edición: 3095 , Miércoles, 25 noviembre 2020
09/10/2020
bolsa 

LSE negocia la venta de Borsa Italiana a Euronext intentando vencer las reticencias de los reguladores

Si se cierra, el acuerdo margina ofertas competidoras como la de Six, propietaria de BME y DBörse
Carlos Schwartz
La sociedad propietaria de la Bolsa de Londres (LSE, por sus siglas en inglés) ha alcanzado un acuerdo para la venta de sus activos en Italia al competidor Euronext. LSE es dueño de Borsa Italiana, el mercado de valores con sede en Milán que es además propietario de una de las más  importantes plataformas para la contratación, compensación y liquidación de deuda soberana de Europa. El precio fijado para esta operación es de 4.000 millones de euros de acuerdo con fuentes al tanto de las negociaciones. LSE tiene la expectativa de que la venta de sus activos en Italia logre superar los reparos de los reguladores para la aceptación de su adquisición de Refinitiv a Thomson Reuters. La propietaria de la Bolsa de Londres ha definido el área de información financiera como un servicio que abre una vía de desarrollo como proveedor de servicios financieros frente a la caída de los márgenes en el negocio tradicional de la contratación de valores. La irrupción de numerosas plataformas de contratación de valores que son aceptadas como mercados organizados que aplican tarifas menores, ha quitado negocio a los mercados organizados tradicionales y ha estrechado además sus márgenes.
Refinitiv además de información financiera y base de datos tiene sistemas de 'trading on line'. Las empresas iniciaron conversaciones exclusivas hace tres meses tras escoger LSE la oferta de adquisición de Euronext y descartar las de SIX, propietaria de Bolsas y Mercados Españoles (BME) y la de Deutsche Börse. La batalla por la consolidación de los mercados se desarrolla de forma ininterrumpida desde la crisis financiera de 2008 y se ha convertido en una vía para asegurarse cuota de mercado y aumentar ingresos mediante las sinergias de los mercados. Es la forma en la cual los mercados organizados intentan asegurar su supervivencia frente al desarrollo creciente de plataformas electrónicas con sistemas de contratación digitales que operan en general en bloques y captan a los grandes clientes, como los bancos de negocios, que en muchos casos son accionistas de esas mismas plataformas. El consejero delegado de LSE, David Schwimmer, decidió poner en venta los activos italianos, una pieza preciada por su empresa, en un intento de convencer a Bruselas para que apruebe la adquisición de Refinitiv.

De aprobarse esta compra por los reguladores europeos LSE se convertiría en uno de los propietarios de infraestructuras de mercados de capitales más grande del mundo con el control de mercados oficiales organizados, entidades de liquidación y compensación, índices y bases de datos. La Comisaría de la Competencia ha manifestado preocupación sobre la posibilidad de que la adquisición de Refinitiv y su acople a la actividad de LSE limite la competencia en la contratación de renta fija. En la medida que Borsa Italiana es la propietaria de la plataforma MTS de contratación de deuda soberana y bonos, su cesión puede suponer un remedio a las objeciones de los reguladores.   La revisión de la Comisión Europea de la adquisición de Refinitiv por LSE se debería publicar a mediados de diciembre. Por su parte para Euronext adquirir Borsa Italiana y su subsidiaria MTS Spa le supondría aumentar de forma significativa su presencia en las infraestructuras de mercado en la Unión Europea (UE). El grupo es ya propietario de las bolsas de París, Amsterdam, Dublín, Oslo, Lisboa y Bruselas.

En el caso de que la operación se cierre, posiblemente se anuncie mañana tras una reunión del consejo de administración de LSE, implicará que Euronext reunirá en el conjunto de sus mercados oficiales empresas que representan una capitalización de mercado de 5 billones de euros y sus bolsas canalizarán el 25% de los 30.000 millones de euros en acciones que cambian de manos diariamente. Las miradas de los operadores se dirigen hacia Euronext, que en el lapso de 15 años se ha convertido en el mercado con mayor actividad en la consolidación del sector de la contratación de acciones en Europa. La venta de estos activos no es políticamente neutral. LSE adquirió Borsa Italiana y MTS en 2007, pero el Estado italiano considera a ambos activos estratégicos. El mercado además tiene una entidad oficial de contrapartida que hace compensación y liquidación de valores de acuerdo con las directivas europeas. 

Euronext ha tenido muy en cuenta estas sensibilidades de la administración central y por ello ha escogido como socios para su oferta al banco Intesa San Paolo y al brazo financiero del estado Cassa Depositi e Prestiti. Esta última es el vehículo de elección para el control por parte del estado italiano de activos estratégicos y que en este caso tiene reservado el 8% del capital de Euronext a partir de esta operación. Parte del acuerdo implica que la supervisión de Borsa Italiana seguirá bajo el regulador italiano y será un ejecutivo italiano quien presida la Borsa de acuerdo con el Financial Times. De acuerdo con la información de este medio Euronext va a financiar la operación mediante sus existencias de caja, la emisión de nueva deuda, una emisión de derechos para sus accionistas actuales y otra de acciones nuevas que suscribirán Intesa y CDP.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...