edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
02/11/2009
España, farolillo rojo

Moncloa le da también la espalda de la fibra óptica a las telecos

Aviva el desafío municipal con la financiación del Plan E y pospone al menos un año un ‘Renove’ de infraestructuras para las redes ultrarrápidas de las operadoras
Telefónica responde con la apuesta por el VDSL y el despliegue más selectivo de la FTTH
Ana Zarzuela

Mira a los galones de las redes españolas y siente la atención de Bruselas en la espalda: sólo tiene ojos para la banda ancha universal. Intenta abrillantar a los ciberdesconchones de la red de redes española, ahora que la UE y la OCDE le han sacado los colores a sus precios, a su velocidad y a su cobertura.  Les pelea a las grandes telecos la fibra con el mismo calendario, las urgencias por agradar a Bruselas y los mismos euros del Plan E con los que ya les ha blandido los sables del wifi municipal. Las operadoras frenan las prisas de la fibra, al menos hasta que Moncloa decida si sigue las promesas del Secretario de Estado Ros, sintoniza con la regulación de las redes ultrarrápidas que ultima la UE y la coordinación de las inversiones privadas. Por ahora, ante las exigencias del sector, sólo le devuelve la espalda de sus obligaciones: si Redtel pide un marco regulador claro y un Plan E para la fibra ultrarrápida con respaldo del Plan Avanza y apoyo de la administración para expandir la banda ancha móvil, Moncloa les obligará a hacerse cargo del servicio universal de la banda ancha antes de 2011.

El plan de inversiones para favorecer la fibra sólo llegará en los próximos presupuestos, con garantías para los nuevos edificios y una parte menor de los 400 millones para modernizar las telecomunicaciones. Sólo el Fondo de Inversión Local dará aire a la fibra de los ayuntamientos, ahora que tras los pasos de ‘Villadecans’, decenas de municipios se entregan al ‘sálvese quien pueda’ de la fibra y desplegarán sus propias redes, con o sin las operadoras, al calor del vacío inversor y las obligaciones de las telecos. Las operadoras, como con el wifi, buscarán la tercera vía de las alianzas municipales, pero advierten que España enfría la carrera de la fibra. La pelota está en el tejado de Moncloa -la inversión pública será imprescindible en muchas zonas- y de las operadoras alternativas. La CMT descuenta que hay sitio para tres redes rentables nacionales, pero requieren una inversión de más de 400 millones de euros por ciudad.

Se lo han recordado Orange, Telefónica y Vodafone en la Cumbre de Sevilla, la misma en la que ETNO- que agrupa a las principales telecos de Europa- le ha tendido la mano de a Bruselas, pero en la que se recuerda que el desarrollo de las redes de acceso de nueva generación supondrá inversiones por 300.000 millones de euros en Europa: en España, atender a las nuevas demandas de los usuarios como el teletrabajo, el cada vez más extendido uso de internet en el móvil, la televisión de alta definición o la descarga rápida de películas y música desde internet, será imposible si no se renueva la vieja red de cobre que tendió hace décadas el antiguo monopolio.

Desde hace varios años, Telefónica trabaja en desplegar redes de fibra óptica capaces de soportar esos servicios, mientras que Ono ha invertido 8.000 millones de euros en su red de cable, desde la que ya ofrece velocidades de internet a 100 megas en algunas ciudades. Pero reclaman al Estado dinero para sus infraestructuras y una regulación que asegure su futuro. En concreto, Telefónica, Orange y Ono exigen un 'Plan Renove' de internet para que los ayuntamientos o las comunidades de vecinos de edificios antiguos puedan financiar la llegada de la nueva red de fibra óptica a los hogares. La Comisión asesora para el despliegue de infraestructuras de acceso ultrarrápido diseña con el Ministerio de Industria el marco del despliegue y ya ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que la adaptación de los viejos edificios al acceso al nuevo internet se financie con fondos del Plan Avanza.

