Los mercados pierden el miedo al crudo no convencional
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
16/01/2018

Los mercados pierden el miedo al crudo no convencional estadounidense y los precios van al alza

El Brent está por encima de los 70 dólares y los precios de los futuros en Estados Unidos se afirman
Carlos Schwartz
El crudo de referencia Brent inició la semana por encima de los 70 dólares por barril y algunos operadores del mercado consideran factible que el crudo llegue en breve a los 80 dólares por barril. Mientras tanto los precios de los contratos futuros para el crudo WTI estadounidense se aproximan a los 65 dólares por barril en las primeras dos semanas de un año más firmes en los mercados del crudo desde 2005. “Estamos frente a un escenario que supone el retorno a un mercado al alza. Por primera vez desde el crash de los precios del petróleo en el verano del 2014 el fantasma del crudo no convencional estadounidense no frena el incremento de los precios. Pero no se puede olvidar que mientras tanto los grandes productores de la OPEP y sus aliados mantienen maniatada la producción. Ese es también un elemento de fondo de esta situación”, señala un operador del mercado en Londres comentando los precios esta semana. “El problema desde el verano del 2014 ha sido la velocidad con la que los productores de crudo no convencional retomaban la producción cada vez que el precio hacía rentable su explotación. Esto a su turno despertaba el temor a una caída de los precios y frenaba cualquier escalada en los mercados. La clave es que de momento eso no ocurre, aunque el temor soterrado persiste”, de acuerdo con otro broker del mercado. 
Hay visiones más conservadores de la situación del mercado. “Cuánto más sube el precio con más vigor bombean los productores de crudo no convencional, eso puede desencadenar una corrección en cualquier momento”, de acuerdo con Tamas Varga del broker PVM en Londres. El precio del Brent ha marcado su máximo desde 2014 por segunda semana consecutiva y un grupo de operadores del mercado considera que se ha vencido la barrera del miedo al crudo no convencional e intentan empujar los precios sobre la base de que el clima de recuperación económica internacional alimenta la demanda y la formación de stocks a precios “aun razonables”. Es llamativo no obstante que los más entusiastas son precisamente los operadores estadounidenses.

El ministro iraní del Petróleo, Bijan Zanganej, afirmó la semana pasada que algunos miembros de la OPEP no estaban de acuerdo con el crecimiento de los precios por encima de los 60 dólares por barril mientras que el Departamento de Energía de Estados Unidos pronosticaba para este año niveles de producción récord con 10,3 millones de barriles diarios y una producción estimada diaria para 2019 de 11 millones de barriles lo que representa un 20% más que el año pasado. Parte de ese terreno se ganaría este año, de acuerdo con los informes de la administración estadounidense. 

Mientras tanto, la Agencia Internacional de la Energía apunta que los stocks de crudo en las naciones de la OCDE se encuentran en el nivel más bajo desde julio de 2015. El ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos afirmó la semana pasada en una conferencia del sector que no veía cambios significativos en el mercado que justifiquen una modificación de la política del cartel de los exportadores o para entrar en pánico. En los hechos se repite el esquema en el cual los productores no convencionales estadounidenses sacan partido del incremento de precios sobre la base de una brutal reducción de costes que les ha permitido sobrevivir a pesar de la fuerte caída de precios. 

Pero el efecto de una mejor retribución por barril se nota en las decisiones estratégicas de las petroleras que han aprovechado la mejoría de las condiciones del mercado para acomodar sus estrategias a los cambios registrados en el sector del crudo y las perspectivas de la industria petrolera. Shell anunció esta semana que retoma sus planes de producción en el sector británico del Mar del Norte al noreste de las Islas Shetland en un proyecto que supone una inversión superior a los 1.000 millones de dólares con ExxonMobil como socio. 

Al mismo tiempo la empresa ha abandonado la producción de crudo en Irak en una escalonada retirada del Oriente Próximo aunque mantiene en la región la producción de gas. Las grandes petroleras se han fijado el objetivo de recuperar la actividad en las cuencas más maduras de petróleo y gas. Repsol anunció la reactivación del campo de Yme en el sector noruego del Mar del Norte del que espera extraer 65 millones de barriles perdidos en ese campo cerrado desde 2007. La reactivación de proyectos da cuenta de la mejoría de los precios.

Pero la cautela domina al sector preponderante entre los operadores porque estos son conscientes del papel que ha jugado la determinación de la OPEP respecto del recorte de producción en dar un suelo a los precios que de otra forma seguirían en niveles muy bajos. Hay no obstante elementos favorables a la escalada de las últimas dos semanas. La demanda se ha mantenido robusta durante los meses de invierno mientras hay un crecimiento económico fuerte que alimenta la demanda internacional junto con un dólar más débil que han influido sobre el aumento de los precios. 

En Estados Unidos los inventarios de crudo comercial en la semana hasta el cinco de enero cayeron en torno a los cinco millones de barriles con un total de 419,5  millones, el registro más bajo desde marzo de 2015. Un grupo significativo de operadores considera que el nivel de precios alcanzado la semana pasada es sostenible durante 2018 en la medida que la demanda siga creciendo mientras que la oferta se mantenga sujeta a la disciplina de la OPEP y su principal aliado, Rusia. Las tensiones geopolíticas en el Oriente Próximo han formado parte del cuadro de precios al alza en los mercados internacionales. Irán como foco de tensión y las posibles sanciones contra el país no son ajenas a los precios del crudo en los mercados al igual que los conflictos en torno a las alianzas de Arabia Saudita en la guerra del Yemen y la propia situación interna del país que es clave en los niveles de producción de la OPEP.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...