edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
29/04/2020

Los precios del crudo continúan bajo fuerte presión por la masiva venta de contratos de los fondos

El lunes, el principal ETF estadounidense dedicado al mercado del crudo impulsó un nuevo batacazo
Carlos Schwartz
Los precios en los mercados de futuros del petróleo siguen volátiles y con tendencia a la baja. Las oscilaciones no sirven para romper los límites al alza, mientras que no hay resistencia a la baja. “En cualquier momento podemos ver precios negativos de nuevo”, señala un operador del mercado que compra contratos a precios de saldo para la entrega física de crudo en junio. Este el plazo que los fondos de inversión están vendiendo de forma masiva. Los datos surgen de las notificaciones que los principales especuladores en petróleo registran en la Securities and Exchangte Commission (SEC). El mercado se había afirmado tras autorizar el presidente estadounidense Donald Trump a la armada de su país a abrir fuego contra las patrulleras iraníes que pudieran interponerse en su camino. En ausencia de toda evidencia de que existiera ese riesgo, la orden se interpretó como una nueva amenaza bélica contra Teherán y el efecto fue una recuperación modesta de los precios del crudo desde sus posiciones negativas de la pasada semana. La alegría duró poco. El Lunes el fondo cotizado en bolsa (ETF) dedicado en exclusiva al petróleo (US OIL) comunicó a la SEC que vendería todos sus contratos de futuro con vencimiento en junio de crudo West Texas Intermediate (WTI). El efecto fue provocar una nueva caída de los precios del barril en el mercado el lunes, y la debilidad se extendió al día siguiente. A las seis de la tarde el martes los contratos a junio del WTI cotizaban a 11,89 dólares el barril.
El Brent también se vio afectado por la desafección de los inversores cotizando a 20,06 dólares el barril. El peso de los especuladores sobre el mercado del crudo es determinante. Poco después de la crisis financiera de 2008 el departamento de investigación económica del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) describió al comportamiento del mercado del crudo durante la crisis financiera del 2008 como el resultado de operaciones especulativas.

Economistas del BIS modelizaron el comportamiento del mercado tras la crisis y llegaron a la conclusión de que el petróleo se había comportado como un activo de inversión. Sólo esta característica podía explicar la violencia y rapidez de los movimiento, tanto a la baja como al alza. En realidad en los mercados de futuro el crudo para entrega física es una parte ínfima de los contratos que se negocian. US Oil Fund dijo el lunes que vendería sus contratos a junio que representan el 20% de su activo total, equivalente a 3.600 millones de dólares, a lo largo de cuatro días. El precio del barril del WTI cayó un 25% tras el anuncio.  Pero las ventas de contratos no se limitaron a este ETF, otros fondo siguieron los pasos de Us Oil el martes ante la posibilidad de que los precios negativos regresen en este mercado a causa de la baja demanda mundial, provocando a los inversores pérdidas significativas. 

Son pocos los operadores del mercado de futuros que han obtenido ingresos apostando en contra del crudo, pero desde luego los que acertaron han logrado ingresos récord. Mientras tanto los importadores de crudo y productos del petróleo que han logrado espacio de almacenamiento están comprando contratos a precio de derribo. En materia de almacenamiento las semanas anteriores se caracterizaron por el fuerte aumento en el precio del alquiler de los grandes barcos petroleros de la categoría VLCC, con capacidad de hasta 2 millones de barriles. El precio del alquiler diario superó los 150.000 dólares. Esta semana lo que se ha disparado es el precio de los buques tanque dedicados al transporte de productos del petróleo. Gasolinas, kerosenos, y gasóleos destinados a combustibles de coches, aviones y camiones además de calefacción, han registrado también precios significativamente más bajos en medio de la parálisis global del transporte. 

En línea con la disposición de productos físicos de los contratos futuros de mayo y en previsión de los de junio el precio del alquiler diario de los buques de la categoría Long Range 2, con capacidad para hasta 800.000 barriles, alcanzó los 173.000 dólares el lunes de acuerdo con los brokers del sector. El alquiler de los Long Range 1 con capacidad de entre 345.000 y 615.000 barriles se duplicó llegando hasta los 112.000 dólares diarios. En la medida que los importadores compran los productos a precios más bajos, las navieras explotan el diferencial para subir las tarifas hasta niveles que, si bien dejan un margen al importador, suponen ingresos extraordinarios para las navieras. En la medida que el espacio para el almacenamiento de crudo y productos refinados está virtualmente agotado, los barcos son el último recurso disponible para los operadores del mercado que están interesados en la disposición física de crudo y productos que esperan vender con un significativo diferencial cuando los precios se recuperen tras el confinamiento global.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...