edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
13/06/2012
La Comisión Europea no esconde sus críticas al Supervisor

Miembros del Banco de España, en campaña de exculpación pública

Sorprende en Bruselas que exijan responsabilidades a Rato y a Olivas pero no a MAFO
Un consejero del supervisor afirma: “el banco carecía de mecanismos adecuados para intervenir en las entidades”
Juan José González

Complicidad en las risas de cuatro miembros del Consejo de Europa y la carcajada contenida de uno de ellos, fue la imagen difundida por el canal alemán de televisión “n-tv” a propósito del plan de ayuda a la banca española anunciado el sábado. Al parecer, el diálogo tenía que ver con la forma sui generis de coger al toro por los cuernos exhibido por las autoridades de Madrid, entendiendo por tales al jefe del Ejecutivo y al Gobernador del banco central. Risas al entender que el primero habría atendido la petición del toro de ser cogido por los cuernos, y risas también al escuchar a un miembro del Consejo de Gobierno del supervisor algo así como que “esto debería haberse hecho mucho antes porque los inspectores del banco ya lo habían denunciado”. Y así, entre uno y otro, en el ánimo de querer garantizar la eternidad, el toro sigue suelto y el Banco de España cuestionado por Bruselas por su pasividad irresponsable.

Algunos miembros de la Comisión Europea no entienden muy bien que en la opinión pública española se esté produciendo una reacción creciente a pedir responsabilidades legales (civiles y penales) a los expresidentes de Bankia, Rodrigo Rato, y del Banco de Valencia, José Luis Olivas, en ambos casos a instancias de dos personas jurídicas, una asociación y un partido político, y que la acción pública del Frob se haya producido, sólo posteriormente a la iniciativa particular. Como tampoco comprenden que el responsable legítimo y teórico de gestionar la crisis financiera y el reajuste bancario, el Gobernador del Banco de España, no aparezca como imputado, ni siquiera como concernido, en un asunto de tanto alcance.

Los cambios en la dirección del Banco de España (Gobernador y Subgobernador) se han saldado con algunos tiras y aflojas y varios cruces de impresiones, en algún caso con palabras gruesas, fuera de lo común entre las paredes de Cibeles. Se sabía que las relaciones entre los miembros del Consejo del Banco no pasaban por su mejor momento a raíz de los acontecimientos financieros y políticos, con diferentes posturas respecto a las decisiones, que tuvieron lugar en los últimos meses. Sin embargo, la realidad observada desde el interior del supervisor, poco o nada tiene que ver con la realidad percibida en el exterior.

Desde el ministerio de Economía los ataques al supervisor, se puede decir que no han cesado en cantidad ni intensidad desde el día siguiente a la toma de posesión del nuevo Gobierno. Y desde el banco central el funcionamiento de la burocracia se ha mostrado en todo momento, mal coordinado, lento y siempre fuera de lugar. En resumen, el banco no ha estado presente ni en la reforma del sistema ni en la gestión de la crisis financiera. Entre otros.

En esta situación destaca el tono exculpatorio de un miembro del Consejo de Gobierno del banco, denunciando la situación actual como algo ya previsto hace años por el servicio de inspección. Sorprende que el lamento o la denuncia del consejero se produzca (siguiendo el símil taurino) a toro pasado. Porque si el vocal en cuestión tuvo certeza en su momento del peligro que acechaba al sector, o bien debería haber puesto todos los medios para evitarlo, o bien, haber dimitido. De lo contrario, es decir, como aún se mantiene en el puesto, su implicación en la crisis actual queda probada.

Lo cierto es que varios miembros del banco central han puesto en marcha una campaña descoordinada de exculpación pública con la pretensión de explicar posiciones personales que en su día fueron silenciadas pero que ahora resultan muy útiles como materia de exculpación. Una de las excusas que se pueden escuchar de algunos de ellos, apunta a la inexistencia de “mecanismos adecuados para intervenir en las entidades en crisis”, como si la Ley de Disciplina Bancaria o la misma del Fondo de Garantía de Depósitos no hubieran existido en 1988, por ejemplo (y que fueron decisivos para resolver la crisis bancaria en la década de los 80). Incluso en el caso de que no hubiera existido el FGD o el FROB de hoy, nada habría impedido la aplicación de la ley de disciplina hasta el fiasco de la caja castellano-manchega (CCM).

Otro miembro de la alta dirección del banco central se viene a quejar (teoría de la exculpación) de que en los últimos tiempos se produjo una falta importante de transparencia, la cual perjudicó a los vocales del consejo del banco por cuanto significaba la ausencia de información completa sobre la realidad. Afirmar que era incompleta una información que le transmitía al supervisor las cajas y los bancos, es tanto como apuntar a que alguien estaba engañando u ocultando información, lo cual es constitutivo de una falta grave, perseguible y sancionable. En el intento de exculpación de responsabilidades, otro miembro del banco apunta a que en las actuales circunstancias es complicado resolver los problemas detectados por la inspección, puesto que los políticos mantienen un bloqueo permanente a las actuaciones del banco.

Cuesta trabajo creer que un consejo de administración como el del Banco de España se fuera a arredrar ante las presiones o la ausencia de relación con el poder político, por lo que la excusa de la acción política no parece convincente. Finalmente, recordar que hasta hace poco tiempo, técnicos, directivos y consejeros que ahora formulan sus reproches al anterior Gobernador a modo de exculpación personal, son los mismos que asentían cuando su jefe afirmaba convencido que el sistema bancario español era el mejor del mundo, modelo entre modelos de solidez y eficacia por cuenta de las originales provisiones genéricas, envidia mundial.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...