Pero ni los vaivenes de Moncloa ni las zozobras de Industria han podido hasta ahora consumar las promesas del secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros: un plan Renove de las infraestructuras comunes de los edificios con fibra óptica. Mientras tanto, la secretaría de Estado de Telecomunicaciones ha presentado en el proyecto de presupuesto para este año, una partida de 400 millones de euros para infraestructuras de telecomunicaciones y una parte de ella se destinará a la modernización de los edificios y sigue cocinando el diseño de una futura normativa con las características técnicas que deberán tener las redes de los nuevos edificios para optimizar las posibilidades de las nuevas redes de alta capacidad que se van a desplegar.

En la Setsi sólo tienen ojos para los galones de la banda ancha móvil y las velocidades más altas. Recuerdan que España no ha dejado de crecer en banda ancha fija -incluso a más ritmo que la media- es líder en banda ancha móvil de alta velocidad (con una penetración del 25,9%, el doble que la UE), se ha convertido en uno de los mercados más aventajados en portabilidad móvil y está a la cabeza de la Unión en consumo de paquetes de convergencia. Y los precios -más caros en adsl que la media- no lo son tanto en móvil, sobre todo en coste por minuto. España es líder absoluto de la UE en penetración de Internet móvil de alta velocidad -como los servicios móviles de tercera generación (3G) y las tarjetas de datos para ordenadores portátiles-, por delante de países como Italia o Alemania. Europa está ya bastante retrasada en redes de nueva generación respecto a países como Japón (donde el 48% de las líneas de banda ancha son ya de fibra óptica), Corea (44%) o, incluso, EEUU (6%) frente al 2% europeo.

España, más aún: es la propia CMT la que le recuerda que España está aún a la cola de las velocidades de Europa, que en el segundo trimestre del año sólo el 0,2% de los hogares disponía de líneas de más de 20 megas y que el 72% de líneas de banda ancha se situaban entre los 3 y los 10 megas -la mayoría de todas ellas conexiones de Telefónica-. España se sitúa aún muy por detrás de otros países donde los operadores ofrecen VDSL y FTTH con velocidades entre 30 y 100 megas. Las líneas de 1 mega son ya  el 12,5% de las conexiones. Y el mercado español queda aún muy rebasado, no sólo por Japón y otros asiáticos, sino por iniciativas como las de Portugal, Austria, Alemania, y Noruega, que han puesto ya a la venta velocidades de 1 Gbps.

Ni el suelo de 30 megas exigido -frente a 50 de otros vecinos europeos- impiden que hasta ahora España pierda el tren de la fibra. La CMT y la Setsi sólo tienen ojos para Francia, el líder europeo en número de hogares bajo cobertura de redes de nueva generación y la tercera en número de subscriptores: en seis meses ha aumentado un 35% el número de clientes con conexiones de más de 50 megas, llegando a los 230.000 usuarios, mientras la fibra hasta el hogar duplica el número de hogares cubiertos y ARCEP calcula que 4,5 millones de hogares se encuentran en la proximidad de una red de fibra, pero la mayoría están en manos de Numericable, una cablera de ámbito nacional que ha desplegado DOCSIS 3 en 50 ciudades, en las que tiene 180.000 clientes a los que suministra 100 megas.

El teletrabajo sólo ocupa al 4,9% de los españoles mientras que en Europa la media es del 13%: es muy difícil con una media de velocidad de subida en España aún  inferior a 330 Kbps. Por ejemplo, para utilizar aplicaciones de telepresencia en alta definición es necesaria una conexión de 24 megas y 50 milisegundos de latencia. El operador más importante (Telefónica) sólo tiene 15.000 empresas conectadas a su red de fibra a pesar de que la cobertura llega a 350.000 hogares. Y mientras los servicios de banda registraron unos ingresos de 978 millones de euros, con un leve crecimiento del 0,5% con respecto al mismo trimestre del año anterior (974 millones), las ofertas de FTTH sólo han supuesto un 0,01% de la facturación.

