edición: 2700 , Miércoles, 17 abril 2019
26/12/2018
La nebulosa herencia de FG

Los cambios en BBVA crean malestar en los inversores, que urgen una salida al Garanti

La primera gran decisión del consejo del banco para que la ejecute el nuevo equipo de Torres-Genç será sobre el destino del Garanti 
Juan José González
El consejo se debate en la duda de si quedar o salir del Garanti, ampliar o vender, y se divide entre los optimistas, que confían en que algún se produzca una aportación positiva de la filial turca a los resultados de la matriz. Los pesimistas lo dan por perdido, se niegan a una ampliación de capital, no ven posible una recuperación de la cotización -hoy por debajo de su valor contable- y sospechan que, finalmente, sólo la recuperación y vuelta a la normalidad de la economía turca pueda obrar el milagro en el Garanti. Ni ampliación de capital ni recuperación de la cotización del banco y, mucho más lejos se encuentra la recuperación de la economía del país -en acelerada desaceleración-: todo empuja a la filial a una situación desesperada para los próximos meses, tiempo en el que el BBVA y su consejo de administración deberán proponer al nuevo equipo directivo una salida, una decisión, seguramente, la primera de gran alcance que deberá ejecutar el equipo del CEO Onur Genç y del presidente Carlos Torres ya en la era post FG.
En principio, todo se prestaba a un relevo ordenado, una sucesión pactada y cambios negociados y medidos. El segundo banco del sistema financiero español finaliza un ejercicio en medio del tumulto que provoca el cambio, la vuelta y revuelta del en la alta dirección ejecutiva, comenzando por el presidente y siguiendo una línea vertical descendente que en breve será nueva en su totalidad.

Los cambios, el caos, ha comenzado en la sede central del banco, en Madrid, y ahora le seguirán los relevos en el exterior. En contra de lo que parece, los problemas de mayor peso se encuentran en las filiales y no en la central. Lo que no significa que el banco en Madrid esté exento de líos y problemas. Los cambios en la alta dirección, tras acordar el consejo la salida como presidente honorífico y de la Fundación del banco, de Francisco González, han creado una tensión inusual en una gran organización bancaria o empresarial; se diría que el trauma de los relevos más se parecía al releo de un presidente de un club de fútbol que de una entidad bancaria. 

Carlos Torres, ascendido por su sucesor y el consejo a rango de presidente no ha sabido (o no ha podido) gestionar el cambio con prudencia, tranquilidad y sosiego, es decir, dentro de un orden. Condicionado por los deseos de Francisco González durante su fase de retirada, Torres apenas ha podido comunicar con la antelación debida los cambios a los interesados y mucho menos a los afectados, entendiendo por estos, los directivos que ya se habían una idea sobre su futuro y que contaban con un puesto seguro en la nueva estructura directiva. 

Caos, desconcierto, desorden y descontrol que es observado por los inversores y grandes fondos de inversión con preocupación y malestar, y con desconfianza por los clientes. No se puede empezar peor. Una situación que no pasa inadvertida para los medios de comunicación internacionales, que recogen las informaciones sobre el cambio en la cúpula directiva del BBVA, el segundo banco español, atendiendo al orden de los comunicados del banco y a la información recibida en la CNMV.

Exenta de crítica al respecto, la prensa extranjera, entiende que más importante que los cambios en el equipo es la urgencia de poner en orden los negocios de las filiales del banco español y, en concreto, apuntan al banco turco Garanti como un problema sobre el que el consejo de administración deberá tomar alguna decisión en breve. Más problemas son los que pueden llegar al banco por la vía del menor crecimiento de su economía que, según el Fondo Monetario Internacional, apenas crecerá. Y más preocupante es la contracción de la demanda de crédito en base a un aumento de los precios que en su tasa anual se disparan por encima del 20%.

La decisión que salga del consejo de administración de BBVA para ser ejecutada por el nuevo equipo de Torres-Genç tendrá en cuenta, seguramente, que el grupo de primeras entidades bancarias turcas cotizan por debajo de su valor contable y que los rendimientos de dos dígitos del pasado ya no serán posibles en el inmediato futuro. Y esta percepción es la que tienen los inversores, los grandes fondos de inversión internacionales sobre el Garanti, pero también, indirectamente, sobre el BBVA. Y la clientela del banco también lo sabe.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...