edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
20/09/2019

Maniobras orquestadas

Alfonso Pajuelo
Ayer se puso en marcha la operación Errejón de la que Errejón posiblemente se enteró por los medios. Nada parecía casual o improvisado, incluida una encuesta sobre el salto del joven político al escenario nacional acompañado de su formación Más Madrid. El ambiente ya se había aromatizado desde hacía días, incluidas las repetidas negativas públicas de Errejón. Pero parece que daba igual, bastaba con lanzar la idea, crear ambiente, para desembocar justo en el momento en que unas nuevas elecciones apuraban los últimos momentos de la actual legislatura. Demasiado oportuno.
Digamos que todo lo que sea fragmentar el voto a la izquierda del PSOE en bueno para el PSOE, o sea para Sánchez. El candidato fallido también se explayaba  para dejar claro que con Iglesias y Unidas Podemos nada de nada mediante el máximo enconamiento posible entre ambas formaciones. Y así aparece la operación Errejón.

Lo único que está claro es que existe la oportunidad porque habrá nuevas elecciones. Todo lo demás, meras insinuaciones, quizá presión para el propio Errejón que se ha visto envuelto en una maniobra sin comerlo ni beberlo.

El PSOE, Sánchez claro, empieza a ser consciente de que va a perder el manido relato, lo que no implica necesariamente que lo vaya a ganar Unidas Podemos, Sin embargo, el pretendido castigo de los votantes a Unidas Podemos está por ver, al menos en su intensidad. Podría ser que perdieran votos, posiblemente así será, pero también puede que no los suficientes como para dejar de ser el inevitable compañero del PSOE tras las elecciones.

Eso es un problema mayúsculo para Sánchez porque no tendría una variación suficiente para impedir que volviera a tener que negociar con la formación morada. Como valor en sí mismo o como necesaria presión sobre Ciudadanos para llegar a una coalición. En cualquier caso, el estigma Podemos no desaparecería lo suficiente para Sánchez.

De ahí que la operación Errejón adquiera la dimensión de maniobra orquestada. Si el joven político aceptara un riesgo tan extremo, miel sobre hojuelas. Si no fuera así, se habrá introducido un factor de desestabilización para los morados. Vaya por delante que Más Madrid no tiene ni la dimensión ni la organización suficiente para entrar a competir a escala nacional. Más Madrid es pequeño y sólo se conoce a Errejón, cualquier asalto necesitaría de mucha, muchísima ayuda y una capacidad para asumir el altísimo riesgo casi heroica. Dependería de la ayuda externa y eso ya que sabe que termina teniendo un coste altísimo como nos recuerdan experiencias pasadas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...