EL DESAFÍO MUNICIPAL

Llegan, sin mapa ni calendario, por la puerta de las urgencias municipales, con la bandera del desembarco de la fibra allá donde la brecha digital y el mercado no alcanzan. Aprovechan las obras -las propias, o las del ‘último kilómetro’ de las telecos- y los 5.000 millones de euros del  Plan E, sin agenda, muchas veces sin más que la pretensión de facilitar y abaratar sus propios servicios y en general de espaldas a la planificación de las telecos, cuando no directamente en competencia con ellas.   El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, le ha dado en persona las bendiciones a los planes de Viladecans, que dispone ya de 40 kilómetros de fibra óptica y en 2010, con la próxima convocatoria del FEIL, la extenderá hasta 1.500 hogares de tres barrios y se implantará una red municipal de conexión a Internet sin hilos y de 1 Mb de capacidad a un precio de entre 6 y 8 euros mensuales.

Lo hará aprovechando los 25 km de canalizaciones que se han venido reservando en las obras durante los últimos 10 años en las obras que se han ido realizando en las calles de la ciudad y con la vista puesta en la génesis de un operador de cable con inversión pública y privada que complete y explote esta red. El Consistorio de Sevilla en enero activará una red propia de 100 km de fibra óptica para ahorrar costes. El Govern balear y el Consell de Menorca han acordado que -gracias a un acuerdo de cofinanciación de 7 millones de euros- en 2010 empezará a instalarse la fibra óptica en todos los polígonos de Menorca, a los centros educativos y a las administraciones públicas. Y La Consejería de Economía, Comercio e Innovación de Extremadura destinará un millón de euros para la implantación de la red de fibra óptima en el polígono industrial de Plasencia y en el anillo municipal tecnológico, que permitirá la interconexión entre todos los edificios municipales. Y el despliegue de fibra óptica que está uniendo más de 60 sedes municipales en Zaragoza y la puesta en marcha de un moderno Centro de Proceso de Datos que, junto con una consolidación de servidores, están suponiendo un antes y un después en las infraestructuras TIC municipales.

Sigue la estela del despliegue de fibra óptica hasta los hogares que desde hace dos años decenas de ayuntamientos ensayan, –muchos de ellos en Cataluña, tras las huellas del consorcio de municipios catalanes Localret y la Universidad Politécnica de Cataluña –. Asturias terminó hace más de un año la extensión de una red que conectará 30.000 hogares. Luego falta que algún operador se interese en prestar servicios, o que, siguiendo el modelo de Viladecans, genere su propio operador neutro. El consorcio ITCat (Generalitat y Localret) hace meses que tratan de poner en valor las infraestructuras de la Generalitat y las municipales. Y de buscar terceras vías con los kilómetros de fibra oscura (circuitos de fibra desplegados por un operador pero que no están siendo utilizados). La fundación Güifi.net tenderá fibra óptica a sus 7.000 usuarios sobre los postes telefónicos y sin las operadoras. Tres masías catalanas han empezado a instalar su propia fibra hasta el hogar, para disponer de Internet de alta velocidad sin necesidad de depender de un proveedor de Internet. Para llevar a cabo el proyecto, utilizarán los postes que Telefónica tiene instalados en los caminos -la ley obliga a la operadora a ofrecer acceso a sus infraestructuras- y se apoyaran en la fibra oscura que muchos ayuntamientos de la zona, concienciados con la importancia de invertir recursos públicos en dotar de buena conectividad a los municipios, han instalado. El objetivo es llegar hasta el punto neutro de interconexión de Cataluña, el CATNIX, para hacer peering con otros socios y salir a Internet.

INVERSIONES IMPRESCINDIBLES

Ahora que la UE deshoja la margarita de los 400.000 millones que necesitan sus redes, la CMT española, con la regulación más exhaustiva de Europa de las redes de telefonía fija de nueva generación, sigue los pasos de Holanda y Francia. Bruselas, por mucho que tarde en su proyecto de regulación para la fibra, no promete nada muy diferente a las propuestas de la CMT: libertad para que Telefónica pueda desplegar su red Futura y obligación a las ´telecos´ dominantes de compartir sus redes ultra rápidas.

