edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
24/05/2018
banca 

Los bancos se resisten a dar acceso a las cuentas de clientes que lo autoricen a los sistemas de pagos

Las entidades reunidas en el IIF se revuelven contra las fintech y piden un campo de juego nivelado
Carlos Schwartz
El 23 y 24 de mayo se realiza en Bruselas la Reunión de Primavera del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés). Al cónclave han acudido las primeras figuras de la banca europea, incluida la española. En la primera jornada los presidentes y consejeros delegados de varios bancos han criticado la creciente presencia de las grandes tecnológicas en el área financiera y el surgimiento de una competencia de las fintech señalando que todas ellas en realidad toman depósitos y sin embargo no están sujetas a la misma regulación de la banca. La entrada en vigor de la Directiva revisada de los Servicios de Pago (PSD2) de la Comisión Europea (CE) ha sido el detonante de esta reacción de la gran banca. La directiva establece en líneas generales que los bancos, las cajas de ahorros, las sociedades de crédito hipotecario y otras entidades autorizadas a tomar depósitos del público están obligadas a dar acceso a las cuentas de pagos de los clientes que así lo soliciten a los proveedores de servicios de información de cuentas corrientes (AISP, por sus siglas en inglés) y a los proveedores de servicios de iniciación de pagos (PISP, por sus siglas en inglés). 
La directiva en vigor desde enero fue diseñada para alentar el desarrollo “de servicios financieros tecnológicos innovadores con el objetivo de ampliar la competencia en el mercado de pagos”. Mientras tanto quienes realmente han abordado este mercado son los especialistas en sistemas de pagos, entre los cuales están las principales financieras tecnológicas y, para desagrado de los bancos, se abre la posibilidad de que esa competencia se extienda a las tecnológicas en general incluyendo las empresas de telefonía. 

Amazon, Google, Facebook, y Apple están en primera fila y no son europeas. Lo cual quiere decir que de una u otra forma las fintech pueden intervenir en la desintermediación de los bancos europeos. El poderoso lobby de la banca, el IIF, ha decidido agrupar a lo más representantativo de sus socios europeos para otorgarles una tribuna desde la cual criticar la “ausencia de un campo de juego nivelado” como señaló Ana Patricia Botín, la presidenta del Banco Santander y puntualizar que las fintech no están sujetas a la misma regulación que la banca lo cual les otorga una ventaja reprobable como señaló Jean Lemierre, el presidente del francés BNP.

Lemierre se ha centrado en la cuestión de los “monederos digitales” que son según concluye prestamente algo próximo a los depósitos de clientes, para señalar que los que ofrecen ese servicio no deben ajustarse a la misma normativa que los bancos a pesar de hacer operaciones similares a las de la banca. Su recomendación es que los reguladores “miren” este asunto. “Cuando un tercero se involucra en un sistema de pagos es difícil no ver una actividad de toma de depósitos y nosotros nos hemos tomado mucho trabajo para proteger a los depositantes en el pasado”, afirmó el alto ejecutivo del banco. 

Lo cierto es que lo que persigue la CE es una innovación en el sector financiero, un Sistema Bancario Abierto.Va de suyo que este proyecto va a incrementar de forma significativa la competencia entre los bancos y los no bancos que ofrecen servicios financieros. Desde los pagos con tarjetas virtuales hasta las transferencias sin comisiones y a unos tipos de cambio que los bancos no practican ni por error, hasta una gestión optimizada de los gastos son ofertas que están en el mercado y la nueva directiva las facilita de forma clara. 

Uno de los objetivos a los que apunta la CE es al desarrollo de las denominadas API, aplicaciones que son programas de interfase que vincularían los servicios de terceros con las cuentas corrientes de clientes en las entidades. Como se puede comprender los bancos que para obtener beneficios en un entorno de muy bajos tipos de interés zurran a sus clientes a base de comisiones -el caso del Santander es paradigmático- aspiran a que los reguladores metan en cintura a la irrupción de las fintech en su propio campo de juego. No es casual que los bancos se hayan lanzado a desarrollar aplicaciones para sus clientes para facilitar operaciones bancarias desde el teléfono móvil, pero el problema es que los bancos tienen unos costes que no tienen las fintech con lo cual hay terrenos en los que la competencia es imposible.

Los banqueros se quejan de que el trato es desigual porque deben abrir a la competencia el acceso a las cuentas de clientes y a su información pero no tienen posibilidad de acceder a la información de las tecnológicas, y lo ven desde el punto de vista del intruso en su propio mercado un intruso que además en general es una plataforma estadounidense, mercado en el que para operar los bancos deben incurrir en altos costes y quedar sujetos al ojo del regulador local. 

No parece sin embargo que el clamor de estos encumbrados gestores de bancos vaya a conmover a los reguladores. “Somos reticentes a intervenir con cualquier tipo de regulación por temor a sofocar la innovación”, afirmó Bill Coen secretario del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. El ejecutivo añadió que “observaban los acontecimientos” para asegurarse de que no había riesgos para la estabilidad financiera o para la equidad en el campo de juego de las finanzas, pero afirmó que ninguna de las dos constituía una preocupación en la actualidad. Olivier Guersent, funcionario de la CE responsable de servicios financieros señaló que “seguridad y competencia” eran las dos grandes prioridades de los reguladores cuando introdujeron las reformas para una Banca Abierta con la introducción de la segunda directiva de pagos este año.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...