edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
26/07/2011
SALA DE TOGAS

Menos quejas por el funcionamiento de la justicia durante el pasado 2010

El porcentaje de jueces y magistrados sancionados no llegó al uno por ciento del total
Aunque ingresaron menos asuntos en los tribunales, siguió aumentando la carga de trabajo
Los ciudadanos españoles se sienten más conformes con el servicio que les ofrece la justicia, o al menos eso es lo que se desprende de las cifras incluidas en la recién presentada Memoria sobre el Est
Javier Ardalán

Los ciudadanos españoles se sienten más conformes con el servicio que les ofrece la justicia, o al menos eso es lo que se desprende de las cifras incluidas en la recién presentada Memoria sobre el Estado, Funcionamiento y Actividades del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y de los Juzgados y Tribunales, correspondiente al pasado ejercicio. En total, se presentaron 12.982 quejas relacionadas con el funcionamiento de los tribunales durante el pasado año, lo que supone un descenso del 13 por ciento con respecto al ejercicio anterior.

También es cierto que, según refleja la estadística -que se ocupa de evaluar el grado de cumplimiento de la Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Administración de Justicia-, lo peor de la crisis ya ha pasado. Prueba de ello es que el número de asuntos tratados ha descendido, de forma paralela al número de quejas, con respecto a los primeros años de adversidad económica: si en 2008 y 2009 la tendencia fue un crecimiento muy elevado del número de casos –que se venía produciendo en años anteriores, aunque no con la misma intensidad-, durante 2010 se redujo esta cifra en un 2,2 por ciento. Algo que no ocurría desde hace al menos una década, ya que la tendencia, al menos desde el año 2000, venía siendo el incremento de casos. En total, en 2010 ingresaron 9.355.526.

Sin embargo, ello no se ha traducido en una menor carga de trabajo para los tribunales. Y es que, lejos de disminuir, el número de asuntos en trámite a 31 de diciembre de 2010 fue de 3.225.063, lo que significa un 2,9 por ciento más que un año antes. De todos modos, según revela la Memoria, se trata del crecimiento más bajo desde 2004, que se mide en función de tres indicadores: la tasa de resolución (cociente entre el número de asuntos resueltos y los ingresados en ese periodo), la tasa de pendencia (cociente entre los asuntos pendientes al final del periodo y los resueltos durante éste), y la tasa de congestión (cociente entre la suma de los pendientes de resolver al comienzo del periodo y los ingresados en éste, y los asuntos resueltos en el periodo). La Memoria recoge que la tasa de resolución ha crecido un 3 por ciento, mientras que la de pendencia lo ha hecho un 2,2, y la de congestión, un 0,4 por ciento con respecto a 2009.

LAS QUEJAS MÁS COMUNES

Los motivos de queja más comunes por parte de los ciudadanos siguen siendo los mismos y, entre ellos, el principal es la lentitud de la justicia. De las 12.982 quejas presentadas durante 2010, un total de 11.550 lo fueron por alguna de las carencias en el funcionamiento de juzgados y tribunales que persigue la Carta de Derechos del Ciudadano, sobre todo por la larga espera para obtener una resolución al caso. Además, excluyendo las reclamaciones motivadas por la discrepancia con el contenido de las resoluciones judiciales, las cuestiones inclasificables y las ajenas a la administración de Justicia, las quejas estudiadas fueron unas 12.433, de las que sólo el 17 por ciento se encontraron plenamente justificadas, de forma que dieran lugar a la adopción de alguna medida de mejora del servicio público de la Justicia para corregir la deficiencia anunciada.
 
En la vertiente más sancionadora, la Memoria también hace un repaso por la actividad de jueces y magistrados y, en concreto, establece las cifras de la Comisión Disciplinaria, encargada de sancionar a éstos cuando incumplan con sus deberes como miembros de la Carrera Judicial, así como las de la Comisión encargada de la inspección, que entre otras cosas estudia la carga de trabajo de los tribunales. Así, según estas cifras, la Comisión Delegada para la Inspección Judicial estudió durante 2010 las distintas propuestas de medición de carga de trabajo de juzgados y tribunales elaboradas por el Servicio de Inspección y organizó visitas a más de 500 órganos judiciales para mejorar el conocimiento de su situación.

En relación al trabajo de la Comisión Disciplinaria, ésta abrió un total de 952 informaciones previas, de las que se derivaron sólo 47 expedientes disciplinarios. Se trata de un dato positivo teniendo en cuenta que en un ejercicio intenso como lo fue el de 2009, se produjeron 25 expedientes disciplinarios más. En concreto, y teniendo en cuenta expedientes nuevos y viejos, se resolvieron 81 durante 2010, 22 más que en 2009. El resultado: de los resueltos, 41 concluyeron con sanción y 40 sin ella, lo que significa que el porcentaje de jueces sancionados no llegó al uno por ciento del total de sus miembros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...