edición: 2249 , Miércoles, 28 junio 2017
17/10/2008

Lula no remata el idilio con España

Ana Zarzuela

Es mucho más que un galardón quijotesco lo que el brasileño vino a buscar a España. Los euros ibéricos acuden al panal de rica miel de los 180.000 millones de dólares de su Programa de Aceleración del Crecimiento. La fiesta de su renta variable renquea, pero no ha perdido todo el calor y lo que Lula llama el ‘volcán brasileño’ afina sus reclamos y el plan de 112.000 millones de dólares de Petrobrás para las energéticas europeas, con Repsol en cabeza. Pero el patio está para menos alegrías. La que iba a ser la segunda oleada inversora tiene algunos desconchones. Tan poca euforia que la licitación de la Aneel el 31 de octubre para la construcción y operación de 2.440 km de líneas de transmisión puede quedar desierta de españolas. El presidente de Brasil -principal productor mundial de etanol- busca desde hace un año compañeros de viaje para su biodiésel. Repsol tenía todas las papeletas. Por ahora, sólo la lusa Galp puede colgarse los galones de socia productora con Petrobrás y embajadora de la revolución del biodiésel en el Viejo Continente.

Después de una década en la que ha llevado a tierras de la samba más de 30.000 millones de euros, los empresarios están deseosos de ampliar y consolidar su participación en tierras cariocas. Pero la devaluación del real, la volatilidad del Bovespa y el retraso de las concesiones de infraestructuras públicas juegan en contra de las grandes multinacionales españolas, que han hecho de Brasil el primer destino latinoamericano de sus inversiones.

Lula ha encontrado en Nicolas Sarkozy el aliado perfecto para satisfacer las ansias militares del 13º consumidor del mundo en armamento. Y en el primer ministro Vladimir Putin sus deseos de hegemonía y sus necesidades nuclares. Los navíos militares para Petrobras serán construidos gracias a un acuerdo con Francia. Y con tecnología gala, el gigante suramericano tendrá su primer submarino atómico.  Pero ni la revolución del etanol, ni su empeño por hacer valer su papel de cabecilla de los países emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India, China)  ni la resurrección de las negociaciones de la OMC, ni  la conclusión del acuerdo con MERCOSUR encuentran el introductor de embajadores que Lula busca en Europa. Moncloa, el Palacio de Santa Cruz y las multinacionales españolas tienen mucho que decir.

El Palacio de Planalto no deja de buscar la puerta hispano-gala para su ‘revolución’ del biodiésel. Una alfombra roja con la que despejar la producción y aprovechar las grietas del primer productor y consumidor mundial de biodiésel -la UE produce el 75% mundial- ahora que el etanol brasileño se ha sentado en el banquillo de los acusados de la OMC y el FMI que EE UU deja cada vez más claro que no renunciará a los aranceles. busca la grieta para desembarcar en la playa de las necesidades del Viejo Continente, que se ha propuesto para 2020 alcanzar el 10% de uso de estos carburantes para el transporte, aunque la crisis nuble ahora ese horizonte.

Lo anima la masa de inversores locales y extranjeros, con Italia, los Países Bajos y los nórdicos en cabeza, que han acudido al “panal de rica miel” lulista. La UE, que produce esencialmente biodiesel, está atrasada en la producción de biocombustibles. Pero la Agencia Europea del Medio Ambiente recomienda suspender el objetivo del 10% para los biocombustibles. Y en Inglaterra ha comenzado a regir el corte obligatorio de los combustibles con un 2,5% de sus pares ecológicos, pero Reino Unido está evaluando producir etanol en Mozambique para reducir la dependencia brasileña. En todo caso, el brasileño sabe que el desembarco en el Viejo Continente será por un puente surcado de aranceles.

Gabrielli y Lula tantean la grieta en el mercado europeo, de la mano de algún socio local, con la que esquivar los muros comerciales y fiscales para su biodiésel, diversificar, ahorrar, compartir riesgos, establecer plantas de producción en suelo europeo y hacerse con una catapulta con la que esquivar los aranceles, el talón de Aquiles de su ‘revolución verde’. España -´líder europeo´ en consumo de bioetanol y el quinto en producción de biodiésel- puede ser la tierra de las oportunidades para los planes del biodiésel brasileño. La necesidad del mercado está servida. Y los posibles partners aguardan. El consumo de biocarburantes representa aún solamente el 0,44% del mercado nacional de gasolinas y gasóleo para el transporte, muy lejos del objetivo de un 5,75% fijado por la UE para 2010. En base a datos de la Appa, el cumplimiento en materia de biocarburantes requerirá entre 2005 y 2010 una inversión acumulada de al menos 1.500 millones de euros por parte de la industria. Petrobrás estaba dispuesto a ponerle apellido.

Repsol YPF -que rompió hace ahora un año la sociedad conjunta que tenía con Acciona para desarrollar inversiones de hasta 300 millones de euros en la construcción y desarrollo de hasta seis plantas biodiésel- aguardaba en la ‘pole position’ de los pretendientes: tiene experiencia y una historia de alianza estratégica con Petrobrás que hasta ahora le ha dado más de una alegría petrolera. Competía con los brazos energéticos de Sarkozy. Pero, por ahora sólo Galp se presta a pasear a cuatro manos con Petrobrás la peana del biodiésel por los mercados de la Vieja Europa.

Hace dos meses que Brasil inauguró su primera planta de Petrobrás dedicada en exclusiva a a los combustibles vegetales y -aunque la mayoría de 57 millones de litros de biodiesel al año atenderá parte de la demanda abierta por la medida del Gobierno que obliga a los distribuidores locales a mezclar un 3% de diesel de origen vegetal a cada litro mineral que venden- el gigante energético carioca extiende sus tentáculos a la Unión Europea en las carnes de Galp. La energética lusa y Petrobras firmaron un acuerdo borrador para fundar una empresa que produzca 500.000 toneladas por año de biodiésel de segunda generación. La mitad de esa cantidad será producida en Portugal y distribuida en Europa. Será sólo la antesala de un desembarco de la ‘revolución’ energética que Lula da Silva espera llevar a partir de 2010 por toda África.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...