edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
15/07/2020

Los ’traders’ de petróleo se benefician con la volatilidad del mercado gracias al arbitraje internacional

Los grandes del sector obtienen buenos resultados en medio de una crisis con precios negativos
Carlos Schwartz
Los grandes 'traders' del petróleo como Vitol, Trafigura o Mercuria han obtenido buenos resultados en la primera mitad de este año. Mientras los productores y exportadores de crudo soportaban una tormenta sin precedentes con una caída en los precios de la materia prima. El WTI entró en territorio negativo brevemente en abril porque al cierre de los contratos de futuros el agotamiento de la capacidad de almacenamiento llevó a que las terminales estadounidenses pagaran para que se retire crudo de sus tanques. Los intermediarios aprovecharon la coyuntura para comprar crudo a precio de saldo y amarrar contratos de futuros a más largo plazo, generando un beneficio contable considerable o simplemente vendiendo crudo físico a compradores distantes. De acuerdo con documentación de Mercuria, ésta obtuvo un ingreso neto de 425 millones de dólares en los primeros seis meses este año, 100 millones de dólares por encima de sus ingresos en el mismo periodo el año pasado, según fuentes que han tenido acceso a los datos sin auditar. En el momento crítico del mercado, cuando los precios se hicieron negativos, la empresa obtuvo ingresos de 277 millones de dólares de acuerdo con esos datos. La clave del beneficio del reducido núcleo de grandes operadores de materias primas especializados en el petróleo este año ha sido su capacidad para el arbitraje de precios a escala internacional y a la posibilidad de operar a gran escala en los mercados de futuros.
El trader independiente más grande del mundo, Vitol, de acuerdo con fuentes de medios financieros arrancó el año con problemas de rentabilidad pero  obtuvo luego buenos resultados tras amarrar contratos de futuros para vender el crudo comprado a precios negativos. Por su parte el intermediario Trafigura anunció beneficios récord para el semestre acabado en marzo para sus operaciones en petróleo y productos refinados “gracias a la significativa volatilidad y dislocación en el mercado global”. Mercuria, fundada en 2004 por dos ex 'traders' de Goldman Sachs, negocia más de 2,4 millones de barriles de crudo al día. Además de operar en el mercado del crudo la empresa tiene una presencia en la generación eléctrica y el gas y cuenta con espacio de almacenamiento en Cushing, el punto de descarga de los contratos de futuros para el WTI que es a su turno uno de los mercados financieros de derivados y futuros más activo del mundo entre las materias primas.

Mercuria se ha diferenciado de sus competidores especializados en la entrega física de las materias primas añadiendo servicios financieros complejos, más propios de un banco de negocios, a su actividad de intermediario quedando a mitad de camino en un mercado caracterizado por las dificultades. Los bancos de negocios han sido partícipes muy importantes de los mercados de materias primas y han jugado un papel significativo en el movimiento de los precios de algunas materias primas mediante el control indirecto de facilidades. El ejemplo más próximo quizá sea el control que un grupo de bancos y especuladores tuvo sobre la capacidad de almacenamiento físico de aluminio creando serios problemas por la cola en la disposición del material físico. 

A consecuencia de esta política en un momento de caída de los precios de la materia prima la posibilidad de disponer de forma spot de aluminio tenía un precio exorbitante a pesar de los bajos precios internacionales. Una situación ampliamente difundida y criticada por los sectores industriales afectados, como las cerveceras o la industria del automóvil. La acción de los reguladores obligó a una retirada de los bancos de negocios de este tipo de operaciones. Mercuria sacó partido de esta situación adquiriendo en 2014 el negocio físico de materias primas de JPMorgan para reforzar sus propias posiciones en el sector. 

Desde el abismo de precios del 21 de abril de este año la cotización del barril de crudo ha mejorado flotando en torno a los 40 dólares por barril, y los 'trader' de crudo tienen la expectativa de que el mercado haya dado la vuelta y esté encaminado hacia niveles de precios más altos tras superar el umbral de los 40 dólares por barril con el levantamiento progresivo del confinamiento internacional. Pero la reaparición de brotes de Covid-19 y la marcha atrás en estados como California en Estados Unidos ha vuelto a sembrar el nerviosismo en el mercado, mientras la OPEP se prepara para su reunión hoy ampliada a sus aliados de fuera con el objetivo de reducir la limitación de la producción.

Mercuria, sin embargo, ha entrado en un territorio accidentado con la adquisición de activos físicos en gas y petróleo, incluyendo los sectores no convencionales es decir crudo y gas atrapado en esquistos. La empresa además adquirió en un concurso de acreedores a una de las operadoras de combustibles marinos más grandes del mundo, Aegean Marine Petroleum Company. La adquisición sumamente compleja se hizo a través de los fondos de alto riesgo que se quedaron en el capital de la sociedad como acreedores, tras declarar Aegean que no tenía base material para cobrar 200 millones de dólares anotados en su partida de cuentas a cobrar porque nunca había servido el combustible del que se derivaba la posición acreedora, además de faltar otros 100 millones de dólares por fraude.

Los fondos financiaron a Aegean hasta que descubrieron la situación real de la empresa. La entrada de Mercuria financiando a Aegean a través del concurso de acreedores tenía por fin obtener el consentimiento del juez para quedarse con la empresa a cambio de resarcir parcialmente a los hedge funds. Aegean, rebautizada como Minerva Bunkering, es propiedad ahora de Mercuria pero en un momento en el cual el tráfico marítimo ha caído en picado y la entrada en vigor de la reducción de emisiones resuelta en las Organización Marítima Internacional a partir de enero de este año ha quedado sujeta a controversia por la crisis de las navieras, muchas de las cuales se declaran sin recursos para la transición. Tanto los activos físicos en gas y petróleo como el negocio de búnker de Mercuria no parecen áreas de negocio brillantes en este momento.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...