edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
17/12/2012
OBSERVATORIO MERCADOS EXTERIORES

Mayor crecimiento en la India, aunque todavía por debajo de su potencial a largo plazo

CRÉDITO Y CAUCIÓN

En 2013, se prevé que el crecimiento vuelva a aumentar en la India –hasta el 6,5%–, lo que queda muy lejos del 9% considerado como tasa de crecimiento potencial a largo plazo.

La India sigue siendo una economía relativamente cerrada. Las exportaciones de bienes y servicios representan tan solo el 19% del PIB. A pesar de varios conflictos violentos, la India, en su conjunto, sigue considerándose una nación bastante estable y una economía emergente de éxito. Varios escándalos de corrupción masiva han afectado al gobierno y han obstaculizado algunos procesos parlamentarios y progresos desde 2010, aumentando la presión sobre el Primer Ministro y dando lugar a bloqueos temporales de los asuntos parlamentarios por parte de la oposición. El poder y la cohesión de la coalición han sufrido una erosión considerable y debe hacerse un esfuerzo todavía mayor para la conformación de alianzas. En particular, los partidos más pequeños y más extremistas parecen beneficiarse de la situación actual.

Como respuesta a los anuncios de reformas realizados desde septiembre de 2012, dos pequeños partidos regionales han abandonado la coalición, lo que podría poner en peligro algunas propuestas de reformas, ya que los cambios anunciados en los sectores de seguros y pensiones (destinados a permitir una mayor inversión extranjera) exigen la aprobación por parte del parlamento, y el gobierno necesita ahora el apoyo de parlamentarios no integrados en la coalición para aprobar leyes. Al menos, el gobierno ganó una votación crucial en el parlamento sobre sus polémicos planes para abrir el sector minorista a la competencia extranjera a principios de diciembre.

Para reforzar su gobierno, el Primer Ministro remodeló su gabinete en octubre, remplazando a casi una tercera parte de los ministros. Sin embargo, a pesar de las recientes iniciativas, existen dudas sobre nuevas reformas más profundas para hacer frente a las deficiencias estructurales de la economía, ya que el gobierno sigue siendo débil, está dividido y sumido en escándalos de corrupción. Se prevé no obstante que se mantenga en el poder hasta agotar su mandato, que finaliza en mayo de 2014, simplemente porque algunos partidos, tanto de dentro como de fuera de la coalición, no quieren elecciones anticipadas ya que probablemente perderían escaños.

Los atentados terroristas de Mumbai en noviembre de 2008 supusieron un serio revés para las relaciones entre la India y Pakistán. Nueva Delhi se retiró inmediatamente de las conversaciones de paz que se habían iniciado en 2004 con el objetivo de resolver disputas pendientes, como el conflicto de Cachemira, y exigió que Pakistán juzgara a los responsables de los atentados y desmantelara las redes terroristas. Se han reanudado las reuniones bilaterales informales entre altos funcionarios, pero las relaciones siguen siendo tensas y podrían incluso deteriorarse.

Las relaciones con China siguen siendo delicadas debido, en parte, a contenciosos fronterizos. Sin embargo, las relaciones económicas están mejorando. Tras décadas de relaciones poco entusiastas con Estados Unidos, Washington considera ahora a la India como un socio estratégico y un contrapeso potencial al auge del poder de China en Asia.

LOS ALTOS TIPOS DE INTERÉS SON UN FRENO AL CRECIMIENTO ECONÓMICO

El crecimiento económico se ha desacelerado notablemente desde 2011 tras registrarse índices de crecimiento elevados en 2009 y en 2010. En el segundo trimestre de 2012, el PIB creció solo un 5,5% en términos interanuales, seguido de un 5,3% en el tercer trimestre, y el índice de crecimiento del 5,8% previsto para 2012 está muy por debajo del potencial de crecimiento del 9% a largo plazo.

 Esta desaceleración se debe principalmente a una inflación persistentemente alta y a una subida de los tipos de interés, que tienen un efecto negativo tanto en la demanda de consumo como en las inversiones. Otros factores que suponen un freno son una temporada de monzones decepcionante, cortes de energía y deficiencias estructurales, combinados con un entorno económico global menos favorable. La inversión extranjera directa se redujo más de un 30 % en términos interanuales en el primer semestre de 2012. La producción industrial se ha mantenido contenida durante la mayor parte del año, debido a la moderación de la demanda de consumo y a una caída de las exportaciones al frenarse la recuperación global.

La inflación se mantiene estructuralmente alta, con una previsión del 9,2% este año. Los altos precios de consumo siguen suscitando gran preocupación, socavando el poder adquisitivo de los muchos hogares pobres (según estimaciones del Banco Mundial, más de tres cuartas partes de la población vive todavía con menos de 2 dólares al día).

La elevada tasa de inflación ha obligado al Reserve Bank of India a mantener su política monetaria relativamente estricta: actualmente el tipo de interés de referencia a corto plazo (tipo de interés repo) se sitúa en el 8%. Habida cuenta de que los tipos de interés reales siguen siendo negativos, no es probable que se produzca a corto plazo una bajada del tipo de interés para apoyar la economía. Sin embargo, a finales de octubre de 2012, el banco central redujo los requisitos de reservas bancarias del 4,5% al 4,25%, en un intento por impulsar el crédito, esperando que esta medida inyecte 175 millones de rupias (3.200 millones de dólares) en el mercado.

