edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
03/06/2013
Primer año del gobernador Linde

Moncloa desconcertada por el `crítico´ Banco de España

La vicepresidenta y Economía -con De Guindos en horas bajas- amenazan con recuperar “de forma inmediata” la aparcada reforma del banco central
Juan José González

Primer aniversario del Gobernador Luis María Linde (10 de Junio de 2012) y primer informe anual de su etapa en el Banco de España. Quiere el Gobernador restablecer el peso y la relevancia que en medios políticos y financieros tenía el citado documento. Quiere, también, que aprovechando el interés general por el contenido y análisis del informe, se escuchen las opiniones de la institución en cuestiones clave de la actualidad. Se esperaba que el documento no fuera ajeno a puntos polémicos como la intervención de las entidades financieras en el affaire de las preferentes (ni las menciona) o la reestructuración bancaria pendiente y sin explicaciones, y atascada según Bruselas. Moncloa `llamó a consultas´ el fin de semana a De Guindos para que explicase al presidente (y a la vicepresidenta) el sentido de la andanada de Linde con su informe anual, desconcertados por el “espíritu ácido y crítico” de sus palabras hacia el Gobierno. Linde se enfrenta ahora a Moncloa, que amenaza con sacar de la nevera la reforma del Banco de España.

Linde hace balance estos días de su primer año en Cibeles, casi doce meses ahítos de problemas y peleas internas, reestructuración de la casa en silencio y frías relaciones con Economía y Moncloa. Un año en el que se han apagado los fuegos que su antecesor iba alimentando a diario dentro de casa, o provocando en el exterior cada vez que abría la boca. Este Gobernador tiene otro estilo, otro carácter, otros criterios… aunque no oculta que es de la vieja escuela, esa que tiene a gala `soltar´ lo que piensa a costa del precio que sea pero con distancia intelectual, con cátedra.

Y cumple un año con una deriva por la que el Gobernador no dispara contra los problemas de la reestructuración bancaria pendiente, asunto por el que recibe un tirón de orejas (indirecto) de Bruselas. Como tampoco se pronuncia sobre el farragoso problema público de las preferentes, más enmarañado a medida que pasa el tiempo y más si cabe tras la nueva espiral jurídica abierta por la fiscalía. Ambos asuntos –reestructuración bancaria y preferentes- que sí forman parte de sus competencias pero que en esta ocasión evita en el asunto de las preferentes y menciona sólo de pasada, que no directamente, a la estrategia de desinversión en las dos entidades financieras intervenidas: NGC y CC.

El Gobernador se alía claramente con Bruselas: caña al Gobierno en asuntos de pensiones, mercado laboral, estabilidad presupuestaria, déficit autonómico e, incluso, apunta medidas –ideas- para luchar contra el paro (contratos y retribuciones por debajo del SMI). El tono es agrio y el contenido intenso en crítica, en particular en la que dirige hacia la excesiva permisividad en los incumplimientos del déficit de las autonomías. Es posible que éste haya sido el punto que más ha exacerbado la paciencia del Ejecutivo, pues los desfases de las comunidades pasan por una de las causas que generan mayor desconfianza en la gestión de la crisis por parte del Gobierno y, por tanto, amenaza directa contra la credibilidad en la economía española.

La crítica de Linde al Gobierno deja al descubierto una opinión compartida en diversos sectores de la sociedad, como es el fracaso de la una reforma laboral que sólo ha servido para `limpiar´ plantillas y aprovechar cierres y despidos a buen precio. De ahí que ahora el Gobernador recomiende medidas excepcionales, como son las relativas a los contratos fuera de convenio y las retribuciones por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI), algo que es considerado como una revolución en las formaciones sindicales, en las propias empresas y en la oposición.

El sector bancario ha recibido el discurso del Gobernador con diversidad de opiniones. No sientan bien a una parte de la banca, la insistencia en el rigor de las políticas de retribuciones a los directivos como tampoco la idea de contención en el reparto de dividendos, dos asuntos en los que el Supervisor la banca se juega una buena parte de su reputación.

Sorprende por encima de todas las consideraciones, que el Gobierno se sienta agredido por el contenido del primer informe anual de Linde, y que en prueba de su irritación le devuelva el mensaje en forma de amenaza: si persiste en la crítica a las reformas, reformaremos también el Banco de España, proyecto que en breve podría abandonar la nevera.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...