edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
26/02/2010
Aplazan el reconocimiento de la morosidad, no reducen costes y ‘desprecian’ el FROB

Más de la mitad de las cajas retrasa el ajuste y no cierra oficinas

El 82% del recorte de oficinas, a cargo de La Caixa, Caixa Galicia y CAM
Juan José González

Cuando la virtud esta en el tamaño, las cosas marchan bien. Lo malo es cuando en el tamaño reside el problema. Algo así es lo que le sucede a las cajas de ahorros con el número de oficinas, unas 24.000 a enero pasado. Las cajas representan el 48% del crédito a residentes en el mercado financiero español -44% bancos y 8% en otro tipo de instituciones- una cuota de mercado muy relevante que, según expertos del sector y autoridades financieras, puede que no se corresponda con el número de sus oficinas, que en porcentaje supone el 55% del mercado frente al 34% de los bancos. Es decir; sobran oficinas por todas partes, en esquinas, centros comerciales, pueblos y barrios. Apuntan desde Bruselas que unas 7.000 de esas 24.000, se podrían cerrar y no se produciría ningún conflicto social, ya que la población quedaría bien atendida –estupendamente- con las restantes 17.000, y eso sin contar con las oficinas de los bancos.

Tan solo tres entidades, La Caixa, Caixa Galicia y la CAM, el núcleo más aplicado a la faena, han llevado a cabo el ajuste de sus redes. Según los datos de La Caixa, esta entidad cerró 2009 con una red de 204 oficinas menos que el año anterior. Las oficinas cerradas por estas tres entidades concentraron el 82% del recorte total de la red del sector. Mientras, el resto se sigue ajustando, pero a una velocidad que no servirá para mucho.

La parte más dura del ajuste en las cajas esta por venir. Se localiza, precisamente, en el número de oficinas, y es la parte más importante –más aún que la reducción de plantilla- en una reducción de costes operativos, la reducción de la capacidad instalada. Perdida la necesidad de atender a nuevos negocios, más créditos e hipotecas, con la actividad a la baja, no se justifica tal volumen de capacidad.

Pero además, la situación de pasividad de un buen número de cajas en acometer el ajuste, aumenta la gravedad cuando se estima que lo peor vendrá en breve. Cuando se cierre el primer trimestre de 2010, se conocerán los márgenes financieros, que todavía seguirán alimentándose de la estabilidad de tipos –que toca a su fin- pero que previsiblemente comenzarán a enfrentarse a menores rendimientos del activo, y que, en consecuencia, pondrán en peligro el margen financiero de 2010. Se prevé una reducción del volumen de crédito y será muy difícil atraer dinero fresco, nuevos depósitos, puesto que la remuneración seguirá por los suelos.

En las últimas semanas se hace más patente la necesidad de ajuste en las cajas. Y la presión aumenta, tanto públicamente como en privado. La sensación general es que las cajas intentan por todos los medios retrasar uno de los ejercicios más dolorosos y sacrificados para una entidad financiera: el reconocimiento de la morosidad, un ejercicio de limpieza que se aplaza mes tras mes, mediante la utilización de caminos y atajos diversos como las emisiones de preferentes (y así aumentan los recursos propios computables), el canje de acciones, adjudicaciones de activos, refinanciaciones… y demás. Una huida hacia adelante que practican unas entidades más que otras, sobre todo las más afectadas 

En estas prácticas, llama la atención la actuación del supervisor, que actúa con diligencia y extremada prudencia, pero de quien se podría pensar que en esta lid puede estar denotando cierta permisividad en forma de relajación normativa hacia un saneamiento que ya reviste carácter de urgencia, sobre todo cuando en esas operaciones de refinanciación, emisiones, canjes y adjudicaciones se puedan llegar a identificar prácticas contables poco ortodoxas.

Así que mientras no se ajusten los puntos de venta, el país seguirá disfrutando del récord mundial de una oficina bancaria por cada mil habitantes, y muchas cajas estarán un poco más cerca de la ruina.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...