edición: 2662 , Viernes, 22 febrero 2019
03/05/2016

Mario Draghi responde a sus críticos: el ahorro alemán fomenta los bajos tipos de interés

Tras sucesivas críticas alemanas a la política monetaria del BCE su presidente devuelve el golpe
Carlos Schwartz
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha aprovechado una aparición pública en la conferencia anual del Banco Asiático de Desarrollo para responder a los argumentos con los que le han atacado funcionarios del Gobierno alemán y la prensa de ese país. El centro de los ataques ha sido la política monetaria impulsada por Draghi por los bajos tipos de interés que “perjudican a los ahorradores” al reducir la rentabilidad de sus inversiones. Al mismo tiempo señalan, eso atenta contra los recursos destinados a las pensiones al reducir la rentabilidad esperada de los recursos destinados a pagar a los jubilados en el futuro. El mes pasado el ministro de Economía de Alemania, Wolfgang Schäuble, adjudicó el 50% del voto a favor del opositor partido de extrema derecha Alternativa por Alemania (AFD por sus siglas en alemán) a los efectos de la política del BCE sobre la opinión pública de su país.
Draghi señaló que el problema de los bajos tipos de interés en Europa está directamente relacionado con los excedentes de ahorro sin invertir en la economía internacional algo a lo cual Alemania contribuye de forma activa. El argumento se suma a su afirmación el mes pasado que el BCE no acepta órdenes de los políticos tras anunciar que el tipo de interés de referencia de la entidad se mantenía en el 0% y los depósitos en el sistema del BCE mantenían su tasa negativa del -0,4%.

Draghi ha admitido que la política monetaria de la institución que preside no es “inocua” y tiene efectos, en particular sobre los ahorradores, los pensionistas y sobre los ingresos de las empresas financieras como los bancos, los fondos de inversión y las aseguradoras.

Refiriéndose al sector financiero afirmó que “Esto ocurre en un momento en el que la rentabilidad era ya muy baja y cuando el sector debe ajustarse al desapalancamiento pos crisis en la economía y al mismo tiempo que se registran cambios rápidos en la regulación del sector”.

Continuó afirmando que: “Existe la tentación de concluir que ya que los bajos tipos de interés contribuyen a este cuadro son ellos la causa del problema”. El presidente del BCE puntualizó sin embargo que esa política monetaria no es el problema “sino el síntoma de un problema subyacente” que es “la insuficiente demanda de inversión, en todo el mundo, para absorber todos los ahorros disponibles en la economía”. Es el exceso global de ahorros sobre las inversiones rentables lo que está llevando a los tipos de interés a sus muy bajos niveles. “De tal forma que la manera adecuada de encarar el reto representado por los bajos tipos de interés no es tratar de suprimir los síntomas, sino hacer frente a las causas subyacentes”. Si hay un exceso de ahorro, entonces los ahorradores compiten entre si para colocar sus recursos, y esto deprime los tipos de interés, afirmó Draghi.

Al mismo tiempo si el retorno sobre la inversión ha caído, debido por ejemplo a un menor crecimiento de la productividad, los empresarios solo estarán dispuestos a tomar crédito a muy bajos tipos de interés, afirmó.
En cualquier caso son los factores estructurales los que han disminuido la tasa real de retorno de las inversiones. “En la medida que operamos en mercados de capitales globales este cuadro ha ejercido una presión hacia abajo en el rendimiento del ahorro a nivel global. Draghi señaló que el papel de las economías asiáticas en esta coyuntura había sido descrito de forma abundante por el ex presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, pero afirmó que: “Hoy en día el área del euro es también protagonista. Tenemos un excedente en la balanza de pagos por cuenta corriente del 3% de nuestro Producto Interior Bruto (PIB), y nuestra economía más grande, Alemania, ha tenido un superávit por cuenta corriente del 5% anual durante la última década.” En el pasado las naciones con ese tipo de excedentes podrían haberlos exportado hacia los países que estuvieran dispuestos a tomar ese dinero en préstamo a intereses más altos. “Esto hubiera impedido que los tipos de interés domésticos cayeran”, afirmó.

Pero en la medida que no hay demanda de capital el retorno de las inversiones ha caído a nivel global. Esto hace que el ahorro interior no fluya. En la medida que el ahorro continuará siendo alto a nivel internacional en el medio plazo lo único que puede aumentar la demanda de capital son las reformas estructurales, señaló Draghi. La propuesta del presidente del BCE es un incremento de la productividad que determinará un aumento de la demanda de capital “y esto requiere reformas estructurales”.

El presidente del BCE señaló que cualquiera que sean los instrumentos de inversión propiedad de los ahorradores estos son en su esencia un derecho de cobro sobre la actividad económica.  En este sentido subrayó que “Si los bancos centrales no actuaran para sacar al mundo de su depresión ¿Que ocurriría con los derechos de cobro de los ahorradores? No sólo la producción crecería más lentamente hacia su potencial, sino más importante aun ese propio potencial se vería erosionado. En la medida que el desempleo continuaría alto durante más tiempo, la gente perdería sus habilidades, y en la medida que la inversión se vería contenida durante un periodo mayor la capacidad productiva de la economía sufriría un daño duradero. Una pérdida de producción inducida por la crisis se haría permanente y la riqueza real de los ahorradores se vería  inevitablemente reducida”.

En otras palabras, mientras que los bajos tipos de interés parecen producir un conflicto entre acreedores y deudores, este no es cierto en la suma de los agregados y es menos cierto aun en el medio plazo. “En promedio tanto ahorradores como prestatarios tienen de hecho los mismos intereses: que la economía recupere su potencial sin una demora indebida y crezca con la fuerza necesaria para generar ingresos suficientes para ambos” este es en último término el único camino para realmente proteger los intereses de los ahorradores en el largo plazo, señaló el presidente del BCE.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...