edición: 2348 , Martes, 21 noviembre 2017
23/04/2014

Menos del 1% de las pymes y autónomos solicitan el IVA de caja este año

ICNr
Un total de 21.569 contribuyentes se han dado de alta en el régimen especial del IVA de caja, cuyo plazo finalizó el pasado 31 de marzo, frente a los 2,3 millones con facturación por debajo de dos millones de euros que podían adherirse a dicho régimen fiscal, según datos del Ministerio de Hacienda. Del total, 10.385 corresponden a pymes y los 11.184 restantes son autónomos.

El departamento de Cristóbal Montoro atribuye estas cifras a que están funcionando también otras medidas puestas en marcha por el Gobierno para mejorar la liquidez de estos colectivos. En concreto, apunta que el periodo medio de pago en la Administración General del Estado se ha reducido en 25 días en el cuarto trimestre de 2013, frente a los 33 días del trimestre anterior.

Además, subraya los efectos del plan de proveedores y del fondo de liquidez autonómico. El primero ha dispuesto liquidez por 41.800 millones de euros, de los que 30.200 millones se han destinado a pagar facturas de las comunidades autónomas, y otros 11.600 millones, a facturas de entidades locales.

El régimen especial de IVA de caja, que tiene carácter voluntario, fue aprobado por el Gobierno e incluido en la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, a propuesta de las propias organizaciones de empresarios y autónomos como un elemento más de apoyo a la liquidez y necesidades de tesorería de las empresas, fundamentalmente de aquellas que contratan con la administración.

El nuevo sistema permite que las pymes y autónomos que se adhieran a él no paguen el IVA de las facturas hasta que realmente las hayan cobrado y está en vigor desde enero de 2014. Las empresas que quieran voluntariamente adherirse al nuevo mecanismo deberán comunicarlo con carácter general el mes de diciembre anterior al año en el que haya de surtir efecto, durante un periodo mínimo de tres años, y la renuncia al régimen se hará también ese mismo mes.

LEGISLACIÓN AMBICIOSA

Según el Gobierno, este nuevo régimen fiscal supone una mejora de la financiación del negocio para quien lo solicite, y destaca que la legislación española es más ambiciosa que la implantada en otros países europeos. Con carácter general los socios europeos que lo han implantado (Alemania, Suecia, Portugal, Eslovenia y Estonia) lo han hecho para las actividades con un cifra de negocio inferior a 500.000 euros. Reino Unido lo ha establecido con un umbral de 1,75 millones de euros. Italia lo implantó para 2 millones de euros, al igual que España.

El Ejecutivo afirma que las obligaciones formales para acogerse al citado régimen especial son muy reducidas y responden, exclusivamente, al oportuno control tributario. Así, se limitan a añadir en los libros registro las fechas de cobro o pago y el medio utilizado. Tampoco supone sobrecostes, ya que aquellos que optan por el IVA de caja les basta con identificar en sus facturas la aplicación de este régimen.

Los clientes de las pymes y autónomos acogidos al régimen especial deben utilizar el criterio de caja también respecto a las operaciones realizadas con ellos. De este modo, la posibilidad de adelantar la deducibilidad del IVA soportado supone un incentivo a estos clientes para adelantar el pago de sus facturas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...