edición: 2825 , Martes, 15 octubre 2019
22/05/2019

Modorra electoral

Se había olvidado por un momento el cuerpo electoral de ese trofeo político al que llaman Presupuesto del Estado como si ya hubiera caducado o extinguido por agotamiento, cuando alguien ha recordado que después del domingo, tras el recuento de papeletas, el documento general de gastos e ingresos regresará a la vida y a la lucha política. Aunque ahora, con una minoría crecida y venida arriba, es probable que el Presupuesto reciba alguna nueva exigencia de gasto (compensada con algún ingreso) salga del armario y limpio de polvo emprenda el viaje a Bruselas para una nueva validación final.

Cabe la posibilidad de que la minoría logre ser algo más y el Presupuesto engorde por la parte de los gastos pero también de los ingresos. O se quede como está y estaba antes de las elecciones. En este caso, no haría falta siguiera el viaje a Bruselas porque allí ya han dicho que las medidas del programa de estabilidad son correctas. Pero como nada es seguro, el documento podría trastocarse si al nuevo Ejecutivo se le ocurre introducir alguna cifra más, lo cual no debería descartarse cuando todavía están pendientes algunos pactos políticos.

Sea como fuere, se da por seguro que aquellas subidas de impuestos que se barajaban, anunciaban y filtraban veladamente antes de la primera cita electoral, se aplicarán sí o sí en la presente campaña, es decir, saldrán del bolsillo en estos próximos meses y también subirán las cotizaciones porque no hay otra. Subidas de impuestos y cotizaciones que se han hurtado convenientemente al debate en esta segunda tanda de elecciones para evitar disgustos y malos gustos al cuerpo electoral que, como se intuye, coincide con el cuerpo o bolsillo del contribuyente.

Así las cosas, sorprende la falta de correspondencia entre los impuestos pregonados y la ausencia en la aprobación de los cambios fiscales, puesto que sin unos no serán posibles los otros. Quizá víctimas de la analgesia propia de los días electorales, no hayan caído en la cuenta los gobernantes que tipo mínimo de Sociedades, reducciones de exenciones por dividendos y demás subidas de tipos en tramos determinados de renta, ya deberían haber sido aprobados por ley o decreto ley para su aplicación en los presupuestos. Los efectos de la larga campaña, en forma de sopor y modorra, parecen haber trastocado los planes del Ejecutivo. Así que será el lunes cuando, libres de la narcosis electoral, conoceremos los nuevos impuestos. O no.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...