edición: 2348 , Martes, 21 noviembre 2017
23/04/2014

Lukoil busca fuentes alternativas de crudo y nuevas alianzas ante la caída de producción en los viejos pozos

La primera petrolera privada rusa vende operaciones y reorganiza su producción internacional
Carlos Schwartz

Lukoil, la principal petrolera privada de Rusia y segunda en tamaño tras el gigante estatal Rosneft mantiene contactos con la petrolera francesa Total para una sociedad destinada a explotar los recursos denominados “difíciles” como la región oriental de Siberia, el Ártico, y el petroleo y gas no convencional. El Gobierno ruso en el otoño del pasado año aprobó ventajas fiscales para la explotación de este tipo de reservas despertando el apetito de las grandes petroleras internacionales. Lukoil es la única petrolera rusa que no tiene una asociación con alguna de las grandes europeas del sector. La empresa está haciendo prospección en la importante cuenca de Bazhenov a la que se atribuye la mayor reserva de petróleo no convencional del país. Hasta ahora Lukoil se había mostrado reticente a establecer asociaciones con competidores para explotar reservas en Rusia. A principios de este mes en un road show en Londres la petrolera dijo mantener contactos con otra empresa europea del sector sin dar nombres.

Como parte del esfuerzo por reorganizar sus reservas y hacer caja en forma paralela Lukoil vendió este mes el 50% de la sociedad Caspian Investment Resources de Kazajistán. El comprador ha sido su socio en esta operación, Sinopec, una compañía ávida de reservas que es socia al 40% de Repsol en las operaciones off shore en Brasil. La venta de esta operación kazaja ha supuesto para la petrolera rusa 1.200 millones de dólares. Lukoil mantendrá sus operaciones en Kazajistán donde tiene además dominios en Tengiz y Karachaganak, las dos áreas petroleras más garandes del país. Lukoil ha informado que piensa asignar los recursos a nuevas exploraciones, incluso en el propio Kazajistán. Sin embargo, una fuente del sector del petróleo indicó que la petrolera estaría interesada en el desarrollo de actividades en países en los cuales se abre el mercado a la intervención de empresas extranjeras y privadas. A la pregunta de si ese interés incluía México, la fuente señaló que era uno de los países que Lukoil “estaría considerando”.

Las conversaciones entre Lukoil y Total, que pueden acabar en nada de acuerdo con las fuentes consultadas, no fueron confirmadas por ninguna de las dos empresas, pero las fuentes al tanto de los contactos afirman que el acuerdo se limitaría a la explotación de recursos no convencionales en Rusia y que los contactos son anteriores a la invasión rusa de Crimea. De acuerdo con analistas del sector Lukoil ha definido como línea estratégica la penetración en el mercado asiático lo que resta fuerza a las versiones sobre México. Aunque es posible que el interés sea en realidad del lado mexicano, es decir de Pemex. Mientras, en línea con sus objetivos la petrolera rusa ha iniciado sus actividades este mes en el inmenso campo de Qrna Occidental en Irak, cuya explotación iría destinada a los mercados asiáticos. Los analistas rusos del sector petrolero consideran que los acontecimientos en Ucrania van a acelerar los planes del país para diversificar los clientes e incrementar las ventas fuera del área europea. Esas fuentes señalan que el Ministerio de Energía ha definido un plan estratégico para duplicar las ventas de petróleo y quintuplicar las de gas para 2035 en la región de Asia y el Pacífico.

Desde que Rusia anunció los beneficios fiscales para la explotación de las reservas no convencionales Rosneft estableció un acuerdo de investigación y producción con ExxonMobil y Statoil, y Gazprom Neft la petrolera de la gasista con Royal Dutch Shell. Ahora se sumaría a estas iniciativas la de Total y Lukoil si es que prospera. Mientras, la filial de Basf, Wintershall que opera en el sector del gas manifestó interés por establecer algún acuerdo de asociación con Lukoil, lo cual parece indicar que a pesar de la crisis en Ucrania las perspectivas de negocio en Rusia mantienen el interés de las grandes empresas europeas del sector. Dicho esto, de lo que no caben dudas es de que en el presente escenario Lukoil no puede ni soñar con avanzar sobre alguna petrolera europea en términos de adquirir una participación en su capital. Mientras, no obstante, está claro que la petrolera ha iniciado un proceso de reasignación de recursos y reordenamiento de sus dominios petroleros y de gas a escala internacional.

Pese a que las reservas petroleras no convencionales de Rusia son inmensas, el Departamento de Energía estadounidense las cifra en 75.000 millones de barriles, la posibilidad de que su extracción se pueda hacer realidad es otra cosa. Para ello el país debería movilizar inmensos recursos y apelar a la inversión extranjera a muy gran escala. En el supuesto que esto se materializara aun quedaría por verificar la magnitud de las reservas y las posibilidades de explotación real de las mismas. Es por ello que la búsqueda de reservas fuera del país y en proximidad de mercados de los que se espera una continuada demanda esté en la mira de Lukoil.

La caída de la producción petrolera en los pozos más antiguos de Rusia es lo que ha movido al Kremlin a decretar las ventajas fiscales para la explotación no convencional. Pero el desarrollo de esta opción no será rápida simplemente porque esa forma de explotación requiere tiempo y no siempre se obtienen resultados como los de Estados Unidos que han revolucionado al sector.

No parece que la crisis en torno a Ucrania vaya a desbaratar las expectativas de las grandes empresas del sector petrolero. Tampoco parece que haya muchas opciones a la sustitución a corto plazo de las importaciones de gas y petróleo rusos. Expresión de ello es la existencia de contratos take or pay de gas entre Europa y Rusia por un volumen anual de 120.000 millones de metros cúbicos. Y mientras prosigue el debate diplomático Exxon, Royal Dutch Shell, Wintershall o Total persiguen El Dorado tras los Urales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...