reglas internacionales de intercambio de bienes y servicios. Aquí, las nuevas exigencias normativas, consecuencia obligada de las medidas arancelarias, afectan, en primer lugar, a las mercancías, pero a la vuelta de la esquina se encuentran los riesgos (y con estos con los costes) para los activos financieros y su intercambio y circulación.

No es ajeno el sector bancario, y por la misma razón el automóvil y demás sectores, que la tecnología, la digitilación, la innovación, los nuevos procesos de producción y distribución de productos financieros a través de redes y, por ahora, también, de oficinas, conllevan la necesidad de muy fuertes inversiones que, como se está demostrando en estos últimos ejercicios acaba con las cuentas de resultados en cifras más bien modestas en el mejor de los casos. Luego aquí, en el apartado inversor, la suma de inversiones de dos colosos, de dos constructores de vehículos, o de infraestructuras, o del sector aeronáutico, como en también en el financiero, la unión hace más que la fuerza, refuerza la competencia y asegura el liderazgo, entre otros.

Quizá el movimiento de Renault con Nissan y Fiat con Chrysler, sea aprovechado como ocasión de oro para reflexionar a los líderes empresariales de otros sectores. En esas reflexiones deberían intentar separar las cifras resultantes, con sus riesgos y sinergias seguramente espectaculares, de la realidad. Y la realidad es la obligación de imaginarse un escenario a tres, cinco o diez años donde, al igual que los coches eléctricos, con o sin conductor, serán los únicos productos que salgan de las factorías (además de los coches voladores) las operaciones financieras intercontinentales, al igual que las locales, se llevarán a cabo mediante un abrir y cerrar de ojos. Y el primero que tenga capacidad de visión, como ahora parece que sucede con Renault y Fiat, se llevará el gato al agua.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...