edición: 2830 , Martes, 22 octubre 2019
23/12/2008

Mercadillo

J.J. González

Iberia, Cintra, Santander y BBVA, se convirtieron hoy en un cuarteto de cámara con un público pasivo y ausente de cualquier movimiento de origen no local, dejando a un lado las jugosas noticias macroeconómicas procedentes del exterior.

Sin destino ni objetivo cierto. O lo que es lo mismo, errática, calificativo que mejor le viene a la jornada de hoy de los mercados de renta variable. Sin rumbo definido tras la sesión de ayer, donde se realizaron casi todos los beneficios posibles con la intención de cerrar el año cuanto antes. Un mercado que abre con 120 millones de negocio y que cierra con poco más de 1.000, ni es mercado ni es nada. En este escenario se desarrollan la mayoría de las funciones que tienen lugar en el mercado español, sobre todo en una semana, la más corta del año –dos sesiones- en la que sólo hay tiempo para recoger beneficios y, si acaso, dejar alguna señal para la próxima jornada. La de hoy se saldó con un leve retroceso por caída de Cintra y Repsol.

Hoy contamos con los problemas que afectan a Iberia, inmersa en temporada alta, con miles de desplazamientos, metida de lleno como está en una operación empresarial en la que se juega el futuro, pero que revive las peores épocas de conflictividad de la mano o por gracia de esa élite de pilotos que saben cuándo es el mejor momento para hacer más daño. Esos más de 350 vuelos perdidos que costarán a la compañía casi un millón de euros, no ha servido para que los analistas cambien de opinión y la recomienden mayoritariamente.

Caso distinto, afortunadamente, el de Cintra. Resulta que ahora el canje de 5,5 títulos por uno de Ferrovial no gusta, así que los operadores se salen y la compañía se deja en dos días un 15% de su valor. Santander anunció hoy una junta extraordinaria para el 26 de enero, en la que se propondrá aumento de capital para adquirir Sovereign (amplía en 177 millones de títulos por valor de 1.200 millones de euros equivalentes al 2,2% del capital. En el caso de BBVA, la buena nueva es el reparto del tercer dividendo para el próximo 12 de enero. En ambos casos, las cotizaciones apenas se movieron. Quedan aún vestigios de aquella inminente operación que luego no lo fue: el paquete de Repsol que en Sacyr espera a mejor ventura. Lo cierto es que las prisas con dinero son menos prisas, y si Lukoil no remata es porque los 23 € por título le siguen pareciendo excesivos. Así es que, Del Rivero puede esperar –debe esperar- a que el mercado escampe, aunque la francesa Total permanezca en la recámara.

La Bolsa norteamericana, no encajó mal la cifra de PIB del tercer trimestre, con una contracción del 0,5%, ya descontada, y comenzó a festejar la Navidad. Las Bolsas asiáticas –festivo en Tokio- no modificaron ningún planteamiento de la inversión, así que el resto de Bolsas no sufrieron las presiones habituales.

El resto de mercados europeos tuvo un comportamiento similar al español, errático y cotizando episodios nacionales y desventuras macro internacionales. La opinión más compartida apunta a que aún no se han visto los mínimos en muchas compañías. Concretamente se señala que las empresas que publican peores resultados son el triple que las que lo hacen con leve mejora, lo que da una idea de la prolongación de las malas cotizaciones. Al mismo tiempo comienza también a hacerse algún balance para destacar las compañías que peor lo han hecho en el año. Llama la atención la alemana Infineon con una pérdida del 92%, cerca de la quiebra, y una de sus filiales se encuentre a punto de superar a la matriz. O Volkswagen, la automovilística tiene todos los números para ser el único valor que termine el año en positivo, y eso a pesar de todo lo que ha caído.

Las noticias locales, déficit comercial y pésima tasa de reservas hoteleras, ambas de escaso impacto en el parqué, acostumbrado a droga más dura que estos indicadores, no consiguieron mover al selectivo en ninguna dirección concreta. Se comienza a especular sobre la cara del próximo ejercicio para el que los técnicos adelantan un buen inicio del año, dos primeros meses, para volver a mínimos a continuación y encontrar el suelo. En ese escenario tan probable como improbable, se acepta como correcto un 1,5% de precio del dinero y un euribor del 2,2%, a niveles de 2002.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...