PERSISTEN LOS ELEVADOS DÉFICITS PRESUPUESTARIOS

La insuficiente disciplina presupuestaria del gobierno se refleja en déficits presupuestarios persistentes. El presupuesto del gobierno central representa el 5,8% del PIB en 2011 y el 6% en 2012, pero el déficit total, incluyendo a los estados federales, se sitúa en el 10% del PIB según datos del FMI. La razón principal radica en el bajo nivel de la base tributaria, lo que se suma a los altos subsidio a los combustibles, los alimentos y los fertilizantes. Si bien estos déficits pueden financiarse mediante préstamos nacionales, dicha financiación ha llevado a la deuda pública nacional a situarse en un 70% del PIB en 2011.

LAS REFORMAS HAN PROGRESADO LENTAMENTE

Junto al elevado déficit presupuestario, las principales deficiencias estructurales de la India son el subdesarrollo del sector agrícola; las deficientes infraestructuras; una legislación laboral poco flexible; un exceso de burocracia; rigidez de las leyes del suelo (Ley de Adquisición del Suelo), y escasez de mano de obra cualificada debido a las deficiencias educativas de la mayor parte de la población. Todos estos factores constituyen barreras a la inversión extranjera y a un mayor ritmo de crecimiento.

Es urgente abordar los problemas de suministro energético, carreteras y ferrocarriles, y el deficiente sistema educativo. Son necesarios más acuerdos de inversión en proyectos de infraestructuras entre el sector público y el sector privado, y el gobierno ha declarado reiteradamente su intención de aumentar los incentivos para los inversores privados. Hasta el momento, sin embargo, la participación del sector privado en el desarrollo de las infraestructuras se ha centrado esencialmente en el sector de las telecomunicaciones, siendo su participación en otras áreas, como el saneamiento, la producción de energía, las carreteras y los ferrocarriles, mucho menor de lo esperado. Por ello, en las principales ciudades de la India existe un problema permanente de escasez de energía y de agua.

EL AUMENTO DE LA PRESIÓN ECONÓMICA HA IMPULSADO POR FIN ALGUNAS REFORMAS

En septiembre de 2012, la desaceleración económica finalmente llevó al gobierno a anunciar algunos recortes en el gasto público y la liberalización de la inversión extranjera: junto con un aumento del 14% del precio del gasóleo subvencionado, el gobierno ha abierto el sector minorista a las empresas internacionales, permitiendo que adquieran hasta un 51% del capital de minoristas multimarca indios. Sin embargo, la implementación se ha dejado totalmente en manos de los estados federales, lo que significa que algunos de los estados gobernados por partidos de la oposición y aliados del Congreso que están contra el comercio organizado pueden dejar de aplicar estas leyes. Otras medidas de reforma anunciadas incluyen la liberalización de la inversión extranjera en los sectores de la aviación, la radiodifusión, los intercambios energéticos, los seguros y las pensiones.

DEPENDENCIA DE LAS IMPORTACIONES DE PETRÓLEO

La India es el primer productor mundial de carbón, que cubre más del 50 % de su consumo energético. El 66 % del petróleo y el gas se importa. El suministro eléctrico es muy poco fiable y representa uno de los principales obstáculos para la economía. La alta dependencia de las importaciones de petróleo y los elevados subsidios a los combustibles son el talón de Aquiles de la economía de la India.

PERSPECTIVAS

En 2013, se prevé que el crecimiento vuelva a aumentar –hasta el 6,5%–, lo que queda muy lejos del 9% considerado como tasa de crecimiento potencial a largo plazo. Se prevé que la inflación se reduzca algo el año próximo, situándose en torno al 8%. A pesar de las previsiones de un menor déficit presupuestario –el 5,4% del PIB en 2013– la insuficiente disciplina fiscal sigue suscitando preocupación. Este nivel de déficit ha llevado a aumentar la deuda pública interna, que se suma al ratio ya elevado de deuda pública en relación con el PIB, y las elecciones de 2014 pueden empeorar todavía más el equilibrio fiscal.

El gobierno de la India sigue disfrutando de una calificación con grado de inversión de BBB-, pero las perspectivas han pasado recientemente a ser negativas. Un deterioro de los elementos fundamentales puede dar lugar a una rebaja hasta grado especulativo, reduciendo el acceso de la India a los mercados financieros internacionales y aumentando los tipos de interés.

No obstante, la India puede financiar en gran medida sus déficits a nivel interno. Debido a su economía relativamente cerrada, es menos vulnerable a las evoluciones económicas desfavorables en Europa y, a diferencia de otros mercados emergentes asiáticos, el principal motor de la economía de la India es el consumo interno, representando las exportaciones tan solo el 19% del PIB. En el plano externo, el nivel sostenible de la deuda exterior, las elevadas reservas y la gestión prudente de la deuda exterior seguirán siendo los puntales de la capacidad de pago soberana de la India.

UN LARGO CAMINO POR RECORRER

Siendo un país de renta baja-media, a la India le queda todavía mucho camino por recorrer en términos de desarrollo. El bienestar está distribuido de manera desigual entre regiones y grupos sociales, aunque está creciendo rápidamente una clase media capaz de sostener un mercado nacional boyante, generando un aumento de la demanda de bienes de consumo y de las oportunidades de inversión nacional y extranjera.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...