edición: 2112 , Viernes, 9 diciembre 2016
26/09/2008
Cuenta vivienda

Miles de familias tendrán que devolver dinero a Hacienda porque no pueden comprar piso

Duro golpe al ahorro, a las entidades financieras y la puntilla para muchas inmobiliarias
Si no fuera por el idima parecería España
Xavier Gil Pecharromán

La crisis económica ha comenzado a cebarse con los cerca de 300.000 titulares de cuentas vivienda que aspiran a comprar su primera vivienda habitual en España, si el Gobierno no adopta medidas urgentes para evitarlo. La imposibilidad de acceder a un crédito hipotecario y los precios de los inmuebles están dando al traste con el instrumento de ahorro más extendido entre los contribuyentes españoles: la cuenta vivienda, que en los últimos ejercicios ha supuesto un ahorro fiscal anual superior a los 255 millones de euros. Ahora resulta que la cuenta no vale para nada porque las viviendas son inaccesibles por precio y por financiación y sus titulares se enfrentan a la necesidad de devolver el dinero a Hacienda al no poder adquirir la vivienda. Un embolado mayúsculo para miles de familias.

Tanto los titulares de estos depósitos como las entidades bancarias miran con preocupación el futuro de unas inversiones que por su propia esencia legal no pueden mantenerse activas más que cuatro años, a partir de los cuales es obligatorio proceder a comprar la vivienda o a devolver las cantidades deducidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) durante estos ejercicios, junto con los consabidos recargos e intereses de demora. Algo que supone un golpe muy duro para sus economías personales y familiares.

Las estadísticas crediticias revelan que anualmente vienen a incumplir los condicionantes de la cuenta vivienda cerca del 10 por ciento, bien por la imposibilidad de afrontar los pagos de la vivienda o de la hipoteca como por la ruptura de las parejas. La crisis está disparando este porcentaje, según han denunciado ya las principales asociaciones de asesores fiscales (REAF y AEDAF).

Estamos ante un importante golpe al ahorro de cientos de miles de españoles, de un golpe contundente para las entidades financieras y la puntilla para muchas inmobiliarias, que disponen de un ‘stock’ excesivo de viviendas a las que dar salida para afrontar sus propios endeudamientos.

En el territorio común (es decir, sin tener en cuenta las comunidades forales de Navarra y País Vasco), Hacienda permite deducir el 15% de las cantidades depositadas en la cuenta, hasta el límite de 9.015 euros anuales. Así, el beneficiario puede aspirar a ahorrarse 1.300 euros anuales cada ejercicio anual, aunque la media de los últimos ejercicios ronda los 843 euros por contribuyente.

El artículo 56 del Reglamento del IRPF establece que se considera que se han destinado a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual del contribuyente las cantidades que se depositen en entidades de crédito, en cuentas separadas de cualquier otro tipo de imposición, siempre que los saldos de las mismas se destinen exclusivamente a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual del contribuyente.

También regula que se perderá el derecho a la deducción cuando el contribuyente disponga de cantidades depositadas en la cuenta vivienda para fines diferentes de la primera adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual y cuando transcurran cuatro años, a partir de la fecha en que fue abierta la cuenta, sin que se haya adquirido o rehabilitado la vivienda.

Este plazo de cuatro años es improrrogable, ya que la normativa no admite posibilidad alguna de ampliación, como tampoco posibilita el exonerar de la devolución de parte alguna de las cantidades deducidas cuando se incumple el requisito de materialización de la inversión en la primera vivienda habitual.

La solución al problema sería tan sencilla como ampliar el plazo para afrontar la inversión. Una medida excepcional para una crisis, que ha llevado al Gobierno a adoptar otras medidas excepcionales como el descuento de 400 euros de las retenciones, la rebaja de los tipos en el Impuesto sobre Sociedades o el adelanto de las devoluciones del IVA.

Lo contrario puede llegar a suponer una ruptura con la política de facilitar el acceso a la vivienda emprendida por los gobiernos estatales y autonómicos  en las últimas legislaturas, aunque tal vez serviría para enjugar una parte del actual déficit público.

Representantes de los asesores fiscales y de la Asociación Hipotecaria ya han apuntado la necesidad de que el Gobierno piense en la necesidad de adoptar este tipo de medidas para evitar una situación que puede convertirse en irreversible, tanto para los inversores como para las entidades financieras y las empresas inmobiliarias y constructoras. Al Gobierno es a quien toca ahora mover ficha.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...