edición: 2787 , Jueves, 22 agosto 2019
27/07/2010

Marco Polo y el exitoso deporte español

Antonio Cubero
Hubo un secretario de Estado para el Deporte a quien por sus aficiones viajeras apodaron Marco Polo. No se perdía un  solo acontecimiento deportivo donde hubiera representantes españoles. Hoy, ese cariñoso apodo le viene como amillo al dedo al incansable actual ‘subjefe’ de nuestro deporte, Jaime Lissavetzky —el ministro de Deportes es el presidente Rodríguez Zapatero-, pero con la gran diferencia de que éste siempre regresa a casa con las alforjas repletas de éxitos conseguidos por los deportistas españoles.

Tanto se ven obligados a hacer las maletas nuestros responsables deportivos que mientras Lissavetzky aguardaba en los Campos Elíseos a que Alberto Contador se enfundara el maillot amarillo de su tercer Tour, el alcalde de París no tuvo más remedio que decirle entre admirado y sorprendido: “¡Pero Jaime, otra vez por aquí!.” Porque decir Paris -Roland Garros y Tour-, hoy por hoy, es lo mismo que decir Nadal y Contador.

Los éxitos se acumulan domingo tras domingo y en cuantas competiciones hay de los nuestros. España hubiera necesitado de más ‘marcopolos’ para acompañar a Alberto Contador, ganador por tercera vez de la carrera ciclista por etapas más importante del mundo; a Fernando Alonso, vencedor, aunque discutido, del Gran Premio de Alemania; a Jorge Lorenzo, ganador en Laguna Seca del Gran Premio de EEUU de MotoGP, y al campeón del mundo Gómez Noya en su victoria en la quinta prueba del Mundial de triatlón disputada en Londres. Uno de esos domingos para sacar pecho y sentirse más orgulloso que nunca de esta generación de jóvenes deportistas.

España está de moda gracias a su deporte. Las grandes gestas se hacen familiares. Los éxitos les acompañan allá donde compiten como algo que ya viene siendo normal. En tan sólo tres semanas han conseguido tres triunfos históricos en el torneo de Wimbledon, con Rafael Nadal, el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, con La Roja, y el Tour, con Alberto Contador.
 
Son tres de los muchos logros importantes que jalonan hasta este momento la que sin duda es la Edad de Oro de nuestro deporte. Un antes y un después que arranca con los Juego Olímpicos de Barcelona’ 82 con el ‘nacimiento’ de un nuevo concepto deportivo con el Plan ADO y de un modelo federativo muy competitivo.
 
Pero, sobre todo, ¡quién nos lo iba a decir!, un país que en las cumbres pirenaicas del Tourmalet obligó al presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, exclamar un “¡Bravo España!” de reconocimiento.

Y para lo que queda de verano y que nuestro secretario de Estado siga viajando, lo que sería una buena señal, aún están pendientes los Europeos de Atletismo que comienzan hoy en Barcelona, con posibilidades de lograr diecinueve medallas; el Mundial de Baloncesto de Turquía, con aspiraciones al oro, y el Open USA de tenis, donde Nadal siempre está ahí dispuesto a todo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...