edición: 2939 , Jueves, 2 abril 2020
27/03/2019

Los inversores rechazan la OPA de WiZink por 2.400 millones

ICNR
La gestora estadounidense de fondos de capital riesgo Värde paraliza la salida a Bolsa del banco especializado en tarjetas de crédito WiZink.
Los inversores descartan que sea posible una valoración en el entorno de los 2.400 millones y el número de reclamaciones por usura contra la entidad también juega en su contra. Värde no tiene tanta prisa por vender y la oferta pública de venta (OPV) queda de momento congelada.

Värde, que asesora fondos por 14.000 millones de dólares (12.400 millones de euros), ni siquiera tiene fichados oficialmente a los coordinadores de la OPV de la entidad financiera que opera en España y Portugal, si bien Goldman Sachs y UBS eran los bancos mejor posicionados. Ambos fueron los artífices de la colocación de 515 millones de euros en bonos en agosto de 2018.

WiZink, que cobra una media del 24% en los créditos que concede a través de sus tarjetas de crédito, es una entidad blindada pese a que los tipos de interés continúen por los suelos. Pero es cierto que existe una oleada de reclamaciones contra el sector que daña su modelo de negocio. 
En un folleto de un fondo de titulización del pasado mes de diciembre, WiZink revela que en 2017 tuvo 245 reclamaciones que invocaban la ley de la usura, que data de 1908 y que se resume en que "será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino".

Las valoraciones que pide Värde, alrededor de los 2.400 millones de euros, según fuentes financieras, son demasiado exigentes para un entorno con problemas, al que además se suma la incertidumbre electoral nacional. El objetivo de Värde es vender entre el 40% y el 50% de la entidad. La gestora compró en 2014 a Popular el 51% de su negocio de tarjetas, que ya había incorporado el segmento de tarjetas de Citibank. La compañía, que pasó a denominarse WiZink en 2016, cerró la compra de Barclayscard en noviembre de ese año. En abril de 2018, Santander, heredero del 49% de WiZink tras absorber Popular, acordó la venta de ese porcentaje a Värde por unos 1.000 millones de euros.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...