Telefónica deberá abrir a sus competidores su red de fibra óptica, tal y como exigía Bruselas, pero sólo parcialmente, para ofertas de velocidades hasta de 30 megabits por segundo (Mbps), como pretendía la CMT. Para 2011 se triplicará en la UE el actual volumen de tráfico existente en internet, mientras que para 2013 los contenidos digitales se habrán multiplicado por diez y coparán el 80% del total en 2020. La cristalización de esta nueva realidad está, sin embargo, en el aire. Al ritmo actual, el Viejo Continente tardará alrededor de veinte años en renovar sus redes y la dirección que lleva la política de Bruselas puede cuajar en una ralentización adicional.

El horizonte de las inversiones será imprescindible. También en España. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones perfila el mapa de la fibra óptica de nueva generación, un tejido que según la CMT puede llegar en 15 años hasta a un 46% de las viviendas españolas, no más.  Y con él, comienza a delinear las fronteras de la carrera por el FTTH que hasta ahora reposa casi en exclusiva en los hombros de Telefónica. No será así si la geografía de la Comisión se cumple: a contrapié de la guerra que Vodafone y Orange llevaron a Bruselas, el regulador español les recuerda que el mercado de 2023 será rentable para la competencia de tres redes de fibra ópticas nacionales que llegarán hasta los edificios, pero la dimensión de los peajes están ya sobre la mesa: sólo en Madrid y Barcelona la inversión total de Telefónica será de 365,5 millones de euros, pero para cualquier alternativo superaría los 421 millones en cada ciudad, aun alquilando la canalización de Telefónica, y que supone un buen ahorro en obra civil.

LA FIBRA, MÁS LENTA

Las operadoras tienen a mano las tecnologías inalámbricas, el 3G, 4G y WiMAX, que cada vez ofrecen más capacidad de transmisión por menos dinero. Nada que no hayan hecho, entre tanto, en el resto de la UE. Telefónica -con alrededor de 5.000 clientes de FTTH, que reciben velocidades de 10 y 30 megas- amasa la calma del FTTH, se blinda en un despegue selectivo, incluyendo áreas residenciales de nueva construcción, zonas con alto poder adquisitivo y empresas, en tanto la demanda de la alta velocidad no sea mayor.

Lo explicaba César Alierta durante su intervención en el Investor Day: la operadora trabaja en el desarrollo de nuevas soluciones de banda ancha móvil, en la mejora del ADSL y en el despliegue selectivo de fibra óptica hasta el hogar con la vista puesta en  320 millones de clientes en 2012, pero sigue una bitácora más diversificada, más innovadora - con un 27% de ingresos procedentes de la banda ancha y las nuevas aplicaciones, y "más móvil", con un 80% de los accesos a través de la telefonía móvil. Sintoniza con la tendencia europea: la operadora tiene ya 350.000 hogares o empresas pasadas por la red de fibra, lo que significa que pueden acceder a ella si quieren y si Telefónica se lo ofrece. El número de clientes es más bajo: 10.000 hogares y 15.000 corporaciones están conectados ya al servicio.

Pero en la transición, busca potenciar la tecnología VDSL2, que permite velocidades más altas que el ADSL, más calidad, nuevos servicios y capacidad de subida igual a la de bajada. ya ha lanzado las primeras modalidades de 3, 6 y 10 megas y de 25 megas de bajada y un megabit de subida y, como reconocen las pruebas de adslzone.es, el porcentaje de eficiencia de esta tecnología que ofrece más del 95% de la velocidad contratada. En 2012, el 71% de los bucles tendrá acceso a 10 megas, pero sólo el 23% llegará a 25 megas. , Telefónica garantizará el 80% de velocidad con VDSL mientras que en Europa las conexiones de 50 megas sólo llegarán a los abonados que se encuentren a menos de 300 metros de la central o nodo remoto.  Vodafone también han lanzado planes pilotos en Alemania con esta tecnología ofreciendo las mismas velocidades. Pero en  España, aunque la CMT acaba de rebajar un 26% el precio mayorista del VDSL2  ningún rival del ex monopolio esté interesado en ofrecer esta tecnología.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...