edición: 2742 , Miércoles, 19 junio 2019
02/05/2019
banca 
Primer trimestre

Los resultados de la banca se frenan y contagian de las dudas de la economía

Las incertidumbres se reflejan en los resultados del sector bancario, que ceden un 12% aunque avanza el margen de intereses, las comisiones netas y registran un leve ascenso los costes de explotación
Juan José González
Menor actividad de los mercados, dudas en el mercado interior en un clima electoral incierto, incertidumbre internacional en países clave para los negocios de los bancos españoles, han marcado un ritmo negativo en los resultados de los cinco grandes bancos (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell) en el primer trimestre del ejercicio que se salda con una caída de los beneficios del 12,3%. Los cinco grandes obtienen un beneficio de 4.000 millones en el primer trimestre del ejercicio, un período caracterizado por el avance de un 2,3% de intereses (excepto en el caso de Bankia) y el frenazo en las comisiones netas (excepto un fuerte aumento en Sabadell). Retroceso del margen bruto, con un leve aumento de los costes de explotación (más acusado en Bankia y Caixabank) caídas en el margen neto y finalmente un retroceso en el beneficio atribuido del 12,21%. La ausencia de extraordinarios, la aplicación de nueva normativa y los procesos de reestructuración en algún caso, se vienen a sumar a un escenario de incertidumbre general que ha caracterizado el ambiente de las cuentas bancarias, un frenazo en toda regla, un ajuste o la preparación de un impulso para el próximo trimestre.
Santander se mantiene en el primer trimestre en una fase marcada por la reestructuración de activos, en algunos casos con pérdidas, como en la cartera de inmuebles en España o los gastos de reestructuración de Reino Unido y Polonia. Respecto al negocio bancario, los resultados del grupo cayeron un 10% con un ligero descenso de las comisiones (1%) pero un aumento del 3% en el margen de intereses. Quizá la nota negativa del trimestre sea la caída delos resultados (-36%) de la filial británica.

El BBVA de Torres encalla en la primera parte del ejercicio, sigue varado en el fango heredado de su antecesor Francisco González, en medio de una maniobra de distracción o cambio de personas, un nombramiento en la vicepresidencia del banco (Torrecillas) que ha provocado reacciones negativas en una parte del equipo directivo del banco. Una primera actuación o bautizo público del CEO turco Onur Genç que no sabido (o no ha querido) explicar el verdadero motivo del ascenso del nuevo vicepresidente. Como tampoco ha podido transmitir con claridad el deterioro de los activos financieros, con una subida interanual del 24,4% que a buen seguro debe ser una preocupación principal junto a la subida del 45% de las provisiones.

Quizá haya sido la situación del banco de Torres la que ha centrado la atención de analistas y expertos del sector, habida cuenta de la inconsistencia de sus números. Si por un lado las cifras dejan patente que se está en labores intensas de limpieza interna, con una tasa de morosidad que desciende hasta el 3,9%, los resultados negativos cosechados en EE UU y en el mercado nacional (España) indican que el banco continúa en una dinámica descontrolada, sólo compensada por las ganancias de la filial mexicana, con nada menos que 627 millones de euros, un 4,7% más. Limpieza que resta y sigue en el plan de reordenación de activos que, en el caso de la plantilla sigue a la baja como también se reduce el tamaño de la red de oficinas. En todo caso, los saneamientos a que obliga el deterioro de las inversiones en Turquía (subida de provisiones en un 45%) no sólo se refleja en la caída del beneficio atribuido en casi un 10%, sino en la incertidumbre que genera de cara a los próximos trimestres.

Para Caixabank la primera parte del año comienza sin los resultados extraordinarios, entre otros, de los provocados por la venta de la participada Repsol por el cambio de método de valoración de la participación en la energética  no pudo atribuirse 63 millones de euros por la desinversión). Con todo, el banco logró un avance en el margen de intereses del 3% (+1.237 millones). Según estas cifras, y sin considerar el impacto atípico (negativo) de los extraordinarios, el resultado avanza un 4,3%.

Bankia sigue la línea de recuperación, lenta pero con mejor sintonía en su actividad comercial. Los menores ingresos por operaciones financieras y el impacto de una nueva norma contable han sumado para que el resultado trimestral haya sido negativo en un 10% con un beneficio de 205 millones de euros. 

Recuperación también es el estado en que se encuentra Sabadell tras poner orden en el caos migratorio de la tecnología de su filial británica TSB, un asunto que todavía no está cerrado y al que debe dedicar en los próximos meses esfuerzos de gestión y de dinero. En líneas generales, mejora (respira) el negocio bancario a base de apurar en las comisiones netas (+8,8%) y de lograr un recorte de gastos de explotación del 8,5%.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...