edición: 2311 , Martes, 26 septiembre 2017
22/04/2010
BOLSERIAS

Más ruinas entre ruinas

El Ibex 35 baja 2,19% y cierra en 10.821 puntos
Juan José González

Más miedo igual a ventas; un poco de pánico igual a más ventas. El problema griego a la deriva y la posibilidad de contagio en aumento. Los inversores se recogen y miran hacia otros mercados en busca de seguridad. Y no la encuentran. Se  piensa que la clave pasa por Alemania, ahora inmersa en asuntos de política interna (elecciones a la vista) así que se impone un parón en los mercados a la espera de que se cubra ese ‘trayecto político’. El evento en Grecia, la constatación de un mayor déficit al declarado, la esperada arenga de Obama al sector financiero (más regulación) y un euro en posiciones de derrota, no pueden ser compensados por los buenos resultados corporativos de empresas de referencia. Con estas coordenadas la sesión no se prestaba más que para hacer ventas. Wall Street comenzaba con dudas y a la baja, lo que vino a confirmar el acierto de los selectivos de Europa, en rojo vivo durante la jornada. El aviso del recorte en Tokio y el agravamiento de las noticias griegas fueron el caldo propicio para que la renta variable se diera un buen tropezón. Alta volatilidad y recortes de mayor intensidad, son la antesala de una escena con escasa posibilidad de remitir.
· COTIZACIONES

Algunos indicadores macro como las peticiones semanales de subsidio de paro en EE UU pusieron una nota de optimismo a un escenario sin salvación. Los resultados empresariales de Starbucks, Philips Morris o EBay no sirvieron para mucho, y los tres índices norteamericanos siguieron recortando. En Europa el mercado de deuda vive en completa excitación: los bonos de Grecia y Portugal son las estrellas otro día más. Pero los optimistas aseguran que el momento se el mejor para comprar; es –dicen- la última oportunidad para subirse al ciclo. Así que se suceden las recomendaciones sobre las compañías de los sectores cíclicos.

El selectivo español recortó con intensidad. El país se encuentra, como Grecia y Portugal, en la cresta de la ola, de la incertidumbre, y los inversores institucionales venden y se van hacia caladeros más seguros, con menos riesgo. El castigo fue más intenso porque los valores líderes recortaron con fuerza. Varapalo para el sector bancario, con BBVA y Santander rompiendo soportes. Las energéticas Repsol e Iberdrola siguieron el mismo camino, y en rojo también la operadora Telefónica. El sector bancario fue, junto a las compañías implicadas en la actividad renovable, el más castigado. Cedieron Popular, Bankinter y Banesto en similar proporción a la de los dos grandes.

Gamesa y Abengoa, dos renovables siguen en el ojo del huracán del cambio normativo de última hora que pone en duda sus cuentas a medio plazo. Pero la mayor sangría (sirva el término como simple expresión, sin ánimo de ningún tipo) en el selectivo corrió a cargo de Grifols, la compañía productora de hemoderivados que se vió salpicada por las cuentas, en línea con lo esperado pero con las peores previsiones de su referencia internacional, la americana Baxter. Esas malas previsiones sobre la americana cotizaron con pérdidas para la española que se dejó nada menos que un 9,89%.

En el extremo de la tabla, Ebro Puleva, la menor pérdida del selectivo con 0,36%, y Acerinox, seguidas de varias energéticas como Endesa y Gas Natural, aunque en rojo, sufrieron en menor medida la salida de papel.

En los mercados del resto de Europa, cotizaron algunos resultados como Credit Suisse que a pesar de multiplicar por cinco sus beneficios no evitó una fuerte caída. Lo peor fue para Nokia, malos resultados y hundimiento de su cotización, pero pierde terreno frente a la competencia, especialmente con Apple. Las aerolíneas tiemblan de nuevo por una nueva erupción del volcán en Islandia. Al cierre, Paris, Londres, Francfort y el selectivo Eurostoxx 50, perdieron alrededor de un punto porcentual, menor castigo que el mercado español.

El barril de petróleo se mantenía en los 84,64 $ para la referencia Brent después de marcar a lo largo de la jornada niveles de 86 $. La onza de oro a la baja, se compraba y vendía por 1.143 $, y la divisa única europea se cambiaba por 1,329 unidades frente al dólar, en mínimos anuales y camino de los 1,270, según los expertos. El euribor cerró con subida de una milésima en 1,223 %.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...