edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
09/09/2013

Monte dei Paschi bordea el riesgo de una nacionalización tras obligarle la UE a doblar la recapitalización prevista

El banco padece una crisis ocasionada por la mala gestión y la compra sobrevalorada de la filial del Santander Banca Antonveneta
Carlos Schwartz

La Comisión Europea que ha revisado en julio el plan de reestructuración del banco más antiguo del mundo, Monte dei Paschi (MPS) estrechamente vinculado al Partido Democrático en el Gobierno ha emplazado ahora a Italia para que el incremento de capital previsto sea de 2.000 millones de euros, el doble de lo que el Banco de Italia y el ministerio de Finanzas habían acordado con la entidad.

La Comisaría Europea de la Competencia presidida por Joaquín Almunia exige además reducir paulatinamente la cartera de deuda pública del banco, que es de 29.000 millones de euros, como condiciones para que el estado conceda ayudas por 4.100 millones de euros adquiriendo bonos del banco. Sin embargo, la posibilidad de que la ambiciosa ampliación de capital exigida no se pueda completar deja en pie la posibilidad de que el estado capitalice sus posiciones acreedoras y el banco sea nacionalizado lo que provocaría una verdadera conmoción política y económica en el país que pretende anunciar, como España, que lo peor de la crisis ha pasado.

De acuerdo con los analistas financieros en Italia el denominado core capital del banco, es decir el que puede absorber pérdidas, representa sólo el 6,5% de los activos ponderados por el riesgo lo que hace imprescindible la ayuda del estado. El escándalo de la mala gestión de la entidad adquirió difusión internacional tras denunciar los nuevos ejecutivos de la entidad una serie de operaciones de derivados hechas al margen del consejo de la entidad que ocasionaron fuertes pérdidas por la crisis de la deuda soberana italiana. También ha salido a la luz que el Banco de Italia dio ayudas ocultas al banco en la forma de préstamos de deuda pública para que la entidad la pudiera pignorar en el Banco Central Europeo en diciembre de 2011. La Fundación Monte dei Paschi de la ciudad de Siena propietaria del 37,5% del capital del banco está al borde de la quiebra por la suspensión de los dividendos. La Fundación MPS está bajo el control de los partidos políticos de Siena, en particular del Partido Democrático al que pertenece el primer ministro Enrico Letta. Las investigaciones de la fiscalía de Siena se han ramificado y hecho más complejas a medida que pasan los meses.

Ya no sólo se trata de las operaciones de derivados y la adquisición al Banco de Santander de su filial en Italia Banca Antonveneta que tuvo un sobreprecio de 3.000 millones de euros en seis meses tras su compra por 6.000 millones de euros a ABN Amro y su posterior venta en 9.000 millones. También se investiga el suicidio del jefe de comunicación de la entidad que se arrojó desde una ventana del banco. No parece que la Comisaría de la Competencia vaya a dar a torcer su brazo en la cuestión del saneamiento del banco, aunque el hecho de que Italia no haya solicitado una ayuda específica para la crisis bancaria a la Unión Europea da un cierto margen de discrecionalidad al Gobierno en el manejo de la crisis. Comienza a ser obvio que uno de los objetivos del proceso es no descargar las pérdidas sobre los accionistas, algo que liquidaría a la Fundación MPS, pero no parece claro que este afán de preservar los intereses políticos vaya a tener éxito. Hay verdadera presión sobre el conjunto de la banca italiana para que haga provisiones para la morosidad creciente y posibles pérdidas futuras por el deterioro de los activos, un asunto que los bancos italianos soslayan.

En julio el Fondo Monetario Internacional (FMI) llamó la atención de Italia sobre este asunto y recomendó que se reforzara al sistema bancario, se incrementaran las dotaciones para los créditos en mora que han comenzado a crecer, y solicitó una acción decidida en torno a MPS para evitar que su situación afecte al resto de las entidades de crédito. El Gobierno ha sorteado la posibilidad de una nacionalización lisa y llana para no verse envuelto en el proceso de indagación criminal de un lado y para no atacar frontalmente los intereses políticos en torno a la Fundación MPS. Ahora las exigencias de Competencia ponen en riesgo el diseño de ese plan. Entre las exigencias del regulador europeo se encuentra la de reducir la exposición al riesgo soberano en más de 320 millones de euros y la eliminación de sus estructuras de trading propietario. El conjunto de exigencias incluye los acuerdos de remuneración con la alta dirección de la entidad, a pesar de que el actual presidente de la entidad, Alessandro Profumo, y el consejero delegado Fabrizio Viola han renunciado a su sueldo anual. Sin embargo los acuerdos no se han hecho públicos y los observadores consideran probable que haya una remuneración vinculada al éxito del saneamiento de la entidad que no es conocida pero ha sido notificada a la Comisión Europea (CE).

El ministro de Finanzas italiano, Fabrizio Saccomanni, sugirió en julio que en torno al proceso de saneamiento de MPS había una negociación en curso. De acuerdo con fuentes ministeriales “la CE no ha rechazado el plan, simplemente solicita una serie de modificaciones al mismo”. Saccomanni y Joaquín Almunia se han vuelto a ver las caras este fin de semana, pero no parece que la “negociación” haya cambiado sustancialmente. Más bien por el contrario Almunia ha filtrado la información sobre los requisitos de capital para MPS, bastante por encima de lo que el Gobierno italiano había previsto. De acuerdo con las fuentes consultadas la negociación ha tropezado con un obstáculo insalvable. Los requisitos de capital del banco. El fracaso de una ampliación de capital de la magnitud exigida dará paso a la nacionalización de la entidad y a la pérdida por parte de la Fundación MPS de su posición de primer accionista. Es lo que tiene la mala gestión acoplada a los intereses políticos en tiempos de crisis. Queda por saber si la compra de Antonveneta generó comisiones ilegales tal como sospecha la fiscalía de Siena.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...