edición: 2831 , Miércoles, 23 octubre 2019
08/11/2011

Manzano no es el único culpable, pero ya está sentenciado

Antonio Cubero
No hay peor noticia para un entrenador de fútbol en los momentos malos que la de su confirmación en el banquillo por parte de sus superiores. Desde que el fútbol es fútbol ek mensaje de apoyo suele venir irremediablemente acompañado a las pocas horas por la correspondiente patada en el trasero del técnico en cuestión. A Gregorio Manzano le acaban de garantizar públicamente su continuidad al frente de la primera plantilla del Atlético de Madrid y hasta el propio Gregorio Manzano sabe que eso quiere decir que está sentenciado. El director deportivo rojiblanco, José Luis Pérez caminero, declaró ayer que el proyecto de Manzano "no va a durar cuatro meses ni a terminar antes de tiempo" y que es momento de "buscar soluciones”.

Pero a pesar de esa declaración de apoyo de la patronal atlética, Manzano sabe de sobra que tiene los días contados y que sólo el corte que va a sufrir la Liga por los partidos amistosos de La Roja le servirá para salvar la cabeza durante un par de semanas mientras en el club seguro que le siguen buscando un sustituto para cuando se decida su óbito deportivo. Porque en este caso también se vuelve a tirar del viejo dicho que sirve de excusa a los dirigentes futbolísticos de que “es más fácil echar a uno que a una plantilla”.

Manzano llegó ya sentenciado al Atlético. No es del agrado del Calderón desde el mismo momento en que se hizo oficial su nombramiento como técnico del Atlético después de que se barajaran otros nombres más ilusionantes para la parroquia rojiblanca como Luis Enrique, Luis Aragonés, Francisco Caparrós o el ‘Cholo’ Simeone. Y con esta carga de no saberse querido a cuestas ha tenido que afrontar un proyecto parido de prisa y corriendo por Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo que se vieron sorprendidos por la espantada a destiempo del ‘Kun’ Agüero y el descarte a regañadientes de Diego Forlán.

Con estos contratiempos que, sin duda, dificultaron una buena planificación ante la inminente apertura de la actual temporada de Liga son los que está teniendo que trabajar Manzano, acusado, además, por sus detractores de abusar de las rotaciones sin haber encontrado aún con el equipo ideal cuando en realidad, y en su descargo, se puede decir que el Atlético todavía se encuentra inmerso en una etapa de una pretemporada improvisada contra el reloj. De ahí que Manzano tenga ahora entre sus manos un vestuario en el que no hay nadie con galones para tirar del carro en un Atlético que es una torre de Babel con jugadores que no sienten la camiseta que les paga.

Pero lo que verdaderamente importa es que el Atlético está a tres puntos del foso de  Segunda y de ello no sólo es culpable Gregorio Manzano. Porque culpables son todos: Gil, Cerezo, Manzano y una plantilla que debe hacer un examen de profesionalidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...