edición: 2619 , Miércoles, 19 diciembre 2018
20/09/2018

”Me debo a mi público”

Algo falló en el truco del faquir cuyo espectáculo terminó con la oreja de un voluntario fuera de su sitio. El faquir alegó en comisaría que él "se debía a su público". A su público aseguran también su fidelidad los servidores públicos para justificar, muchas veces, lo injustificable. El político, como el faquir, necesita coartadas para acreditar su trabajo, aunque no siempre se encuentren disponibles, de ahí que en tiempos de sequía de excusas aumente el uso de tretas, trucos y demás armas de artillería del engaño.

El presidente del Gobierno decide suprimir un impuesto para que el recibo de la luz pierda energía y se modere. Es una decisión populista, escasamente razonada desde los otros efectos secundarios que pueda tener la reducción del impuesto. Efectos que no se quedan sólo en la menor recaudación para las arcas del Estado, sino que trascienden e implican a otros precios, caso de las materias -casualmente también- primas. Se veía venir la medida porque se percibía en la cara del presidente la misma frustración que sufrió el faquir cuando se llevó por delante la oreja del voluntario.

Sabedor de que la tarifa de la luz es un asunto de extremada sensibilidad social, ha creído fiel a su criterio que la escalada de los precios de la energía eléctrica era inadmisible y había que frenarla sí o sí. Llegados a este punto y aplicada la rebaja de la tasa, se dan por eliminados también todos los planes y objetivos medioambientales y las limitaciones a determinadas energías que causaban daños irreparables a la sociedad por sus efectos contaminantes.

Pero también en este punto llama la atención la decisión del presidente por cuanto su respuesta a un problema de la sensibilidad herida de los consumidores puede convertirse en recurrente si el precio del gas natural, de la gasolina y del diésel llegan a escalar cotas mayores a nada que al barril de petróleo le dé por acercarse a los 100 dólares. Habrá que esperar la misma reacción cuando los derivados del petróleo para consumo casero e industrial se pongan por las nubes como el del suministro eléctrico. Comprobaremos entonces si el presidente, como el faquir, se debe también a su público. Cuestión de tiempo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...