edición: 2110 , Lunes, 5 diciembre 2016
12/09/2008

´Manostijeras´ pasea por las empresas españolas

Los empresarios tienen muy claro que el que no sea inmobiliario no recibirá ayuda oficial
Juan José González

‘Manostijeras’ anda suelto. Buena parte de las empresas de gran y mediano tamaño hacen estos días cálculos para saber en realidad en qué deben reducir sus plantillas para hacer más ligera la travesía del desierto que supondrá el próximo ejercicio de 2009.  En una reunión reciente en la Casa de América, el vicepresidente Pedro Solbes y varios representantes del empresariado español, trataron el tema de refilón, marginalmente. Un corro de banqueros y empresarios, entre ellos Francisco González (BBVA), Antonio Brufau (Repsol) y Francisco Luzón (Santander), charlabaN ´animadamente´ sobre los “males globales” de la economía.

Opinión compartida de todos ellos era que los buenos tiempos se habían esfumado en un santiamén y que la fragilidad de las cuentas de resultados de algunas cotizadas corre como la pólvora. “Habrá que ajustar”, proponía uno, “ya verás los eres que vamos a presenciar” apuntaba otro. Lo que todos ellos tenían muy claro es que en esta ocasión el que no sea inmobiliario no recibirá ayuda oficial.

“Aquí tendrán que echar cuentas todos” señalaba un empresario a propósito de las cifras del automóvil. Primero fue Astroc, luego, Martinsa-Fadesa, ahora Almirall y en capilla está Vodafone y sectores enteros, como líneas aéreas, distribución y alimentación. Los tropezones de Ferrovial en el exterior también pueden pasar factura en plantilla y a buen seguro que en Campofrío, Sol Meliá y las Telecinco, Vocento, y Antena 3, tendrán que utilizar su ‘manostijeras’ para ajustar las plantillas.

Las compañías del automóvil ya han comenzado a recortar; primero General Motors en Figueruelas y Ford en Almusafes. Pronto les llegará el turno a las francesas y alemanas establecidas en España. Hablamos de SEAT, Renault, Peugeot y Citroen. En medios del sector arriesgan una cifra de entre 9.000 y 13.000 trabajadores de excedente en estas cuatro compañías. Son muchos, demasiados para quedarse quieto cuando se conozcan las cifras.

Ahora la opinión de Solbes (y suponemos que la del Gobierno) es que si esta crisis sirve para limpiar, pues adelante, que se haga limpieza. Mientras el ministro de Trabajo Celestino Corbacho esta más interesado en polemizar sobre la contratación de inmigrantes, el paro se desborda y se va al 24% de la población activa en agosto.

Ahora bancos y empresas industriales, les tocará soltar todo lo que suponga lastre para sus balances, aquello que cueste mantener y que no sea productivo. Y en algunos casos como el de Ferrovial se tendrán que hacer desinversiones en malas condiciones, es decir, malvender.

Comienza ahora la mala racha en la que muchas empresas van a tener que doblar el espinazo. Esta crisis, mal explicada por Zapatero y Solbes, y peor gestionada acabará comiéndose a sus propios actores principales. De nada ha servido el infausto índice de confianza del ICO que sólo ha útil para el sarcasmo: curiosamente, con pocos días de diferencia la Unión Europea hacía público el suyo, en el que se apreciaba un claro retroceso.

EL ARTE DE COMUNICAR DEL BCE

Cuando todavía se conserva en la retina la imagen de Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, dando a conocer las medidas acordadas por el consejo del banco, no dejan de sorprender algunos detalles de su comunicado. El primero es el lenguaje, siempre el mismo, las mismas palabras, mismas frases y giros, los párrafos medidos y construidos como adosados de urbanización. Da la sensación que nunca cambian de traductora para elaborar los comunicados. Cuestión de forma, no de fondo.

Y en segundo lugar la graduación de la fuerza del mensaje, tratando que las palabras escogidas por Trichet no sean interpretadas de forma distinta a la deseada. Cuando el responsable del BCE afirma con voz fría e inquieta que la inflación no se relaja ni se espera que se relaje, sus colegas de consejo no presentan batalla y asienten todo lo que proponga JC Trichet. Cuestión de fondo, no de forma.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...