edición: 2579 , Lunes, 22 octubre 2018
17/07/2018

Los cambios en las normas del banco central chino harán perder a Tencent y Alipay 1.000 millones

Los dos gigantes de los pagos móviles acaparan transacciones que representan 16 billones anuales
Carlos Schwartz
China es uno de los países en el que los pagos móviles alcanzan niveles sin precedentes con un total de 16 billones de dólares el año pasado, de acuerdo con la consultora Analysys Mason. En ese mercado hay dos operadores fundamentales: Alipay y Tencent. Un cambio en la normativa que ha entrado en vigor este año y que determina que las empresas que canalizan pagos de terceros deben mantener en sus cuentas corrientes el dinero de los clientes va a afectar seriamente los ingresos de los dos gigantes. La decisión puede suponer para los dos colosos de los pagos móviles una merma en sus ingresos anuales de hasta 1.000 millones de dólares. El alto volumen de ingresos de ambas empresas tiene que ver con la tendencia de los consumidores chinos que se han volcado a los teléfonos inteligentes para todo tipo de compras, desde el supermercado pasando por los taxis y hasta para hacer pagos entre amigos por gastos compartidos. Pero las plataformas también se usan de forma creciente para adquirir activos de inversión y para hacer una gestión financiera lo cual supone su adopción por personas de un perfil financiero más alto y mayor capacidad de gasto. 
Alipay de Ant Financial y Tencent de WechatPay son las dos empresas dominantes en este gigantesco mercado que mantiene el ritmo de crecimiento. La filial de Ant Financial retuvo durante el primer trimestre el 54% de las transacciones que se hacen en este mercado, mientras que las operaciones canalizados por Tencent representaron un 39%. De forma conjunta ambas plataformas de pagos recaudan centenares de millones de renminbi de clientes que quedan aparcados en las cuentas de ambos sistemas de pagos hasta su transferencia a los receptores finales. 

Hasta la modificación de la normativa las plataformas estaban autorizadas a invertir el dinero de sus clientes de la misma forma que los bancos pueden utilizar los depósitos para hacer inversiones propias y dar crédito a su clientela, aunque a diferencia de los bancos los sistemas móviles no pagan un interés a sus clientes. Es decir, el periodo dorado en el cual el coste de los recursos era cero para las inversiones de ambos colosos de las finanzas on line, se ha acabado. A partir de enero de 2017 el Banco de la China Popular anunció que comenzaba a exigir a los grupos de pagos que canalizan recursos de terceros del sistema que mantuvieran un 20% de esos saldos en una cuenta corriente de un banco comercial que de forma explícita no debe tener rendimiento de intereses.

En abril el coeficiente fue elevado al 50% de los saldos de clientes en las cuentas del banco y la institución monetaria anunció la pasada semana que a partir de enero de 2019 las plataformas de pagos deberán retener el 100% de los saldos de clientes y restringir su circulación. La consecuencia de esta decisión es que las plataformas van a dejar de ganar dinero en intereses a coste cero. El motivo de esta decisión es preservar los intereses de los clientes de las plataformas de pagos que pueden arriesgar el dinero de clientes en operaciones poco conservadoras con riesgo de que esos recursos se pierdan. 

En realidad el banco central informó el año pasado que algunas de las plataformas menos importantes que canalizan pagos de terceros habían distraído fondos de clientes para hacer inversiones de alto riesgo al mismo tiempo que la práctica de mantener los saldos de clientes en varias cuentas corrientes en diversas entidades hacía muy complejo el control de esos saldos en manos de terceros. “Los fondos mantenidos como reserva no son propiedad de la entidad que opera en las transacciones sino de los clientes en cuyo nombre se hacen los pagos”, afirma una fuente de medios financieros enunciando una obviedad que parece que no estaba clara hasta ahora ni para el banco central ni para las propias empresas de pagos. 

De acuerdo con fuentes de medios financieros el mercado del dinero y de los pagos requiere en China de una mayor disciplina por parte del regulador y la adopción de las normas necesarias para rectificar “algunas conductas caóticas en los mercados de pagos y financieros” que han sido habituales en China hasta ahora. La realidad es que los dos grandes del sector manejaban los recursos de terceros de forma conservadora pero ello no obviaba el hecho de que la utilización de esos recursos de terceros para su inversión en simples cuentas remuneradas en bancos comerciales generara ingresos.

Va de suyo que la titularidad de esos ingresos no se la puede adjudicar la entidad depositaria de esos recursos a la cual se le permite su uso por definición sólo con el cometido de que sea fiel al empleo a la que se lo ha destinado. Sólo que al Banco de la China Popular se le olvidó hacer esta salvedad oportunamente. Tencent ganó por intereses el año pasado 3.900 millones de Renminbi lo que representa el 1,7% de los ingresos totales de la plataforma. Ant Financial que no cotiza en bolsa no publica el detalle de sus cuentas, pero el hecho de que tiene un mercado mucho más amplio para el pago de servicios y bienes con móviles hace suponer que sus ingresos por intereses serán significativamente mayores aunque al mismo tiempo puede que esa cifra como parte del total sea aun menos significativa. 

El balance del Banco de la China Popular muestra que los depósitos de las entidades no financieras -que están formadas íntegramente por las plataformas de pagos de terceros-  aumentaron de cero antes de mayo del año pasado hasta 501.000 millones de renminbi a finales de mayo. Antes de la implementación de las reservas obligatorias el grueso de ese dinero estaba destinado a generar intereses como depósitos de clientes en otros bancos del sistema. La última decisión dista mucho de ser una sorpresa en la medida que un alto funcionario del banco central chino anunció hace ya tiempo que la indisponibilidad de los saldos de clientes alcanzaría al 100% de esos fondos el próximo año. La obligación de mantener los saldos como reservas es también parte de un esfuerzo por endurecer el control sobre los grupos financieros dedicados a los pagos de terceros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...