edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
07/02/2012

Máxima pena para Contador al no convencer de su inocencia al TAS

Antonio Cubero
El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha decidido sancionar con el máximo castigo que se le podía imponer de dos años con carácter retroactivo a Alberto Contador por dar positivo en el Tour de 2010 y al mismo tiempo le ha desposeído del maillot amarillo que logró en aquella edición y el Giro de 2011, así como el pago de una fuerte sanción económica. El Tribunal reconoce en su veredicto que no está probado su dopaje pero según la ley anglosajona por la que el rige el TAS Contador no ha podido demostrar que su positivo obedezca a la ingestión de una carne contaminada a través de un solomillo comprado en una carnicería de Irún. El ciclista español no volverá a correr hasta el 6 de agosto, por lo que se perderá el próximo Tour y los JJOO de Londres 2012 para poder volver a hacerlo en la Vuelta a España.

Contador no ha podido demostrar su inocencia. La línea de defensa del ciclista (contaminación de la carne importada de España) fue descartado rápidamente por los tres miembros del tribunal con el siguiente argumento: "A diferencia de algunos otros países, especialmente fuera de Europa, España no se sabe que tiene un problema de contaminación de la carne para el clenbuterol. Por otra parte, no hay otro caso de los atletas que se sometieron a una prueba de dopaje por clembuterol, la cual fue causada por el consumo de carne en España ".

Contador tampoco ha podido defenderse ante los jueces del descubrimiento de residuos de plástico en la sangre y que para el TAS, "Los parámetros sanguíneos del corredor puede establecer una transfusión de sangre". En su comparecencia, Contador aseguró que tomó suplementos alimentarios autorizados por el médico en Astana, al igual que todos sus compañeros de equipo.

La sentencia puede ser tildada como incongruente. Sobre todo por quienes rápidamente se rasgan las vestiduras dando suelta a sus sentimientos patrióticos antes que pararse a analizar el porqué de la decisión adoptada por un tribunal independiente que nada tiene que ver con los organismos deportivos.

Es cierto que en la sentencia se afirma que no hay pruebas de que Contador se haya dopado y, a mayor abundamiento, ha concluido que no se ha podido probar el delito. Pero el castigo, aunque nos duela a los aficionados españoles, viene dado por la sospecha de dopaje que tanto persigue  al deporte español y de la que Contador no ha podido desligarse convenciendo a sus jueces de que es inocente. La `Operación Puerto´, que en su día fue presentada como la mayor de la historia en España contra el dopaje en el deporte, aparece entre los argumentos que presentó la Unión Ciclista Internacional (UCI) en la apelación de la absolución de Alberto Contador por la Federación Española de Ciclismo.

Porque a él no le han castigado con la máxima pena por ser considerado culpable, sino porque no ha podido demostrar cómo llegó el clenbuterol a su organismo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...