edición: 2847 , Viernes, 15 noviembre 2019
07/05/2019
empleo 

Más ladrillos y camareros

Vocación de fe ciega de los españoles en su inversión preferida: el ladrillo, sea en forma de piso, apartamento playero o serrano, o parcela de campo. Signo de identidad industrial del país es también el sector turístico, intensivo en empleo especializado en la España costera, mismo modelo y objetivos de aquellos planes intelectualmente asignados al franquismo de hace unas siete décadas y que, a pesar de todo -otros dirán que gracias- parecen seguir gozando de plena vigencia.

El amor patrio por los pisos, sin condiciones previas, ha merecido el interés de académicos y expertos en psicología social que han intentado, al parecer, sin éxito, volcar sus reflexiones en sesudas tesis doctorales. Pero no ha habido manera: el piso, los ladrillos, el dinero en el inmobiliario, son asuntos genéticos que se deben desarrollar con el tiempo, en la evolución personal. No responde la tal propensión a un impulso puntual, una publicidad efectiva o un golpe de suerte, la lotería por ejemplo, no. Es algo connatural, maníaco, chifladura obsesiva de muy difícil curación.

En el mismo plano obsesivo aparece el modelo industrial por excelencia que tiene encandilado al turismo como santo y seña de identidad nacional. Modelo paradigmático, inclusivo pero exclusivo en la historia, vigente desde los años 60: si el ladrillo figura en nuestro ADN, el turismo es la vida. Y los dos, ladrillo y turismo, origen de rentas y empleo, de riqueza y seguridad, se tornan desastre y fatalidad, avería y catástrofe cuando alguno de los dos falla. Calamidad servida si la adversidad alcanza al tiempo a ambos.

Insisten los gobernantes en la virtud del ahorro inmobiliario como aporte de seguridad y estabilidad familiar. Y alaban la potencia de nuestra industria turística, eficaz delantero centro del PIB nacional. Entre alabanzas y loas suma y sigue la tal industria en estado de exclusividad, de singularidad económica, y tan huérfana como los camareros sin empleo cuando los turistas regresan a sus casas. Una de estas décadas habría que pensar en cambiar el modelo, no por otro, sino para encontrarle compañeros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...