edición: 2789 , Lunes, 26 agosto 2019
28/06/2019

Los fondos de capital privado tienen una caja de 2,5 billones de dólares para gastar en adquisiciones

La magnitud de la cifra está en línea con la que desembocó en la última crisis financiera de 2007
Carlos Schwartz
 Los fondos que invierten en capital privado han amasado una caja de dimensiones solo comparables a los recursos que habían acumulado en vísperas de la crisis financiera de 2007/2008. En una medida significativa los aportes para esta actividad proceden de fondos de pensiones, fondos soberanos y otros grandes vehículos de inversión, entre los que los mayores operadores levantan capital ronda tras ronda. De acuerdo con los datos del proveedor especializado de información Prequin, la munición en la caja de los fondos dedicados a este tipo de adquisiciones es del orden de los 2,44 billones de dólares. No se alcanzaba una caja de esa magnitud desde que el sector desembocó en la crisis financiera de 2007/2008. Pero los grandes fondos buscan dónde invertir esa caja, en un tipo de operaciones que prefieren desarrollar el negocio lejos de la vista de los accionistas, evitando la entrada en el capital de los fondos reivindicativos, extrayendo caja y desarrollando los activos para obtener una tajada suculenta a la hora de salir de su inversión. El problema ahora es el momento del ciclo y la posibilidad de que nos encontremos próximos a una crisis que altere el negocio y obligue a prolongar la inversión más allá de las previsiones iniciales para salvar el objetivo de la rentabilidad. Es lo que ocurrió con muchas inversiones sobre el fin del ciclo anterior, algunas de las cuales acabaron llegando a buen puerto a expensas de las dimensiones sistémicas de los fondos que las mantuvieron en su cartera hasta que la actividad económica comenzó su recuperación. 
Durante la primera mitad de este año las cifras de adquisiciones se han visto infladas por varias operaciones de más de 10.000 millones, cerradas a pesar de la desaceleración económica, la inestabilidad financiera y la guerra económica. Lo que está en la línea del horizonte para este grupo de inversores son las adquisiciones que permitan asignar los recursos acumulados a objetivos de inversión.

Mientras tanto, los fondos siguen levantando capital con la expectativa de añadir a la caja acumulada 1 billón de dólares más a lo largo de este año. El valor de las operaciones apalancadas subió hasta los 256.000 millones de dólares en los primeros seis meses de este año, la segunda cifra más alta en la historia del sector, de acuerdo con el proveedor de información Refinitiv. Los datos indican que se han superado las cifras de 2006, cuando el sector estaba en medio de su gran ofensiva sobre las marcas más llamativas del mercado estadounidense. 

Las adquisiciones de capital privado representan el 13% del total global de las operaciones de compras. Las fuentes del sector señalan que la competencia por los activos “es muy intensa”, porque todos los fondos tienen mucho dinero y el crédito bancario sigue barato. Algunos analistas han advertido que las políticas de dinero fácil de los bancos centrales acababa encontrando su camino a las pocas inversiones rentables en el mercado, pero que la puja por los activos provocaba burbujas focalizadas en ciertos grupos de activos. Los gestores de los fondos de capital privado están pagando precios récord para cerrar operaciones y deshacerse de la liquidez. Pero los ciclos de grandes acumulaciones de caja y precios altos de los activos, han arrojado como resultado una reducción del beneficio de las operaciones, señalan las fuentes.

Esta situación ha desembocado además en un aumento de los niveles de apalancamiento en el combate por arrebatar activos entre los grandes fondos. De acuerdo con los datos de S&P Global Market Intelligence los niveles de apalancamiento en las operaciones de capital privado es superior al registrado en vísperas de la crisis financiera de 2007/2008.

Cuatro operaciones este año han superado la barrera de los 10.000 millones de dólares lo cual coloca a la cifra cerca de los totales registrados en todo 2018 para las grandes adquisiciones, los denominados 'megadeals'. Entre las grandes operaciones está la adquisición récord de Blackstone de la cartera de almacenes para estocaje estadounidenses, propiedad de la firma GLD de Singapur, por importe de 18.700 millones de dólares, calificada como la operación inmobiliaria más grande en la historia de los fondos de capital privado. 

Otra gran operación es la compra de la división de cuidados dermatológicos de Nestlé en 10.100 millones de euros por la firma EQT, y finalmente la venta del propietario de redes de fibra óptica Zayo Group a Digital Colony y EQT por 14.300 millones de dólares. 

Ejemplos del continuado esfuerzo por reunir capital son los de Cinven, con sede en el Reino Unido, que ha levantado 10.000 millones de euros, Advent International de Estados Unidos ha levantado 17.500 millones de dólares, y la luxemburguesa Cinven pretende levantar este año 18.000 millones de euros para lanzar un fondo de dimensión récord en el 2020, mientras que EQT trabaja en la dirección de levantar 14.000 millones para un fondo también en el 2020.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...